panorama

Repsol cierra 2023 con una caída del beneficio neto del 25%

1
La petrolera ha registrado una caída del 25,5% del resultado neto (que ha quedado en los 3.168 millones de euros) y reconoce así mismo una caída del 26% en su resultado ajustado, que mide específicamente el funcionamiento de los negocios (que quedó en 5.011 millones de euros, es decir -26% con respecto al año 2022). A pesar de ello, Repsol ha anunciado un incremento de aproximadamente un 30% del dividendo en efectivo. Los "accionistas de relevancia" de Repsol son el fondo estadounidense BlackRock, el banco estatal noruego Norges y el banco Santander.
Repsol cierra 2023 con una caída del beneficio neto del 25%

Repsol ha presentado sus resultados de 2023, con una caída del 25,5 % del resultado neto de la compañía que se situó en 3.168 millones de euros con respecto a los 4.251 millones de euros de ganancias en el ejercicio anterior, y una caída también del 26 % en su resultado ajustado, que mide específicamente el funcionamiento de los negocios, y que alcanzó los 5.011 millones de euros. En 2023, la compañía realizó una inversión histórica de 6.167 millones de euros. De esta cantidad, un 43 % (más de 2.600 millones de euros) se destinó a proyectos en la Península Ibérica y un 30 % a activos de generación renovable. Durante el ejercicio, se pusieron en marcha 1.100 megavatios (MW) de potencia renovable, alcanzando los 2.800 MW de potencia instalada, principalmente en España. Las inversiones en el negocio Industrial sumaron 1.161 millones de euros, según reza el comunicado difundido. En general, "la compañía mantuvo un buen comportamiento tanto operativo como financiero, lo que permitió seguir adelantando el cumplimiento de sus objetivos estratégicos".

El buen desempeño de todas las líneas de negocio derivó en una generación de caja de 7.064 millones de euros que, junto con las desinversiones y la rotación de activos renovables llevadas a cabo, permitió cubrir el volumen de inversiones, reducir la deuda y aumentar la retribución al accionista. En 2023, Repsol destinó 2.461 millones de euros a retribuir a sus más de 520.000 accionistas, que han percibido un dividendo en metálico de 0,7 euros por acción, un 11% más que en 2022. Además, la compañía continuó con los programas de recompra de acciones, habiendo ya superado al cierre de 2023 los objetivos previstos en el plan estratégico hasta 2025. Por su parte, la contribución fiscal de Repsol en España −"la mayor del Ibex 35"− se situó en 10.446 millones de euros, y la deuda neta se situó en 2.096 millones de euros a final de diciembre, un 7 % menos que el año anterior, lo que sitúa el nivel de apalancamiento financiero en el 6,7 %.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz: "2023 ha sido un año extraordinario. El grupo alcanzó esos 7.064 millones de euros de flujo de caja de las operaciones, la segunda mayor cifra en nuestra historia en medio de un entorno incierto y volátil. Esto es una clara evidencia de nuestro portafolio integrado de alta calidad, una gestión disciplinada y una estrategia de futuro. Hemos finalizado 2023 con una sólida posición financiera, logrando un progreso significativo en nuestros objetivos estratégicos y preparados para avanzar en nuestra estrategia para ser una compañía con emisiones netas cero en 2050"

Nuevo plan inversor
El nuevo plan estratégico del grupo, y con él los nuevos objetivos, busca profundizar en una transición energética rentable de la compañía y en priorizar "las inversiones en el actual portafolio integrado de activos de calidad y en iniciativas bajas en carbono, así como una atractiva retribución al accionista y el mantenimiento de la fortaleza financiera". Para ello, Repsol invertirá una cifra récord de entre 16.000 y 19.000 millones de euros en el periodo 2024-2027 para acelerar su plan de trasformación hacia "una compañía cero emisiones netas y protagonista en la transición energética". El 60 % tendrá por destino la Península Ibérica, mientras que Estados Unidos supondrá el 25 %, los dos grandes focos geográficos para el grupo.

A esto se le suma una rentabilidad garantizada para su accionista con una retribución de 10.000 millones de euros, a través del pago del dividendo en efectivo -4.600 millones de euros- y de la continuidad en los programas de recompra de acciones durante el periodo -unos 5.400 millones de euros-. Este aumento de la retribución a sus más de 520.000 accionistas y de las inversiones hasta 2027 estará respaldado por una sólida generación de flujo de caja operativa, que ascenderá hasta 29.000 millones de euros en el conjunto de los cuatro años, y en el bajo nivel de endeudamiento de la compañía, que se cifra en 2.096 millones de euros a 31 de diciembre de 2023 -6,7% sobre el capital empleado-.

Añadir un comentario
Pepe
Año extraordinario = pedirán bajada de impuestos.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).