ahorro

Las empresas dedicadas a la instalación y el mantenimiento denuncian

Bancos y grandes constructoras rentabilizan la crisis

0
Esa ha sido una de las conclusiones que ha alumbrado el encuentro anual de la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI). Según su presidente, Javier Cueto, "las peores pagadoras son las grandes empresas constructoras que se financian a costa de sus proveedores". La CNI cree que el sector ha tocado suelo y que los instaladores de electricidad están siendo los primeros en recuperar negocio. Eso sí, lo que está impulsando el mercado -"levemente", según la asociación- es "la finalización de los edificios inacabados en manos ahora de bancos".
Bancos y grandes constructoras rentabilizan la crisis

La Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores, que representa a unas 10.000 empresas instaladoras de toda España, acaba de hacer balance de su Encuentro Anual, que en esta ocasión ha celebrado en la Región de Murcia. El evento ha alumbrado tres conclusiones muy concretas. Energías Renovables las repasa a continuación.

1. "La economía sumergida y la morosidad continúan siendo las lacras del sector”
Lo ha dicho el presidente de la CNI, Javier Cueto, que asegura que el intrusismo ha alcanzado con la crisis económica "unos niveles vergonzosos", ante los cuales, además, "la Administración da la espalda". A menudo -ha explicado Cueto-, empresas instaladoras autorizadas son requeridas por usuarios "para legalizar instalaciones que han sido ejecutadas por individuos sin las debidas certificaciones, con el grave riesgo que ello conlleva”. Ante este problema, la CNI felicita la aparición de iniciativas como la de la Asociación de Instaladores de Teruel (Atefonca), que ha impulsado una "alianza entre asociaciones empresariales y organismos públicos": la Asociación de Empresas de Servicios de Seguridad Industrial de Aragón, que ha contado "con la ayuda, inspiración y liderazgo del consejero de Industria aragonés, Arturo Aliaga, y de asociaciones de electricistas, fontanería, climatización y ascensores de Aragón". En ese sentido -explica la CNI-, la canalización de denuncias de empresarios y asociaciones ante actos de la economía sumergida y actuación inmediata inspectora de órganos de la administración "son la clave de este innovador proyecto de cooperación".

2. Las peores pagadoras, las grandes empresas constructoras
La CNI ha denunciado asimismo en Murcia que hay empresas que están pagando a más de 60 días "sin pudor alguno". Más aún: según Cueto, se da la circunstancia de que "las peores pagadoras son las grandes empresas constructoras, que se financian a costa de sus proveedores; mientras que esas mismas empresas, cuando trabajan en otros países europeos, pagan en el plazo legalmente estipulado". El sistema es "tan perverso" -clama la CNI- que algunas constructoras están pidiendo a sus proveedores "que les entreguen una carta solicitando ellos mismos el pago de sus facturas hasta a 240 días en muchos casos". Contra esas prácticas cuasi mafiosas, la CNI ha anunciado que va a apoyar la labor de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad para conseguir la publicación definitiva de un Régimen Sancionador. En lo que a esto se refiere, no obstante, la CNI destaca una noticia positiva: el reciente informe de la Secretaría del Consejo para la Unidad del Mercado que, en octubre, ha manifestado que "el estado adoptará las iniciativas necesarias para impedir la adopción de disposiciones de las comunidades autónomas que pretendan aplazar el pago de los contratos públicos a más de los 30 días legales".

3. La eficiencia energética empieza a reactivar el negocio
El foro anual de la CNI ha analizado también los Planes Renove, "que no están cumpliendo su finalidad". No obstante, la Confederación reconoce que, en el caso concreto de la electricidad, esos planes "están suponiendo un empuje muy fuerte para la recuperación del sector". En la actualidad, la impresión generalizada de los asistentes a la reunión -opina el presidente de la CNI, Javier Cueto-, es que “hemos tocado suelo, y las perspectivas, moderadamente optimistas, hacen pensar que los años más difíciles han quedado ya atrás”. Por otro lado, el balance del Encuento que ha publicado la CNI revela que, "en muchas provincias, la terminación de los edificios inacabados ahora propiedad de los bancos ha dado un empujón a algunas empresas instaladoras, y algunos centros de formación ya están colocando a desempleados". Según ese balance, además, "todos los asistentes han coincidido en algo muy importante: la eficiencia y el ahorro energético están abriendo vías de negocio distintas para los instaladores". Así -continúa la CNI-, "instalaciones obsoletas, unidas a nuevas leyes que favorezcan la reforma, la rehabilitación y la eficiencia energética representan el terreno abonado para muchos trabajos de futuro". La rehabilitación está llamada a ser -según la CNI- "el gran motor, pero el Gobierno debe dar el impulso necesario".

Denominación de origen
La Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI) fue creada en el año 1973 y asegura representa "a más de 10.000 empresas instaladoras en toda España que dan trabajo a 60.000 personas". Su trabajo abarca todo tipo de instalaciones de un edificio: climatización, frío industrial, fontanería, electricidad, protección contra incendios, etc. CNI declara como finalidad el "potenciar el ahorro,la eficiencia energética y el uso de energías renovables en las instalaciones con el máximo respeto al medio ambiente, así como impulsar una formación técnica de la máxima calidad para los instaladores y la correcta y adecuada información al usuario final".

Añadir un comentario