antonio de lara cruz

Preparar un camino sin sobresaltos en el precio de la electricidad. Parte I: Modelo Inicial de Mercado

5

El precio de la electricidad subirá al valor que sea necesario para asegurar su suministro ininterrumpido. Por ello, tradicionalmente, el sistema eléctrico ha estado sometido a grandes cautelas. Si embargo la crisis climática obliga a cambiarlo decididamente. La transición emprendida es sin duda un experimento hacia las energías renovables. Como tal, este viaje está sujeto a incertidumbres y, esperemos que no, al riesgo de fracaso.

La UE ha decidido ser pionera en esto. Además, pretende que la transformación se realice en tiempo tasado. Todo ello en base a la creación de un mercado de derechos de emisión de CO2, los cuales van subiendo de precio conforme se va reduciendo su cuantía en el mercado. Este mecanismo resta competitividad a las tecnologías que usan combustibles que lo emiten, terminando con su expulsión del mercado.

Esto ya está pasando con el carbón el cual está en creciente desuso en muchos países. Pero este combustible aportaba flexibilidad y seguridad de suministro al sistema eléctrico. Esto último debido a tener un mercado mundial. Europa además de tener suministros autóctonos, se abastecía con barcos de gran tonelaje trayéndolo de sitios tan lejanos como Australia, Colombia o EE. UU.

El lugar del carbón lo ha ocupado el gas natural (GN), que de este modo se ha convertido en el combustible clave de la generación. Además, gracias al sistema marginalista de precios que rige en el mercado eléctrico, impone de hecho el precio de la electricidad.

Sin embargo, el GN, para atender a los volúmenes demandados actualmente, requiere gaseoductos; lo cual produce segmentación de mercados por zonas geográficas. Rusia, que es el segundo productor mundial de este gas, tiene poder de mercado en una zona donde la UE es muy deficitaria. Además, dicho país tiene antecedentes de usar los suministros energéticos con fines políticos. No será en esta ocasión su responsabilidad la estrepitosa subida del precio del GN, pero ésta, sumada a la de los derechos de emisión y al sistema de asignación de precios, ha encarecido de manera insoportable el precio de la electricidad.

No es adecuado que Europa mantenga esta situación de vulnerabilidad. Hubiese sido deseable que con la decisión de descarbonización se hubiese adoptado un modelo inicial de mercado capaz de amortiguar turbulencias como las actuales.

Este modelo, que estamos a tiempo de implantar, debería de considerar que en el pool confluyen dos tipos de productos:
• La electricidad bruta o de relleno, como la producida directamente por renovables.
• La electricidad flexible, como la producida por energías fósiles o el agua de embalses.

Entre ambas conforman un nuevo producto adaptado a la demanda del consumidor.
Habida cuenta que el escenario al que vamos se caracterizará porque la energía de relleno será dominante y más barata, mientras que la cuota de energía flexible será menor y mucho más cara, hubiese sido conveniente para minimizar el impacto de los precios de la electricidad flexible, partir con un método que calculase el precio de mercado como media ponderada de las ofertas casadas en el pool. Esto diluiría la actual y seguramente persistente elevación de precios del GN.

El Modelo Inicial de Mercado que propongo funcionaría con las siguientes reglas:
– La liquidación se realizaría al precio ofertado.
– Las instalaciones existentes del régimen general ofertarían al precio resultante de aplicar un algoritmo pactado. Este, referido a los costes de generación de la electricidad ofertada, incluyendo los de retribución de los capitales invertidos.
– Las nuevas instalaciones de renovables ofertarían al precio de adjudicación en las subastas.
– Las  instalaciones acogidas al régimen especial lo harían al mismo precio que las nuevas, sin menoscabo de recibir en la liquidación el precio que tengan garantizado.
– Un tratamiento similar operaría en otras instalaciones del régimen especial.

El pactar un algoritmo de retribución en estos momentos tiene la ventaja de que existen antecedentes no muy lejanos. Además, muchas de las instalaciones ya han sido retribuidas de esta forma, lo que supone un precedente.

Dadas las buenas perspectivas que se presentan para las hidráulicas de embalse, la eliminación de tecnologías flexibles como son las fósiles sería lo más conflictivo de pactar. Pero la Administración tiene la baza de poder alargar el periodo de concesión de estas en compensación. Lo cual, de modo diferido, compensaría el cambio, desahogando la actual situación.

¡Hay que hacerlo ya! Porque al fin y al cabo serán los consumidores los que van a soportar económicamente y con sus votos la necesaria transformación. (Continuará)

Añadir un comentario
Antonio de Lara Cruz
Mira Sol Mediterráneo, lo que pagamos del mix actual es un batiburrillo donde se mezclan dos tipos de retribucion : -Costes \" feed in tariff\" o Recore que al fin y al cabo son costes reconocidos primados, como ayuda para introducir la tecnología -Precios que no atienden a costes sino a lo que el comercializador/ consumidor está dispuesto a pagar en cada momento por el Mw-hora Y vendrá una tercera que la ministra acaba de introducir de manera inteligente con las subastas,  donde realmente de manera competitiva se le asignan precios al Mw-h pero evitando que estos se asignen en el mercado eléctrico. Donde por su inmediatez y tratarse de un producto esencial es impropio. Más aún si lo dominan energías cambiantes como las renovables. Mi propuesta es: -A las instalaciones actuales llévalas  a coste pactando un precio. Si este es mucho menor del actual pagueselo en diferido. Pero no asuste a los necesarios nuevos inversores que concluyan que España no es un país fiable. Esta sería la muerte del plan de descarbonizacion. Pero hágalo pronto porque la situación actual es asfixiante y traerá inflación y tipos de interés altos, que es otra forma de cargarse el plan
Sol Mediterráneo
Hace años (puede ser en 2.012) leí un buen artículo de Víctor Martínez en “El Mundo” donde desglosaba el precio del Mwh que pagábamos directamente más indirectamente por cada tecnología del mix, esto me acerco a la realidad del sistema, sabiendo que coexistían centrales amortizadas y de nueva construcción. Durante el encierro de la pandemia y con los datos del año 2.019 obtuve estos valores medios, que deben estar cercanos a los valores reales que pagamos en 2.019 por cada tecnología (estos datos no están contaminados por la problemática actual). Nuclear 57 Euros/Mwh. Eólica 85 Euros/Mwh. Ciclos Combinados 68 Euros/Mwh. Cogeneración 103 Euros/Mwh. Hidráulica 73 Euros/Mwh. T. Carbón 81 Euros/Mwh. Fotovoltaica 336 Euros/Mwh. Termosolar 312 Euros/Mwh. Si queremos reformar el sistema lo primero es actualizar el precio y la potencia que cada tecnología puede ofertar y estudiar su viabilidad en el marco de la transición energética 2.020 - 2.050. Finalmente reconocer que el Sistema se ha roto y los perjudicados son los usuarios y los beneficiarios las empresas eléctricas, las responsabilidades habrá que repartirlas.
Antonio de Lara Cruz
Gracias Luis por tu consideración. Mi opinión es que las compañías eléctricas en contra de lo que piensan los entusiastas del autoconsumo serán muy necesarias para dar estabilidad y continuidad al suministro eléctrico a corto medio y largo plazo. En un futuro donde la energía vendrá fundamentalmente del sol, del agua y del viento que son bienes públicos ,quizás la función se deba ejercer mediante una colaboración pública-privada.Siguiendo a Mariana Mazzucato habría  que\" fomentar la colaboración entre organizaciones públicas y privadas que trabajan juntas de manera simbiótica, para compartiendo riesgos y recompensas solucionar los problemas apremiantes de nuestro tiempo\". Ayudar  a salir al pais del atolladero en el que estamos metidos, puede ser una oportunidad para iniciar este tipo de colaboración entre gobierno y electricas.
Antonio
Observo lagunas e indifiniciones. Es evidente que el modelo actual está h
Luis
Si no fuera por la fiabilidad del autor, recelaría de que todo esto fuera solo una presión para alargar las concediones. Pan para hoy y hambre para mañana. Las concesiones caducadas deben revertir en una gran eléctrica pública sbsolutamente necesaria para moderar los efectos del oligopolio actual.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).