Esto es lo que propone el socialista Pedro Sánchez en materia de energía

El exsecretario general del PSOE presentó ayer su programa -«Por una nueva socialdemocracia»- en compañía de la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona, conocida activista antinuclear. El documento, que consta de 168 puntos, identifica cuatro "retos estratégicos de nuestro tiempo". El primero que aborda es el cambio climático. ¿Soluciones propuestas? Energías renovables, autoconsumo y medidas de control para el oligopolio. [Foto].

Una misión comercial procedente de Escocia recorre durante dos días la geografía aragonesa del hidrógeno

La misión, compuesta por 22 empresas, centros de I+D e instituciones de Aragón y Escocia, ha sido promovida por el Gobierno de Aragón y la Scottish Hydrogen and Fuel Cell Association. La delegación escocesa ha conocido algunos de los proyectos más señalados que están desarrollando, en materia de hidrógeno y pilas de combustible, las empresas y centros de investigación aragoneses. [En la imagen, foto de grupo de la misión comercial].

Siemens firma su primer parque eólico marino llave en mano

El fabricante alemán no solo suministrará los aerogeneradores a su cliente EnBW, sino que, además, le proporcionará también las soluciones cimentadas, fijas al fondo marino, sobre las que se asentarán las 71 máquinas de que constará el parque Hohe See. Siemens prevé conectar a la red la instalación en 2019.

Bet Solar, en la instalación más grande de la Comunidad Valenciana

Cada vez más empresarios españoles dan el paso de abrir sus compañías a las energías renovables, apostando por sistemas fotovoltaicos para cubrir sus necesidades de consumo energético. Prueba de ello es que la empresa valenciana BetSolar ha sido la encargada del diseño, distribución y se encargará de la posterior puesta en marcha de la instalación solar fotovoltaica, con sistema de autoconsumo energético, más grande de la Comunidad Valenciana.

La planta de biomasa de Forestalia en Monzón sigue adelante con condiciones

Prohibido quemar madera residual de cualquier tipo; utilizar exclusivamente biomasa virgen en cuyo cultivo no podrán utilizarse fitosanitarios o biocidas con compuestos orgánicos persistentes; y minimizar las emisiones de partículas con la instalación de un filtro de tela con rendimiento del 99,95%. Estas son algunas de las medidas que Solmasol, empresa de Forestalia que desarrolla la planta de cincuenta megavatios de Monzón (Huesca), tendrá que llevar a cabo. De esta manera cumplirá con la revisión de oficio favorable que emitió hace una semana el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

Los 65 millones de euros del contrato de suministro eléctrico del Ayuntamiento de Barcelona siguen sin dueño

Cataluña quiere que el 50% del coste de la lucha contra la pobreza energética corra a cargo de las compañías suministradoras. La noticia saltaba a los medios de comunicación hace unas semanas: la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, las diputaciones de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, la Federación Catalana de Municipios y la Asociación de Municipios de Cataluña acordaban el pasado 17 de enero "crear un modelo común de convenio para instar la corresponsabilidad de las empresas suministradoras en relación a la pobreza energética".

1 euro al día por ir a trabajar en bici

Que te paguen por ir a trabajar en bicicleta es un incentivo más para pedalear hasta tu puesto de trabajo. La medida implantada el año pasado por Ingeteam ha evitado la emisión de 11 toneladas de CO2 y ha tenido tan buena respuesta que la empresa ha decidido prorrogar un año la campaña.

“La subasta es inadecuada y no va a servir para impulsar un mix 100% renovable”

Greenpeace se suma a las muchas organizaciones que critican la subasta de renovables anunciada por Energía. Para la responsable de la campaña de Renovables de la ONG, en ella se mantienen los peores errores de la anterior puja: no forma parte de una planificación ordenada que de impulso a las renovables, no emana de una clara estrategia energética para llegar a un sistema 100% limpio y sigue permitiendo que al final la retribución sea cero. Pero lo peor, según Greenpeace, es que vuelve a premiar la capacidad instalada frente a la producción de electricidad.