biogás

Nuevo paso para abrir un futuro comercial al power-to-gas en España

0
Producción de biometano sintético, apto para inyectarlo en la red de gas, a partir del hidrógeno obtenido con el excedente de electricidad renovable (eólica o fotovoltaica) mezclado con el CO2 procedente de biogás. En esto consiste el power-to-gas (P2G), una tecnología en fase aún de investigación en España a la que Gas Natural Fenosa le acaba de dar un empujón con la puesta en marcha de una planta piloto dentro del proyecto CoSin.
Nuevo paso para abrir un futuro comercial al power-to-gas en España
Responsables del proyecto CoSin en la planta de metanación de Sabadell

“El objetivo principal es desarrollar combustibles sintéticos a partir de carbono de origen biogénico y agua”. Así se presenta un proyecto que lidera y coordina Gas Natural Fenosa, responsable además de la construcción, puesta en marcha y pruebas de una planta piloto situada en la depuradora de aguas residuales de Sabadell, que trata el agua de 200.000 habitantes del área metropolitana de Barcelona.

Según informan desde Gas Natural Fenosa, la tecnología que se desarrollará en Sabadell consiste en la producción de hidrógeno y su combinación con dióxido de carbono procedente del biogás generado con los lodos de la depuradora. También señalan que CoSin se “engloba en el concepto power-to-pas, que se basa en convertir y almacenar los excesos de electricidad provenientes de fuentes renovables aleatorias, como la fotovoltaica y la eólica, en gas metano”.

Biometano que cumple con la “restrictiva” legislación española
“La mayor ventaja de esta estrategia es que el gas de origen renovable puede ser transportado y almacenado en la infraestructura de gas actual”, explican desde la compañía, que también es responsable del diseño, instalación y seguimiento del sistema de monitoreo de gases de la planta. También señala que la depuración del biogás lo lleva a cabo Cetaqua y la metanación posterior la misma compañía gasista.

Explican igualmente que “la reacción de metanación se lleva a cabo en condiciones de temperatura y presión habituales en los procesos industriales” y que, debido a que “la legislación actual española es muy restrictiva y exige un porcentaje de metano superior al 95% para ser inyectada en la red de gas, el proceso de metanación y el sistema de monitorización están expresamente diseñados para el caso español”.

CoSin forma parte de una iniciativa conjunta con el Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC) y la empresa alemana Ineratec, que ha colaborado en el diseño, construcción y puesta en marcha de la planta. Está dentro de la Comunitat RIS3CAT Energia, creada por la Generalitat de Catalunya a través de ACCIÓ-Agència per la Competitivitat de l'Empresa.

“Potente vector energético”
La operación experimental de la planta piloto se inició en mayo, y está previsto que tenga una duración de un año y medio. Además de los lodos de depuradoras, afirman que “se contempla la posible utilización de fuentes de carbono como la biomasa forestal y los purines”.

Será un paso más en la investigación hacia la escala comercial de una tecnología en la que se investiga desde organismos como el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), cuya directora de Energía, María Luisa Castaño, la definió recientemente como “potente vector energético”.

La propia Gas Natural Fenosa ya participó en otro proyecto, Renovagas, liderado por Enagás y con otra planta piloto por medio en una depuradora, en este caso en Jerez de la Frontera (Cádiz), para la “producción de gas natural sintético (GNS) a partir de hidrógeno electrolítico producido mediante energías renovables y su metanación con CO2 procedente de biogás”.

Añadir un comentario