biocarburantes

La CE hace oficial el “recorte” a los biocarburantes para limitar la reconversión mundial de tierras

0
“Estudios científicos recientes han puesto de manifiesto que si se tiene en cuenta el cambio indirecto del uso de la tierra, algunos biocarburantes ocasionan tantas emisiones de gases de efecto invernadero como los combustibles fósiles a los que sustituyen”. Con esta premisa, entre otras, la Comisión Europea ha hecho oficial hoy mismo su propuesta para “limitar la reconversión mundial de tierras con miras a la producción de biocarburantes e incrementar los beneficios climáticos de los empleados en la UE”. Nada que no se supiera, por lo que se confirma que los procedentes de cultivos solo contarán en un 5% para alcanzar el objetivo del 10% de renovables en el transporte en 2020.
La CE hace oficial el “recorte” a los biocarburantes para limitar la reconversión mundial de tierras

La Comisión publica hoy la propuesta para “limitar la reconversión mundial de tierras con miras a la producción de biocarburantes e incrementar los beneficios climáticos de los empleados en la UE”. Con ello se pretende fomentar el desarrollo de biocarburantes alternativos o de segunda generación, a partir de materia prima no alimentaria, como desechos o paja, “que emitan muchos menos gases de efecto invernadero (GEI) que los combustibles fósiles y no interfieran directamente en la producción mundial de alimentos”. Y añaden que “por primera vez, se tendrá en cuenta la incidencia global de la reconversión de tierras (cambio indirecto del uso de la tierra, ILUC en sus siglas en inglés) al evaluar las emisiones de GEI de los biocarburantes.

En el comunicado de la CE, Günther Oettinger, comisario de Energía, afirma que “esta propuesta fomentará la producción de biocarburantes más avanzados que los actuales, que emitirán muchos menos GEI, crearán puestos de trabajo y reducirán la factura de los combustibles que importamos”. Connie Hedegaard, comisaria de Acción por el Clima, ha precisado que “para que los biocarburantes contribuyan a combatir el cambio climático, debemos utilizar los realmente sostenibles. Tenemos que invertir en los que reduzcan de verdad las emisiones y no compitan con la producción de alimentos. Ello no significa en modo alguno que abandonemos los de primera generación, sino que es una señal clara de que su crecimiento futuro debe venir de la mano de los avanzados. Cualquier otra cosa será insostenible”.

“Ha quedado patente que no todos son iguales en emisiones de GEI”
Para la Comisión, a medida que el mercado de los biocarburantes ha crecido, ha quedado patente que no todos son iguales en emisiones de GEI como consecuencia del cambio de uso de la tierra a escala mundial. En este aspecto, la CE se decanta definitivamente por los estudios científicos que “han puesto de manifiesto que, si se tiene en cuenta el ILUC, por ejemplo cuando la producción de biocarburantes hace que la producción de alimentos o piensos se desplace a tierras que previamente no eran de labor, como las superficies forestales, algunos ocasionan tantas emisiones de GEI como los combustibles fósiles a los que sustituyen”.

La propuesta afecta a la modificación de dos directivas, la de energías renovables y la de la calidad de los combustibles. El contenido literal de esas modificaciones es el siguiente:

“Incrementar al 60% el umbral mínimo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de las nuevas instalaciones, para mejorar la eficiencia de los procedimientos de producción de biocarburantes y desincentivar las inversiones en instalaciones cuyo rendimiento, medido en emisiones de GEI, es malo”.

“Incluir los factores de cambio indirecto del uso del suelo en la comunicación por los suministradores de combustible y los Estados miembros de la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero de los biocarburantes y biolíquidos”.

“Limitar al nivel de consumo actual (5%) el volumen de biocarburantes y biolíquidos producidos a partir de cultivos alimentarios que puede contabilizarse en el porcentaje del 10% fijado como objetivo de energía renovable para el sector del transporte de la UE de aquí a 2020, sin variar los objetivos generales de producción de energía renovable y disminución de las emisiones de carbono”.

“Arbitrar incentivos de mercado para los biocarburantes que no supongan emisiones por cambio indirecto del uso del suelo o que supongan pocas emisiones de esa naturaleza, y, en particular, para los de segunda y tercera generación producidos con materia prima que no genere una demanda adicional de tierras como, por ejemplo, las algas, la paja y varios tipos de desechos, dado que contribuirán en mayor medida a alcanzar el objetivo del 10% de energía renovable en los transportes”.

Por último, la Comisión advierte de que, aunque la propuesta no anula la posibilidad de que los Estados miembros den incentivos financieros a los biocarburantes, “después de 2020 únicamente deben recibir ayuda financiera si reducen notablemente las emisiones de GEI y no se producen a partir de cultivos que se utilizan para producir alimentos o piensos”.


Añadir un comentario