biocarburantes

Eco-Energy y Copersucar crean la mayor red mundial de distribución de etanol

0
En un momento en que tanto en Estados Unidos como en Brasil las malas cosechas de maíz y caña de azúcar, respectivamente, han puesto en la picota producciones y empresas fabricantes de etanol, la integración de la brasileña Copersucar en la estadounidense Eco-Energy se vende como una de las alternativas para afrontar la nueva situación. Se trata de dos gigantes de la producción y la distribución dentro de las dos potencias mundiales del etanol. Este paso les permitirá gestionar una oferta global de este biocarburante de 10.000 millones de litros anuales, lo que supone más del 10% mundial.
Eco-Energy y Copersucar crean la mayor red mundial de distribución de etanol

Copersucar, la mayor comercializadora de azúcar y etanol de Brasil, y Eco-Energy, una de las principales distribuidoras de biocarburantes de Estados Unidos, anunciaron la pasada semana “la internacionalización de sus operaciones de etanol a través de una inversión conjunta en Eco-Energy para construir y ampliar su plataforma integrada de biocarburantes”. Este acuerdo permite sumar una capacidad de oferta de biocarburantes que asciende a 10.000 millones de litros anuales (repartidos casi al 50%) y una significativa presencia en las dos primeras potencias productoras de etanol. Dicha cifra supone el 12% de la producción mundial de etanol, que en 2011 fue de 84.500 millones de litros.

Según una información al respecto de EFE Verde, la operación prevé una inversión conjunta para fortalecer y expandir Eco-Energy y transformarla en una plataforma integrada de biocarburantes, que nace como líder mundial del sector. La misma agencia subraya que Copersucar aportará un volumen de recursos superior que le permitirá asumir el control accionarial del grupo resultante, aunque la compañía brasileña no precisó el porcentaje de participación que adquirió y el valor del negocio.

Líderes en producción, distribución, logística y marketing  
La brasileña Copersucar se constituyó en 2008 y también opera en el sector de la producción. Su modelo de negocio integra tanto a productores asociados, que suman 48 fábricas, como a los no asociados, que son cerca de 50 plantas, dentro de un sistema de logística, transporte, almacenamiento y comercialización a gran escala. En Copersucar afirman que durante la campaña 2012-1013 comercializarán el 24% de la producción sucroenergética del centro y sur de Brasil. La labor de Eco-Energy comenzó hace veinte años y se centra en la distribución, logística y marketing. En la nota de prensa difundida por ambas compañías estiman el volumen de ventas de esta última en 3.000 millones de dólares, lo que representa el 9% del mercado de etanol en Estados Unidos.

Las similitudes entre una y otra compañía permitirán que se complementen mejor en su nueva andadura, “enfocada a la integración de la oferta y la demanda y las soluciones de logística a lo largo de toda la cadena de suministros”. Luis Roberto Pogetti, presidente del Consejo de Administración de Copersucar, considera que su empresa “ampliará la escala de operaciones en los dos principales mercados de etanol en el mundo, que son los Estados Unidos y Brasil, en volumen de producción y consumo". Desde Eco-Energy, su director general, Chad Martin, afirma que “la industria de los biocarburantes sigue en desarrollo y expansión más allá de las fronteras de América del Norte y tenemos que trabajar constantemente en la apertura de nuevos mercados y también para cumplir con las necesidades del mercado interior acorde con la Renewable Fuel Standard (la norma que establece las cantidades de biocarburantes a producir)”.

La transacción aún está sujeta a la aprobación del Gobierno de los Estados Unidos, pero supone un movimiento importante en un sector que ha sufrido con dureza las consecuencias de las malas de cosechas de maíz, en EE.UU, y de caña de azúcar, en Brasil. Durante 2001, la producción mundial (que se circunscribe prácticamente a estos dos países) bajó en 500 millones de litros, cuando la tendencia de los años anteriores había sido de continuo crecimiento. De cara al futuro, deberán tener en cuenta que tanto el etanol de maíz como el de caña de azúcar verán reducir su participación en los objetivos de renovables en el transporte en la UE si prospera la propuesta de modificación de directivas de la Comisión Europea sobre biocarburantes basados en cultivos.

Añadir un comentario