biomasa

Alegaciones de ecologistas y adjudicación a Acciona de la planta de Forestalia en León

1
La pasada semana Forestalia anunció la adjudicación a Acciona de la construcción de la planta de biomasa de Cubillos del Sil (León) de 50 megavatios. Se prevé que las obras comiencen en 2018 y se prolonguen hasta 2020. Por otro lado, finalizado el plazo de exposición pública de los documentos de la instalación, Bierzo Aire Limpio presentó también la pasada semana numerosas alegaciones basadas tanto en el origen de la biomasa como en las emisiones contaminantes.
Alegaciones de ecologistas y adjudicación a Acciona de la planta de Forestalia en León
Imagen de la campaña de Bierzo Aire Limpio contra la planta de biomasa de Cubillos del Sil

Forestalia recuerda que la construcción de la planta de Cubillos del Sil “supone una inversión inicial aproximada de cien millones de euros y se encuadra en los proyectos desarrollados tras la subasta de energías renovables realizada en enero de 2016”. Tras añadir que “contará con las últimas novedades tecnológicas aplicadas a plantas de biomasa agroforestal”, anuncia que ha adjudicado a Acciona Industrial el proyecto llave en mano para su ejecución.

“El acuerdo con Acciona Industrial también supone la operación y el mantenimiento de la planta por quince años”, precisan, para concluir que “la experiencia aportada por Acciona ha sido un factor determinante a la hora de elegirla para su ejecución, dada su dilatada experiencia en proyectos EPC (llave en mano) de biomasa”.

Acciona construye plantas de biomasa e incineradoras de residuos
Acciona Energía cuenta con experiencia en el sector de la biomasa, tanto en logística de aprovisionamiento como en la explotación de las plantas, con tres actualmente en operación: Sangüesa (30 MW), en Navarra; Briviesca (16 MW), en Burgos; y Miajadas (15 MW), en Cáceres. Por otro lado, Acciona Industrial ha construido varias incineradoras a partir de residuos sólidos urbanos, como las de Mataró (Barcelona) y Cerceda (A Coruña).

Una de las alegaciones presentada por Bierzo Aire Limpio al proyecto de construcción de la planta de Cubillos del Sil hace mención precisamente al temor de que “se terminen incinerando otro tipo de residuos, que por su cercanía y para abaratar gastos de transporte sean más rentables, como pueda tratarse de la basura acumulada en el vaso de rechazo del vertedero de San Román de la Vega”.  

300.000 toneladas de biomasa forestal y paja de cereal
Señalan desde Bierzo Aire Limpio que es imposible abastecer con biomasa forestal cercana las 400.000 toneladas al año previstas, alegando que la producción en El Bierzo y Laciana ascendió en 2008 a 270.000 toneladas (dato del Ciemat). Lo cierto es que la cifra que presentó Forestalia dentro de los documentos expuestos a consulta pública habla de 300.000 toneladas.

Recuerda la compañía que “dada la alta eficiencia de la planta, se estima que será necesario el consumo anual de unas 300.000 toneladas de biomasa, cantidad mucho menor que la solicitada en la autorización ambiental integrada. La procedencia de esta biomasa será única y exclusivamente agroforestal, disponible gracias a las limpiezas ordenadas de montes y a la paja de cereal de cultivos del entorno”.

“La planta con menores emisiones y mejor eficiencia de Europa”
Entre las alegaciones de Bierzo Aire Limpio también destacan las que hacen referencias a las emisiones que provocaría la planta: “dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, partículas en suspensión y sustancias peligrosas como los benzopirenos”. Es una contestación similar a la recibida por la planta de Monzón, en Huesca.  

Desde Forestalia contestan que “con el esfuerzo tecnológico previsto, será la planta con menores emisiones y mejor eficiencia de Europa, cumpliendo sobradamente no solo con la estricta normativa ya vigente, sino también con las últimas recomendaciones de la Unión Europea, de cara a los objetivos planteados por la Comisión Europea para el año 2020”.  

Dentro del Plan de Dinamización Económica de las Comarcas Mineras
La misma compañía estima que “los trabajos comenzarán en la primera mitad de 2018 y se prolongarán durante todo el año 2019”. También recuerda que cuentan con el respaldo de la Junta de Castilla y León y de Sodical Instituto Financiero, en el marco del Plan de Dinamización Económica de las Comarcas Mineras. Cuando se aprobó este último se citaba a la biomasa como una de las destinatarias de los fondos para financiar nuevas inversiones.

En la campaña de Bierzo Aire Limpio contra la planta también afirman que “las ayudas públicas con las que se quiere realizar este proyecto deberían invertirse de manera sostenible, para ello hemos creado una página donde recogeremos todos los proyectos que ayuden al desarrollo de nuestra comarca, a la creación de empleo y, en definitiva, a la fijación de población”.

Añadir un comentario
Ignacio
Las alegaciones de Bierzo Aire Limpio indicando que se incinerarán residuos sólidos urbanos en la planta de biomasa solo tiene una explicación: no tienen ni idea de cómo se queman las biomasas para producer electricidad, ni cómo se incineran residuos. Que haya \"fuego\" no implica que el proceso sea el mismo. Meter en una parrilla de biomasa RSU literalmente te cargas la planta, y a ver quien se atreve a cargarse unos equipos con un valor de 100 millones de €.