antonio de lara cruz

¡¡Bravo ministra!!

3
Uno de los postulados de lo que llamamos el mundo occidental y de la Unión Europea en particular es el libre mercado. En base a este sistema económico se han obtenido grandes logros de prosperidad. Por ello cualquier intervención sobre el mismo es mirada con grandes reservas e incluso rechazada a priori. Sin embargo, en contra de los puristas de este sistema, los paises de la Unión decidimos intervenir  en el mercado energético penalizando las emisiones de CO2, para tratar de atajar el calentamiento global. Cuando se tomó esa decisión se rompió con las reglas del mercado. Por esto, aplicarlas ahora de manera rígida, ya no siempre será lo más adecuado.
¡¡Bravo ministra!!

Cuando se interviene una vez, se está condenado a intervenir más veces.

Como advertí en agosto del año pasado, la intervención anterior provocó el abandono del carbón. Este tenía un suministro diversificado, era fácilmente transportable y almacenable. Pero se sustituyó por gas. Esto ha dejado a la UE muy vulnerable ante Rusia, la cual, como decía allí “tiene antecedentes de usar los suministros energéticos con fines políticos”.

Efectivamente, siguiendo e intensificando este comportamiento, Rusia ha aprovechado el invierno para invadir Ucrania con fines anexionistas. Nosotros hemos respondido con dos intervenciones más en el mercado energético. No poner en servicio el gasoducto Nord Stream II y comprar GNL a EEUU en grandes cantidades. Claro, mucho más caro por ser GNL y tener que ser transportado en barcos especiales y relativamente pequeños.

Estas intervenciones en el mercado, por sus efectos sobre los precios energéticos, dejan a Europa y a España en particular, abocados a una situación de inflación y desestabilización.

A pesar de esto, Alemania y otros ocho paises del norte de Europa, invocando la libertad de mercado, aunque quizás algunos con razones menos puras, siguen defendiendo no tocar las reglas del sistema marginalista de asignación de precios, en las subastas de electricidad.

Apelando a que somos una isla energética, para no escandalizar al personal, a España y Portugal se les va a permitir intervenir una vez más. Esto para suavizar los efectos multiplicadores del precio del gas que provoca dicho sistema.

Ministra, he leído en la prensa cómo va a ser la fórmula y por eso el título del artículo. La jugada según he entendido funciona de la siguiente manera:
• Se pone un precio máximo al gas para la generación eléctrica a la hora de ofertar. Esto hace que el precio de la electricidad esté limitado. Porque supongo que la hidráulica no se saldrá del plato, después de que a las compañías eléctricas se les llamó a arrimar el hombro en la Moncloa.
• Si el precio real del gas usado es mayor que este límite, la diferencia se le paga al generador con fondos de la tarifa eléctrica. Pero evitando así el efecto multiplicador de su transformación en electricidad y sobre todo evitando su repercusión en el resto de la generación a la que obliga el sistema marginalista.

Se trata de:
• No tocar el sacrosanto sistema marginalista para hacerlo digerible por la Comisión.
• Pagar con la tarifa eléctrica, los excesos del rechinante precio del gas antes de convertirse en electricidad.
• Hacer que el tema bélico no contamine al resto de producciones eléctricas.

De esta forma:
• Como en los ejercicios de artes marciales orientales, se le devuelve a Putin el envite, pero sin provocar. Diciéndole, esto no me hace tanto daño como pretendías, vamos a pactar.
• Jurídicamente nadie puede reivindicar daños, ya que son medidas excepcionales ante situaciones excepcionales provocadas por la guerra.
• De manera suave se abre la lata del cuestionamiento del sistema marginalista durante la Transición Energética. Como en los partidos de futbol cuando se mete el primer gol.

Si por fin se instala en lo que hoy es la “Excepción Ibérica” este sistema y el resto de países ve sus efectos beneficiosos, es de esperar que se revuelva el gallinero hasta el punto de que se generalice. Se conseguiría así con el tiempo la primera aspiración que llevábamos al Consejo Europeo.

¡Chapeau ministra!

Añadir un comentario
Lokiz
Igual me equivoco mucho, pero no veo los problemas que expone, Miguel. España ya lleva varios meses siendo exportadora neta, pero en un porcentaje despreciable respecto a la generación, por la realidad de cuasi isla energètica; no creo que el saldo exportador pueda aumentar mucho más: porque nos quisiera comprar Francia, ¿que va a ser, un 1, un 2%? Además, las subastas internacionales no van al precio del pool; se realizan subastas para varias semanas, donde los precios suelen ser bastante inferiores a los que va a costar generar, y se rigen más por los compromisos adquiridos que por la rigurosa oferta demanda.
Miguel
Aún tienen que redactar las medidas y en Europa aprobarlas.
Se tienen que analizar a fondo las consecuencias de esta intervención.
Por las medidas que he leído que van a tomar, y a falta de tener toda la documentación para hacer un análisis más preciso, puedo intuir varios efectos colaterales:
- El primero es que probablemente, las centrales térmicas de carbón y la cogeneración intentarán vender toda su producción a Francia, pues es casi seguro que tendrá precios más altos que España. La interconexión tendrá un balance neto totalmente exportador de electricidad generada con gas y carbón.
- La segunda consecuencia es que para suplir la generación de las centrales de carbón y cogeneración que pasarán a ser exportadas, en España se tendrán que activar más centrales de ciclo combinado. Es decir, España aumentará el consumo de gas.
-Como esta medida sólo podrá durar hasta el 30 de junio, la hidráulica que no esté vendida en contratos bilaterales no ofertará en el mercado. Esperarán con el agua en los embalses hasta que pase la medida. Durante ese tiempo, el gas tendrá que suplir su oferta. Esto significa más consumo de gas hasta el 30 de junio.
- Si en algún momento Francia tiene precios mucho más baratos que una central de ciclo combinado, pero más caro que la del mercado español intervenido, (por ejemplo 80€), Francia no podrá exportar electricidad a España porque estará por encima del precio de mercado establecido en España. ¿Esto lo aceptará Francia y la Comisión?. Me cuesta creerlo. En el hipotético caso de que lo acepten, tiene otra consecuencia para los españoles, pues España no importará esa electricidad (barata en estos momentos) y probablemente tendrá que generarla en España con gas, cuyo coste de mercado será más barato, pero su coste real será más caro para el consumidor. Es decir estaría creando una clara distorsión de mercado.
Nohemí
Y los franceses (y resto de europeos encantados porque podrán comprar electricidad en España más barata pagada por los españoles. ¡Bravo Ministra!
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).