panorama

Unidas Podemos rechaza la prórroga de la central nuclear de Cofrentes autorizada por el CSN

1
Unidas Podemos ha manifestado su absoluto rechazo a la prórroga por parte del Consejo de Seguridad Nuclear de la central nuclear de Cofrentes (Valencia) hasta 2030, conocida ayer miércoles, por considerar que es una central caduca y obsoleta, y pide al Ministerio de Transición Ecológica que no se deje llevar por las presiones de las eléctricas.

 La instalación es propiedad al 100% de Iberdrola.
Unidas Podemos rechaza la prórroga de la central nuclear de Cofrentes autorizada por el CSN

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informó ayer favorablemente sobre la solicitud de renovación de autorización de explotación de la central nuclear de Cofrentes hasta el 30 de noviembre de 2030. La decisión confirma el calendario pactado entre el Gobierno e Iberdrola para el cierre ordenado de la central en 2030, si bien en el calendario pactado por Teresa Ribera y las eléctricas el cierre de Cofrentes sería en 2025, según señalan desde Unidas Podemos.

Los integrantes del grupo parlamentario confederal Unidas Podemos - En Comú Podem - Galicia En Común han manifestado su rechazo hacia esta decisión. El grupo presentó la semana pasada para su tramitación una proposición no de ley, precisamente para que no se renueve la concesión a Iberdrola y cerrar definitivamente esta central. 



En el escrito, recuerdan que la central nuclear de Cofrentes entró en funcionamiento en octubre de 1984, y obtuvo una autorización de funcionamiento por un período de 25 años, que en marzo de 2011 se prorrogó por 10 años más hasta marzo de 2021. En esta fecha, la central llegará a los 37 años de funcionamiento, un período muy superior a los 25 años de edad media de cierre de las centrales nucleares europeas. 


Anteriormente, en marzo de 2017, el pleno del Parlamento valenciano aprobó una proposición no de ley similar, presentada conjuntamente por PSPV, Compromís y Podem, con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, donde se reclamaba el cierre y el desmantelamiento de la central.

"La central nuclear de Cofrentes ya ha cumplido la vida útil para la que fue diseñada", señala el presidente y portavoz de la Comisión de Transición Ecológica, Juantxo López de Uralde, y aboga por cerrar estas instalaciones antes que se prorroguen. "Estudios de instituciones como Greenpeace o la Fundación Renovables concluyen que la transición energética puede realizarse prescindiendo de la energía nuclear, sin que ello suponga un aumento de las emisiones. La energía nuclear no es limpia, sigue generando residuos radiactivos cuya gestión no está resuelta”, añade.

La diputada Marisa Saavedra indica que en la Proposición No de Ley planteada por el grupo confederal "la urgencia de realizar un plan orientado a una transición justa, y la puesta en marcha de un proyecto de producción energética y empleabilidad para los trabajadores y trabajadoras, que permita consolidar los puestos de trabajo en las mejores condiciones”.



40 años de operación en 2024


La central de Cofrentes es la de mayor potencia eléctrica instalada dentro del parque nuclear español, con 1.092 megavatios (MW). En 2020, la instalación, que está situada a 2 km del pueblo de Cofrentes, produjo 9.247 millones de kWh), cifra equivalente al 3,7% de la producción eléctrica nacional. En su informe favorable sobre la solicitud de renovación de autorización de explotación de la central, el CSN indica que la decisión se basa "en la comprobación del funcionamiento correcto de la central y del mantenimiento del nivel adecuado de seguridad para continuar su operación, así como en la constatación de la respuesta adecuada del titular a los requisitos normativos aplicables".

Para este nuevo periodo de funcionamiento, el organismo incluye nueve límites y condiciones, relacionadas, entre otros asepctos, con programas de mejora de la seguridad y la adopción de medidas de protección contra riesgos internos, acompañados de instrucciones técnicas complementarias. El CSN ha dado también el visto bueno al plan de gestión de los residuos radiactivos y del combustible gastado asociado a la operación a largo plazo de la central.

 



Añadir un comentario
Sol Mediterráneo
En el debate sobre la transición a energías renovables se escribía. En la década 2.020-30 la potencia nuclear generada en España, tiene que ser una aliada de la transición, esto ha significado un cambio de mentalidad significativo en muchos actores de este proceso. Todo ello basado en los siguientes argumentos, en el 2.019 y 2.020 se ha constatado un incremento sostenido de instalaciones fotovoltaicas y eólicas a precios competitivos se puede considerar estos años como el despegue definitivo de las energías renovables (esperamos que se confirme). La energía hidráulica que es la primera fuente de respaldo está muy olvidada y es necesario reactivarla. Entre tanto no se despliegan las energías renovables (cerrando el paso a las que no son competitivas en estos momentos para no cargar a los consumidores futuros unos extra costes como los de la vanguardia de fotovoltaica de 2.007 que aun estamos pagando. Esta década será importante y debemos tomar decisiones acertadas para el interés general sabiendo que estamos en una situación económica delicada. El objetivo tiene que ser producir los mínimos GWH con carbón y gas durante está década. Por esto es el cambio de mentalidad, carbón, gas, petróleo se tienen que eliminar o reducir significativamente antes de retirar la energía nuclear. (Hay que elegir entre lo malo, que es lo peor)