biomasa

El Ciemat participa en el impulso a la gasificación de la biomasa en Chile

0
Construcción, instalación y puesta en marcha de gasificadores de biomasa para comunidades aisladas. Con este proyecto comenzó en 2012 la colaboración entre el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) de España y el Centro de Estudios de los Recursos Energéticos de la Universidad de Magallanes (CERE-UMAG) de Chile. Hoy en día dicha colaboración se ve reforzada con otro programa de cooperación internacional, la creación de un activo departamento de biomasa en el CERE y la determinación de la madera de una especie de roble (lenga) como la más propicia para los procesos de gasificación.
El Ciemat participa en el impulso a la gasificación de la biomasa en Chile
El investigador del Ciemat durante uno de los seminarios en los que participó en Chile

A finales de diciembre el Ciemat informaba de la estancia de asesoramiento científico e investigación de José María Sánchez, jefe de la División de Combustión y Gasificación en el CERE-UMAG de Punta Arenas, Chile, como parte del proyecto Fortalecimiento línea de valorización termoquímica de residuos y biomasa.

Dicha iniciativa se enmarca en el Programa de Cooperación Internacional del Concurso Nacional de Atracción de Capital Humano Avanzado del Extranjero a Chile, y está financiada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt). Se desarrolla entre septiembre de 2018 y marzo de 2020.

Según el Ciemat, el nuevo proyecto permite avanzar en la colaboración entre la División de Combustión y Gasificación de este centro y el CERE-UMAG, iniciada en 2012 con la ejecución del proyecto del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico FONDEF D11R1002 Construcción, instalación y puesta en marcha de gasificadores de biomasa para comunidades aisladas.

La astilla lenga, o roble de Tierra de Fuego, óptima para la gasificación
En este proyecto se trabajó principalmente con astillas de lenga, también conocido como roble de Tierra del Fuego, haya austral o roble blanco. La intención fue determinar mediante un gasificador comercial, las condiciones que permitan su uso en el sector rural de la región de Magallanes.

Una de las conclusiones fue que “respecto de la calidad del gas producido, presenta mejores porcentajes de cada componente (metano, dióxido de carbono, monóxido de carbono…), comparado con lo encontrado en la literatura para otros tipos de biomasa, lo cual nos indica un atractivo potencial energético de las astillas de lenga”.

Desde el CERE también reconocen que la nueva línea de Biomasa de este centro nació gracias al apoyo del proyecto FONDEF para “contribuir a la diversificación de la matriz energética regional incorporando a la biomasa proveniente de residuos forestales como recurso energético”.

Fortalecer la I+D+i, la formación y el trabajo en red
Por su parte el Ciemat informa que con la continuación del proyecto, ahora financiado por el Conicyt, se quiere fortalecer la I+D+i en la Universidad de Magallanes, y en específico en el CERE y los Departamentos de la Facultad de Ingeniería que se involucran en la propuesta en temáticas asociadas a transformación termoquímica de biomasa y residuos, control de emisiones y desarrollo de combustibles alternativos.

Otros de los objetivos del nuevo proyecto son la formación de recursos humanos en las áreas mencionadas, impactando a los estudiantes de pregrado y post-grado de la Universidad de Magallanes y de redes de colaboración;  y el fortalecimiento de la relación de colaboración entre Ciemat, CERE, UMAG, otras universidades y centros de investigación en Chile e instituciones públicas y privadas.

Precisamente, en relación con la formación de redes de colaboración, el CERE informaba la semana pasada de la creación, junto a doce instituciones iberoamericanas más, de la Red Iberoamericana de Tecnologías de Biomasa y Bioenergía Rural, que se conoce con el acrónimo de ReBiBiR.

El objetivo principal de la red es “promover el uso y manejo eficiente de la biomasa sólida y su valorización energética térmica en el ámbito rural y urbano-marginal iberoamericano”. La red pretende que “se releve, comparta, discuta, consensue y ponga a disposición de la región los avances tecnológicos fundamentales para la construcción sinérgica de comunidades y territorios más sustentables y resilientes frente al cambio climático”.

Añadir un comentario