energías del mar

La plataforma flotante mareomotriz ha sido bautizada con el nombre de Atir

Magallanes bota en Vigo su prototipo de aprovechamiento de la energía de las mareas

0
Ha sido bautizado con el nombre de Atir y es el fruto de un largo proceso de investigación y desarrollo que esta compañía gallega emprendió en Redondela hace ya diez años. El prototipo (escala real) presenta una eslora de 45 metros, pesa 350 toneladas y será sometido a unas primeras pruebas in situ durante las próximas semanas hasta que, a mediados de julio, sea llevado mar adentro para continuar con los ensayos. Por fin, en septiembre, Magallanes llevará su Atir al Centro Europeo de Energías Marinas (Islas Orcadas, Escocia), donde continuarán las pruebas durante todo un año. [Foto].
Magallanes bota en Vigo su prototipo de aprovechamiento de la energía de las mareas

El proyecto Magallanes nació en 2007 en Redondela (Pontevedra, Galicia) "con el reto de desarrollar una tecnología capaz de extraer energía a partir de las corrientes". Atir es una especie de plataforma de cuyo pie acuático central cuelga un mástil que se sumerge verticalmente y del que salen dos brazos perpendiculares. Al final de cada uno de ellos hay una turbina de tres palas capaz de aprovechar la energía de las corrientes (las palas serán instaladas por un equipo de buzos en las próximas semanas). Una vez hecho esto, la plataforma tendrá unos 30 metros de calado. El prototipo ha sido diseñado para ofertar una potencia de generación de entre 1,5 y 2 megavatios.

Primer modelo
Magallanes construyó en 2014 un primer modelo a escala 1:10 (véase foto más abajo). Ese primer prototipo "concluyó con éxito -explican desde la empresa- los ensayos oficiales en el Centro Europeo de Energías Marinas". Magallanes utiliza tecnología flotante, es decir, que evita la instalación de pilares en el fondo marino, lo cual mininiza el impacto y abarata costes. Además, presenta una ventaja que le distingue de sus competidores, según ha explicado su máximo responsable, Alejandro Marques de Magallanes: Adir es el primer molino flotante con acceso a la sala de máquinas, lo cual facilita (y también abarata) el mantenimiento.

La plataforma ha sido construida en las instalaciones de la empresa Grupo Ganain, en Mos (Galicia), con diseño de la ingeniería naval gaditana Sea Master, y ha tenido un coste total de "entre 7 y 8 millones de euros" en los que están incluidos los presupuestos para poder llevar a cabo las pruebas. Según Marques de Magallanes, "más o menos el 50% de ese total ha sido subvencionado". Una de las instituciones de la administración que ha apoyado este proyecto es el CDTI, Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad).

Apoyo del CDTI
Con el apoyo del CDTI, por medio de su programa Proyectos de Investigación y Desarrollo, y gracias al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Magallanes pudo abordar hace unos meses la construcción de otra de sus claves tecnológicas: "un novedoso tren de potencia capaz de maximizar la captación de energía en las palas durante todo el ciclo de marea". Según explican desde la empresa, "el hecho de que la marea sea un fenómeno cíclico hace que las corrientes marinas generadas varíen tanto su dirección como su intensidad durante dicho ciclo de marea".

Sin embargo -apuntan desde Magallanes-, "con este tren de potencia innovador, la plataforma flotante mareomotriz será capaz de generar energía de forma óptima sin importar el momento del ciclo de marea en el que se encuentre. Esto le permitirá -aseguran- alcanzar elevados niveles de eficiencia y un alto rendimiento". El movimiento mareal -la subida y bajada de las mareas- genera corrientes que llegan a superar los nueve metros por segundo de intensidad. Y la plataforma puede ser amarrada -explican desde la empresa- a fondos de hasta 150 metros de profundidad.

Magallares renovables

Centro Europeo de las Energías Marinas
Según el director técnico del proyecto, Pablo Mansilla, el prototipo será llevado varias millas mar adentro, a mediados de julio, para continuar con las pruebas y, a partir de septiembre, y durante aproximadamente un año, será probada, en condiciones reales, en el European Marine Energy Center. Para ello, la empresa gallega consiguió hace unos meses una subvención (3,9 millones de euros), en el marco del programa europeo Fast Track to Innovation Pilot, con la que se ha garantizado los recursos necesarios para realizar las pruebas de homologación de su plataforma en ese prestigioso centro.

Alejandro Marques de Magallanes (Redondela, 1962) es el accionista principal y director general de Magallanes. Licenciado en Derecho, Marques de Magallanes es, desde 1983, el director general de la compañía textil Partenón, especializada en diseño y producción de uniformes y equipamientos para cuerpos y fuerzas de seguridad en España y otros países. El acto de botadura contó con la presencia de Irene Garrido, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa (Ministerio de Economía), Abel Caballero, alcalde de Vigo; y Enrique López Veiga, presidente de la Autoridad Portuaria.

Añadir un comentario