ahorro

Un sistema descentralizado, seguro, inmutable, compartido y trazable para evitar los cortes de la luz en caso de pobreza energética

0
Endesa acaba de anunciar que ha finalizado la "fase de desarrollo y validación con usuarios reales" del proyecto Confia. Según explica en un comunicado la compañía eléctrica, este proyecto, "pionero en Europa", emplea la tecnología de blockchain con el fin de "agilizar al máximo la tramitación de los casos de pobreza energética". La iniciativa cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga, municipio en el que se desarrollará la experiencia piloto el próximo verano.
Un sistema descentralizado, seguro, inmutable, compartido y trazable para evitar los cortes de la luz en caso de pobreza energética

La fase de desarrollo y validación de Confía se ha llevado a cabo -informa Endesa- en colaboración con la Universidad de Málaga y el Ayuntamiento de la ciudad. Además, han participado en el desarrollo de esta solución las empresas españolas Ayesa e Izertis. El primer test -informa Ayesa- ha demostrado que, "gracias a un sistema descentralizado, varios actores, entre ellos el Ayuntamiento, que es el que tiene que gestionar las ayudas de personas que no pueden hacer frente al abono de los recibos de la luz, pueden tener en tiempo real los datos de consumidores vulnerables (la tecnología blockchain -explican desde Ayesa- permite tener toda la información en una base de datos distribuida entre todos los implicados, de forma segura y encriptada, manteniendo las operaciones realizadas inmutables, de forma transparente y trazable).

El proyecto Confía tiene como finalidad que los servicios sociales municipales puedan detectar antes a los consumidores que puedan acceder al Bono Social como consumidor vulnerable, y conocer de forma sencilla la deuda pendiente de pago para que puedan beneficiarse de las ayudas establecidas por ley. Hasta ahora -explican desde Endesa-, el procedimiento establecía numerosas tramitaciones en el caso de que se produjera un impago: "el complejo proceso establecido requería gestiones entre varios agentes que no llegaban a disponer de una visión global del estado del proceso, ni a conocer con certeza y de forma sencilla la deuda acumulada, por lo que se podía ralentizar la tramitación de ayudas por parte de los servicios sociales municipales, dificultando la operatividad de los trabajadores sociales, que son los más cercanos a las personas en situación de vulnerabilidad".

El procedimiento habitual
De acuerdo con la normativa, Endesa remite la comunicación a las comunidades autónomas y estas deben enviar la información a los ayuntamientos, que son los encargados de gestionar las ayudas en los casos que procede. En muchas ocasiones, los servicios sociales son informados de los casos cuando los propios afectados recurren al Ayuntamiento, con el expediente bastante avanzado. Estos retrasos en el flujo de información pueden ocasionar problemas de retraso en el pago y en la concesión de las ayudas.

Pues bien, según Endesa, el uso de la tecnología blockchain facilitará los trámites, permitiendo el flujo inmediato de información: "gracias a la aplicación del proyecto Confía, el Ayuntamiento de Málaga tendrá la información en tiempo real, recibiendo al instante los datos de las personas que han incurrido en un impago del suministro eléctrico".

Y los servicios sociales, a su vez, podrán cruzar al instante esta información con su propia base de datos y contactar con la compañía para evitar un corte del suministro "si se constata que se trata de un consumidor que cumple con los criterios para beneficiarse de las ayudas para consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social".

Endesa, satisfecha con las primeras pruebas
«Las primeras pruebas -explica en su nota la compañía- han demostrado que se pueden tener los datos desde el primer momento en que se produzcan los impagos en un sistema descentralizado, seguro, inmutable, compartido y trazable, lo que permitirá, incluso, que sean los propios servicios sociales quienes detecten a los consumidores vulnerables y contacten con las familias afectadas para gestionar las ayudas, y no a la inversa, agilizando de forma considerable toda la tramitación y mejorando la atención que reciben las familias afectadas. El piloto del sistema con el Ayuntamiento de Málaga estará listo este verano y, tras asegurar su escalabilidad y funcionalidad, se extenderá a otros ayuntamientos del resto de España»

La compañía asegura que ya tiene cubierta la posibilidad de dar protección al 100% de sus clientes más vulnerables
Endesa ha firmado, desde el año 2014, diferentes convenios con administraciones locales/autonómicas y entidades del tercer sector "para evitar cortes de suministro a usuarios con situación de pobreza energética que estén certificados por los servicios sociales mientras desde estos se tramitan ayudas de urgencia para afrontar el pago de las facturas de luz o gas de esos usuarios". En la actualidad, Endesa tiene en vigor más de 270 acuerdos, 6 de ellos con Comunidades Autónomas y 5 con Federaciones de Municipios; el resto, con ayuntamientos y asociaciones. Gracias a todos estos convenios, Endesa ya tiene cubierta la posibilidad de dar protección al 100% de sus clientes más vulnerables.

Añadir un comentario