panorama

Fundación Renovables: la reforma energética es más de lo mismo

4
La Fundación Renovables ha hecho público hoy un documento en el que se pronuncia ante la inminente reforma energética y en el que advierte que “las informaciones aparecidas hablan de las mismas medidas adoptadas el año pasado y que se pueden resumir en una vuelta de tuerca más a las renovables, recortes a la distribución y el transporte y la diferencia, extrapeninsulares e interrumpibilidad, a los presupuestos generales del Estado”.
Fundación Renovables: la reforma energética es más de lo mismo

Si el resultado en 2012 fue desastroso, con una desviación del déficit tarifario cuatro veces superior al de las primas de las renovables, “el hecho de que se persista en el error es un ejemplo de ineptitud de los responsables de la política energética del Gobierno”, asegura la fundación.

En el documento, FR incide en que “la demostrada inutilidad de las medidas aplicadas representa la falta de voluntad y capacidad políticas para reformar con independencia nuestro sistema eléctrico ya que las medidas recaudatorias y presupuestarias no constituyen ninguna reforma sino dejar todo tal y como está eliminando competidores mucho más eficaces, como son las renovables y la eficiencia energética”

Añade que “en lugar de cambiar el modelo para adaptarlo a más renovables, se ha decidido expulsarlas del mercado y eliminar el concepto de ahorro de energía para que todos los consumidores aseguren los ingresos del sistema consumiendo hidrocarburos importados sin límite”. Advierte, asimismo, del mayor peso que tuvieron en 2012 las tecnologías más contaminantes. Según datos de REE, mientras la generación con gas se redujo un 24%, la aportación del carbón aumentó un 25%, y la nuclear un 6%. Las renovables redujeron entre 2011 y 2012 su aportación porcentual a la demanda en un 9%.

Insoportable dependencia energética
Para la Fundación, “las medidas contra las renovables realmente son un instrumento para ocultar nuestros problemas energéticos. El más grave, y del que menos hablan los reguladores, es la cada vez más insoportable dependencia energética”.  Javier García Breva, presidente de FR, destaca que, pese al crecimiento negativo del PIB, “las importaciones energéticas en 2012 crecieron un 14%, el grado de dependencia del gas de Argelia ha pasado del 42% en 2012 al 53% en 2013, cuando la demanda para generación se ha reducido en un 48%, o que España sea el primer importador europeo de gas natural licuado con una dependencia 30 puntos superior a la media de la UE”. Unos hechos que, en su opinión, resultan “reveladores de que la dependencia energética constituye un problema de seguridad nacional inadvertido”.

En el documento se afirma rotundamente que “España ya no es líder en renovables, pero ahora es líder global en inseguridad jurídica y riesgo regulatorio. La inseguridad para los inversores es la verdadera Marca España y el arbitraje internacional su aportación más innovadora”.

Por último, como consideraciones finales se plantean cuatro puntos en torno a estas ideas:

a)      Una reforma energética realista y eficaz ha de partir de un reconocimiento certero de los problemas y del impacto que la crisis económica está teniendo en el sistema eléctrico desde 2007.

b)      El sistema eléctrico necesita cambios estructurales y de fondo.  

c)       Una política energética racional debería hacer del ahorro y la eficiencia energética una prioridad por su impacto positivo en la economía española y por el enorme potencial de ahorro. La generación distribuida, el autoconsumo y el acceso de los consumidores a los servicios energéticos para ser parte activa en la gestión de la demanda.

d)      Es evidente que las prioridades energéticas de Europa no coinciden con las prioridades de la política española y eso debería ser parte fundamental de cualquier reforma transponiendo al ordenamiento jurídico las directivas pendientes de renovables y eficiencia energética.

 

Añadir un comentario
Carlos Muñoz Conde
Apreciados amigos. Todo cambiará cuando el Sol, el Viento, el Agua pueda pagar comisiones a determinados Pseudoejecutivos, Pseudopolíticos.... Pero los elemntos naturales tienen más dignidad que los humanos y no pagan ni soportan ineptos como sí lo hace la economía y la política
Hay una manera sencilla de comenzar a mover las cosas, borrarnos TODOS (nosotros, familiares, conocidos) de la comercialización de energía por parte de los miembros del oligopolio, utilizar comercializadoras más pequeñas y a poder ser con garantías de distribución de energía de origen renovable. De momento la gente que nos vamos somos un goteo insignificante para ellos, pero si se convierte en un arroyo comenzarán a cambiar las cosas, y espero que sea entonces tarde para estas empresas antisociales.
Fukushima4ever
El actual modelo energético atenta contra (1)los derechos humanos, (2)la democracia y (3)el medio ambiente. (1) Porque la explotación de los recursos fósiles supone un planteamiento geopolítico que soporta regímenes dictatoriales y produce tensión a niuvel mundial, lo que ocasionalmente deriva en guerras regionales auspiciadas por los países con mayor dependencia energética. (2) Porque es un modelo creado por los gobiernos a la medida de las empresas del oligopolio eléctrico y petrolero desinformando y desoyendo a la opinión pública. (3) Porque en vez de plantar cara al cambio climático, lo esconde, lo niega y continúa incrementándolo. Añadiría una cuarta razón: (4) es antisocial porque insiste en un modelo centralizado de producción de energía que apenas crea puestos de trabajo y que concentra los medios de producción en las manos del oligopolio hurtándole el derecho a contribuir como productores al conjunto de los ciudadanos y atribuyéndole los injustificables sobrecostes que sirven para apuntalar el poder financiero del oligopolio.
CHARLY
A mi juicio, todas las medidas que se han tomado hasta la fecha no han dado ningún resultado, pues El Sector de las Energías Renovables continúa apaleado y maltrecho por una serie de decretos ley que se han publicado desde el 2010 por los gobiernos. La denuncia que va a presentar la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético en la Fiscalía Anticorrupción tendrá el mismo resultado que anteriores Denuncias Nacionales e Internacionales (Fondos de Inversión), pues no le conviene al gobierno ningún tipo de cambio en la Política Energética. Nunca podrá conseguirse, a no ser que se empleen medidas de fuerza mayor, que el Oligopolio de Endesa, Iberdrola y Gas Natural, permitan la entrada de un competidor en la generación de energía. Existe desde hace años un matrimonio de conveniencia entre los gobiernos y el Oligopolio, de forma que constantemente se efectúan fichajes de ex presidentes, ex ministros, así como otros altos cargos en el Oligopolio para proteger los intereses de todos ellos. Esta forma de proceder constituye una clara prevaricación por parte de los mandatarios de los gobiernos, pues sus objetivos son absolutamente particulares, en contra de los intereses de los españoles. Todos estos fichajes continúan cobrando Pensiones Vitalicias y cobran del Oligopolio, única causa en la que hay una convergencia entre el PP y el PSOE, y los españolitos nos quedamos impasibles ante tales injusticias. Lo más surrealista de la Política Energética es que se está beneficiando de forma vergonzosa por parte del gobierno al Oligopolio formado por: Endesa, que es propiedad al 100% de la italiana Enel; Iberdrola, teniendo Qatar Holding el 6,16%, y Gas Natural, con un 3,85% de la argelina Sonatrach. De esta forma, el gobierno español hace todo lo necesario para que la electricidad proceda del Oligopolio, perfectamente orquestado con Red Eléctrica Española (REE), para que no exista en España una Libre Competencia de Mercado, anteponiendo la importación de petróleo y gas a los socios de estas empresas y generando cantidades astronómicas de CO2, en contra de que se permita la generación de esta energía de forma limpia por Empresas de Energías Renovables, e incluso consiguiendo que se pudiese bajar la factura de la luz. Dado que como decía al inicio, estas medidas no servirán de nada, habría que pensar en otro tipo de medidas que pudiesen informar y mentalizar a los españoles y a los sindicatos de lo que está sucediendo en el sector energético. Aunque siempre han ido en contra de mis principios, sugiero como una de las posibilidades que se organicen “Escraches”, a los que acudirían los 55.000 afectados y muchas más decenas de miles de personas, y que se presentasen en el Congreso de Diputados, así como, y todavía mucho más en contra de mi ética y principios, en los domicilios de los que están provocando esta flagrante injusticia.