ul renovables

No soy tan rico como para comprar barato

0
No soy tan rico como para comprar barato

“No soy tan rico como para comprar barato” fue una frase dicha por el barón Edmond de Rotschild, filántropo y coleccionista francés que me recordaba hace algunos días un colega. Esta frase me vino ya a la memoria después de ver los resultados de la reciente subasta de Portugal. Se obtuvo la oferta más baja del mundo para un proyecto PV hasta la fecha, 0,01114€ / kWh. La gran competencia, el apetito por el mercado luso, el precio de la tecnología (en descenso continuo) y el stock de fabricación, sobre todo en empresas chinas, son las causas detrás de este nuevo récord.

En Portugal se han adjudicado 670 MW, y los adjudicatarios dispondrán de 36 meses para la construcción de los proyectos. Puede parecer un calendario generoso considerando que los proyectos están suficientemente avanzados, sin embargo, a partir de ciertas visiones del mercado, estos tres años podrían ser insuficientes. Las trabas burocráticas pueden convertirse en la principal fuente de retrasos sobre los plazos previstos.

En España precisamente se dispone de bastante experiencia sobre la evaluación de los riesgos en las planificaciones. En anteriores subastas (comúnmente llamadas “subastas Nadal”, en honor al ministro en esas fechas), muchos desarrolladores (principalmente eólicos) sufrieron retrasos que provocarán no alcanzar los hitos según se había previsto en cada proyecto. A consecuencia de los retrasos, se aplicaron las consiguientes penalizaciones. Los desarrolladores que sí lograron alcanzar el calendario tuvieron que dedicar significativos esfuerzos.

En circunstancias donde se aplican precios muy ajustados y los tiempos no son generosos es evidente que hay que extremar las precauciones e implementar una estrategia de mitigación de riesgos. La tendencia de reducción de costes, tanto en la etapa de desarrollo como durante la construcción, genera una serie de vicios ocultos que pueden aflorar en el proyecto más pronto o más tarde.

El riesgo se mitiga, en algunos casos se puede eliminar y en otros minimizarlos. La principal clave en la mitigación de riesgos es la anticipación y la principal ventaja será minimizar impactos en el cash flow del proyecto.

 

Este esquema sumariza los riesgos más destacados en las etapas principales de los proyectos

UL. Daniel Lacambra. Riesgos construcción planta FV
Figura 1. De la Webinar de UL “Consideraciones durante la Construcción y Comissioning de una planta PV”1. Se realizó el 11 de junio y está disponible en el portal Knowledge Center de UL


La relación entre riesgo y la variable temporal es clara: cuanto más corto es el calendario más se incrementa el nivel de riesgo. La segunda ecuación es riesgo/costes. En proyectos donde se intenta reducir costes al nivel máximo se produce también un incremento notable de riesgo. En las subastas que estamos observando  hay que tener presente el impacto de estas dos ecuaciones. La materialización de los riesgos estimados suele ser en eventos como errores en la construcción, uso de materiales defectuosos, ausencia de tests, montaje eléctrico defectuoso, poco control de calidad, etc.

Algunos aspectos de la mitigación de riesgos los ubicamos en la fase operativa de la planta. Es imprescindible disponer de un plan de O&M muy elaborado ya que es frecuente observar en operación casos de underperformance. La manera de mitigar este caso requiere la utilización de tecnología: sensores para medir irradiancia, temperatura del módulo, medición de datos meteorológicos, medición de energía y potencia en AC, registro de alarmas en inversor y correcta configuración del sistema de monitoreo (con una frecuencia mínima 15min para el energy meter). Este tipo de equipamiento permite implementar procedimientos de buenas prácticas.

También en operación se hace necesario disponer de un mantenimiento predictivo con contratistas que apliquen las buenas prácticas de la industria.

Due Diligence
Todos los proyectos pasan por una etapa de Due Diligence, habitualmente en el momento de la financiación o en procesos de M&A. En estos procesos, la auditoría es una ventana de oportunidad que se dispone de unas pocas veces en el ciclo de vida completo de la planta. Obviamente, sólo la experiencia y los conocimientos especializados permiten identificar los riesgos y dimensionarlos en su correcta medida.
 
Volviendo al caso específico de Portugal, merece la pena observar los resultados para orientar la estrategia para las subastas que se abrirán en España. Es obvio que el almacenamiento va a ser una tecnología destacada y novedosa. Automáticamente hay que asumir que el correcto modelado de los proyectos hará necesario contar con el soporte adecuado. Como decíamos al principio, ¡hay que ser rico para comprar barato!  Y eso incluye tanto la adquisición de productos como la inversión en desarrollo.

Añadir un comentario