ahorro

Alemania cerrará todas las nucleares en 2022

0
El Gobierno alemán ha acordado cerrar todos los reactores nucleares del país para el año 2022, según ha anunciado hoy el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen, tras una reunión de varias horas entre las fuerzas de la coalición gobernante.
Alemania cerrará todas las nucleares en 2022

Según el calendario propuesto por la coalición de gobierno que forman la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, los socialcristianos bávaros (CSU) y los liberales (FDP), los siete reactores más viejos del país –que fueron objeto de una moratoria tras el accidente nuclear en la planta japonesa de Fukushima y el de Kruemmel no volverán a funcionar. Un segundo grupo de seis cerrará en 2021 y los tres más modernos lo harán en 2022, informan distintas agencias.

A pesar de esta decisión, Rottgen ha explicado que el impuesto sobre las barras de combustible gastadas seguirá vigente, aunque no ha especificado hasta cuando. Con ello, el Gobierno espera recaudar unos 2.300 millones de euros anuales. Este impuesto pretende financiar el desarrollo e instalación de energías renovables.
Además, el ministro ha aclarado que se trata de una decisión definitiva, por lo que “no habrá cláusula de revisión”, a pesar de que algunos partidos políticos habían solicitado que la medida pudiera revisarse en un futuro.

La industria alemana ya ha advertido de que el cierre prematuro de los reactores nucleares podría tener unas consecuencias nefastas, especialmente si no se plantea una alternativa para sustituir la energía que producen, que representa el 23% de la que se consume en el país. En esta línea se manifestaba la canciller, Angela Merkel, antes de entrar en la reunión. “Creo que estamos en el buen camino, pero hay muchas dudas que resolver. Si quieres acabar con algo, también tienes que decir cómo podemos conseguir un suministro de energía duradero y sostenible”, ha dicho, en declaraciones recogidas por la BBC.

Precisamente, para solventar un desabastecimiento, en el caso de que las energías renovables y los combustibles fósiles no sean suficientes para atender la demanda energética, la coalición ha acordado mantener en “reserva fría” hasta 2013 uno de los reactores. Será la Oficina Federal de Seguridad Nuclear la encargada de escoger la planta.

Ya lo propusieron los socialdemócratas
La decisión de los partidos de la coalición que dirige Merkel supone un retorno a la determinación tomada en el año 2000 por la entonces coalición de socialdemócratas y verdes, a las órdenes de Gerhard Schröeder, que había aprobado por ley el fin de la era nuclear en 2021. La clausura de los reactores obedece a las multitudinarias manifestaciones antinucleares que tuvieron lugar en Alemania tras el accidente en Fukushima. Además, ha recibido el apoyo del Partido Verde, que arrebató a los cristiano–demócratas su bastión de Baden–Wuerttemberg en las elecciones de marzo.

Merkel y su equipo se retractan así de la ley que aprobaron el pasado otoño para prolongar la vida de los 17 reactores nucleares que tiene Alemania una media de 14 años y que retrasaba hasta 2036 la clausura de la última planta atómica en activo.

La decisión de la coalición de gobierno alemana tiene su base en el informe elaborado por la llamada Comisión Ética, instaurada tras la catástrofe de Fukusihima, que hoy entrega oficialmente su documento a Merkel y lo hace posteriormente público ante la prensa. Esa comisión aconseja no retrasar el apagón nuclear mas allá de 2021, pero considera que podría ser adelantado incluso varios años si se acelera la apuesta por las energías renovables y se toman otras medidas para reducir el consumo eléctrico.

A la búsqueda del mayor consenso parlamentario posible, la decisión de los partidos del gobierno fue comunicada inmediatamente a los líderes de la oposición socialdemócrata (SPD) y verde, que fueron citados a la cancillería y que expresaron, sin embargo, sus dudas acerca de la iniciativa. El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, comentó que su partido está dispuesto al consenso, pero bajo condiciones claras que deberán ser negociadas. El líder verde Jürgen Trittin, que fue ministro de Medio Ambiente en el gobierno de Schröeder, manifestó que aún quedan muchas cuestiones sin aclarar y criticó que el apagón nuclear no sea claro y definitivo.

Añadir un comentario