biocarburantes

Neste Oil inaugura su macro-planta de biodiésel de Rotterdam

0
Miembros de los gobiernos de Holanda y Finlandia, además de representantes de Neste Oil y otras empresas, coincidieron en señalar a la nueva planta que esta compañía ha construido en Rotterdam (Holanda) como la más grande de Europa. Aparte de la cantidad en la producción (800.000 toneladas al año) destaca la variedad en el abastecimiento de materias primas (cultivos energéticos, residuos agro-alimentarios, aceites de algas y vegetales usados y grasas animales), que permiten elaborar nuevos tipos de diésel renovable.
Neste Oil inaugura su macro-planta de biodiésel de Rotterdam

Realmente, la planta de Neste Oil en el puerto de Rotterdam lleva en marcha desde el pasado mes de septiembre, pero el 19 de diciembre tuvo lugar la inauguración oficial. La cita supuso todo un acontecimiento económico y político, al reunir a más de 150 invitados, entre los que se encontraban el viceprimer ministro de Economía, Agricultura e Innovación de Holanda, Maxime Verhagen, miembros del gobierno finlandés y otros representantes políticos y empresariales. Con esta instalación, Neste Oil es propietaria de dos de las mayores factorías de biocarburantes del mundo. La otra está en Singapur y es de las mismas características.

Como la planta asiática, la de Rotterdam también produce diésel renovables con la tecnología NExBTL, patentada por la compañía finlandesa. Matti Lievonen, presidente y consejero delegado de Neste Oil, afirmó que “gracias al duro trabajo y a la cooperación entre quince socios hemos construido la refinería de diésel renovable más grande de Europa en tan sólo dos años”. Para Lievonen, “el puerto de Rotterdam cumple todas nuestras expectativas: tiene una ubicación céntrica en relación a nuestro producto y la materia prima usada y está cerca de los flujos de nuestros principales mercados y clientes en Europa”. También agradeció el apoyo del gobierno de Holanda a la iniciativa.

Bajo el esquema de sostenibilidad ISCC, uno de los siete aprobados por la Comisión Europea
Según datos aportados por Neste Oil, la planta, que se acerca al concepto de biorrefinería, tiene una capacidad de producción anual de 800.000 toneladas y ha conllevado una inversión de 670 millones de euros. El sistema NExBTL admite una amplia variedad de aceites vegetales, subproductos del refino de aceites vegetales (por ejemplo, estearina), así como aceites usados y grasas que “cumplen con los estrictos criterios de sostenibilidad incluidos en el Directiva de Energías Renovables de la UE”, señalan en la empresa. Entre esas materias primas también está el aceite de algas, gracias sobre todo a los trabajos que la compañía finlandensa lleva a cabo junto a varios organismos de investigación holandeses.

La información de Neste Oil añade que la producción está reconocida por el ISCC (International Sustainability and Carbon Certification), uno de los siete primeros esquemas de certificación de sostenibilidad de biocarburantes aprobados por la Comisión Europea. El ISCC está desarrollado principalmente por empresas suministradoras de materias primas y ha contado con la participación de organismos de investigación y la ONG conservacionista WWF. En total, engloba a 55 miembros, cubre todo tipo de biomasas y biocarburantes y está respaldado por el Gobierno alemán.

Con la factoría de Rotterdam, que emplea a 150 personas, Neste Oil suma dos millones de toneladas de biocarburantes de capacidad de producción. A las mencionadas de Singapur y Holanda, se añaden dos plantas en la refinería de Porvoo, en Finlandia, que entraron en funcionamiento en 2007 y 2009 y tienen una capacidad total de 380.000 toneladas anuales. Esto, según la compañía, refuerza su posición como “principal productor de diésel renovable en el mundo, y ayuda a cumplir con las crecientes necesidades energéticas con combustibles renovables con bajas emisiones”.

Más información:
www.nesteoil.com







Añadir un comentario