panorama

Informe BNEF sobre inversión en renovables

La inversión en eólica marina no teme al coronavirus y crece más de un 300% en la primera mitad del año


0
El choque económico sin precedentes causado por el coronavirus ha frenado la inversión en energías renovables durante el primer semestre del año en todo el mundo, hasta el punto de que en eólica en tierra ha caído un 21% y en fotovoltaica un 12%. Pero la inversión en eólica marina ha compensado sobradamente este retroceso, al totalizar 35.0000 millones de dólares durante los primeros seis meses de 2020, nada menos que un 319% más que en el mismo periodo de 2019.
La inversión en eólica marina no teme al coronavirus y crece más de un 300% en la primera mitad del año


Los datos los aporta BloombergNEF (BNEF). Según la compañía de análisis, la inversión global en nueva capacidad de energía renovable (excluyendo la gran hidroeléctrica de más de 50MW) fue de 132.400 millones de dólares en la primera mitad de 2020, un 5% más que los 125.800 millones de dólares revisados en el mismo período de 2019. Este ligero incremento es el resultado de la media, porque la pandemia parece que sí ha impactado de lleno en la inversión en eólica en tierra, que se redujo en un 21% ( 37.500 millones de dólares), y en solar fotovoltaica, que cayó en un 12% (54.700 millones de dólares).

Por el contrario, la eólica en el mar ha vivido un semestre espectacular. La financiación en este subsector en el primer semestre de 2020 ascendió a 35.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 319% con respecto al año anterior y, de hecho, supera con creces la cifra récord del año completo de 2019 (31.900 millones de dólares revisados). En el primer semestre de este año se tomaron decisiones de inversión en 28 parques eólicos marinos, incluyendo el más grande de todos los tiempos, el conjunto Vattenfall Hollandse Zuid de 1,5 GW frente a la costa de los Países Bajos, con un coste estimado de 3.900 millones de dólares.

Otros acuerdos importantes tienen como protagonistas el proyecto SSE Seagreen de 1,1 GW frente a las costas del Reino Unido, con un coste estimado de 3.800 millones de dólares; el conjunto CIP Changfang Xidao de 600 MW frente a Taiwán, con un coste estimado de 3.600 millones de dólares; y los proyectos Fecamp y Saint-Brieuc en aguas francesas, que en conjunto suman 993 MW y 5.400 millones de dólares. Se financiaron nada menos que 17 instalaciones chinas, encabezadas por el Guangdong Yudean Yangjiang Yangxi Shapaat de 600MW y 1.800 millones de dólares.


"Esperábamos que el Covid-19 afectara a la inversión en energía renovable en el primer semestre, debido a los retrasos en el proceso de financiación y en algunos programas de subasta. Esto ha ocurrido tanto en la energía solar como en la eólica terrestre, pero la inversión global global ha demostrado ser sorprendentemente resistente, gracias a la energía eólica marina", señala Albert Cheung, jefe de análisis de BNEF.

Tom Harries, responsable de análisis eólica, añade: "La eólica offshore se beneficia de la reducción del 67% de los costes nivelados logrados desde 2012, y del rendimiento de las últimas turbinas gigantes. Pero los datos de este primer semestre también se deben, en gran medida, a la prisa de China por financiar y construir, con el fin de aprovechar las tarifas de ayuda antes de que se retiren a finales de 2021. Creo que habrá una desaceleración de la inversión en energía eólica marina a nivel mundial en el segundo semestre, con un posible nuevo pico a principios del próximo año".

Máximo apoyo a la geotérmica

La caída de la inversión también se ha dejado ver en los sectores de biomasa y de conversión de residuos en energía, que cayó un 34%, y en la producción de biocombustibles, donde la inversión se ha retraído nada menos que del 82%.) También ha caído en la minihidráullca, sector en el que la inversión ha retrocedido 14%.



Por el contrario,  la inversión en geotermia se disparó nada menos que un 594%, pasando a 676 millones de dólares, de manera que, junto con la eólica marina, el aprovechamiento del calor de la tierra es el otro gran protagonista de la inversión en energía de estos primeros seis meses del año.



Mercados muy desiguales

Si se observan las cifras por ubicación, China ha sido el mayor mercado una vez más, invirtiendo 41.600 millones de dólares en el primer semestre de 2020, lo que supone un aumento del 42% en comparación con el mismo período de 2019 (sobre todo en eólica marina). Europa obtuvo 36.500 millones de dólares, un 50% más, mientras que EEUU retrocedió un 30%, quedándose en 17.800 millones de dólares.

En Japón la financiación aumento un 14%, hasta un estimado de 10.800 millones de dólares, pero en la India cayó un 49%, hasta 2.700 millones de dólares, y Brasil bajó un 26%, hasta 2.500 millones de dólares. Los Países Bajos subieron un 231% (6.900 millones de dólares), Francia un 306% (6.200 millones de dólares), el Reino Unido un 265% (5.700 millones de dólares) y Alemania un 20% (3.600 millones de dólares). Por el contrario, en España  la financiación bajó un 11%, quedándose en 3.700 millones de dólares.


Angus McCrone, editor jefe de BNEF, cree que cuando se tengan las cifras de todo el año 2020 se podrá ofrecen una imagen más clara del impacto real del covid-19 en la energía verde.  "Las energías renovables se han visto favorecidas por la gran mejora de la competitividad y por el apetito de los inversores por activos que ofrezcan flujos de caja seguros. Sin embargo, los promotores de proyectos se enfrentan al reto de que las personas clave, ya sea en las etapas de autorización, financiación o construcción, no pueden reunirse cara a cara. Y los compradores de sistemas solares en pequeña escala son sensibles a los cambios en la confianza de los consumidores".


Inversión pública
Según los datos de BloombergNEF, las empresas especializadas en renovables y tecnologías energéticas inteligentes (como el almacenamiento) recaudaron en los mercados públicos 2.400 millones de dólares en la primera mitad de 2020, lo que supone un 43% menos que en el mismo periodo de 2019. La inversión de los fondos de capital de riesgo y de capital privado subió un 10% hasta los 2.500 millones de dólares.

Las mayores operaciones en los mercados públicos fueron las realizadas por las empresas solares chinas Jinko Power Technology y Trina Solar, que recaudaron 366 millones de dólares y 359 millones de dólares respectivamente. Los más importantes en VC/PE fueron la ronda de expansión de capital privado para Altus Power America, un desarrollador de proyectos solares de EEUU, por un total de 850 millones de dólares; y una ronda de PE de 300 millones de dólares para Scale Microgrid Solutions, una empresa estadounidense que reúne sistemas de energía solar y baterías.

La inversión total en energía limpia, incluyendo la financiación de la capacidad de las energías renovables y los acuerdos de capital a nivel corporativo, ascendió a 137.000 millones de dólares en la primera mitad de 2020, un 4% más que los 131.900 millones de dólares del primer semestre de 2019.





Añadir un comentario