panorama

La desproporción del mercado eléctrico español y sus víctimas: ciudadanos e industrias

0
"Winter is coming. El triángulo de la insostenibilidad del sistema eléctrico español". Así titula el Observatorio de la Sostenibilidad un informe que acaba de publicar en el que analiza las variables que definen el sistema eléctrico español actual: beneficios desbordados de las principales compañía eléctricas pese a que son, al mismo tiempo, las que más CO2 emiten en España. Mientras tanto, el consumidor, tanto doméstico como industrial, paga los precios más altos de Europa por la electricidad.
La desproporción del mercado eléctrico español y sus víctimas: ciudadanos e industrias

El Observatorio de la Sostenibilidad (OS) afirma que "esta situación solo se explica por el marco legislativo dictado por el BOE, que determina un mercado y unas subastas extraordinariamente caras determinados por una falta de control y generosidad del regulador, que vuelve a cargar sobre los consumidores los costes de un sistema ineficaz e ineficiente, incluso creando la pobreza energética  y dejando una serie de externalidades como las emisiones de cambio climático u otras emisiones contaminantes que afectan a la población sin ningún tipo de contrapartida".

A la vez, añade el OS en su informe, "España sigue teniendo una creciente dependencia energética exterior superior al 80%, (de las mayores de todos los países de nuestro entorno) que suponen una muy importante salida de divisas todos los años, como se observa en el Informe Mensual de Comercio Exterior, especialmente de los países árabes y, sobre todo, en el último año".

Grandes eléctricas
En primer lugar, los beneficios de las grandes eléctricas españolas, que duplican los beneficios de las europeas entre 2013 y 2016. En su informe, el OS ha analizado cuatro empresas ibéricas: Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y EDP; una francesa: EDF; dos alemanas: E.ON y RWE; y dos inglesas: SSE y Centricagroup, que representan una muestra muy importante del sector eléctrico europeo.

En el caso español, estos beneficios, puntualiza el OS, dependen sobre todo de las decisiones políticas plasmadas en el BOE, que son las que condicionan el mercado eléctrico, siendo probablemente uno de los sectores más dependientes de estas decisiones. "Los altos beneficios no se deben solo a los beneficios comerciales derivados del mercado eléctrico, sino a una serie de diferentes decisiones políticas como, por ejemplo, los ingresos por costes de transición a la competencia, la moratoria nuclear, las ayudas al gas, al sector del carbón, entre otras", puntualiza el OS.

EN definitiva, la gran parte de los beneficios de estas empresas los hemos pagado todos a través de diferentes impuestos y, por ello, no han dependido solamente de las tarifas eléctricas. Así las cosas, las empresas eléctricas españolas tienen unas ratios de rentabilidad bastante superiores a la de sus homólogas europeas.

Emisiones
Respecto al segundo ítem, las emisiones de gases de efecto invernadero, el Observatorio se centra en las emisiones incluidas en el Regristro Nacional de Emisiones/Renade. Sus datos indican que las emisiones de las cinco grandes empresas energéticas suponen un 44% de las emisiones fijas y un 17% del total de las emisiones del país: Endesa, 28.6 M de ton (8,7%), Gas Natural Fenosa, 11.6 M de ton (3,5%), EDP, 7.5 M de Ton (2,3%), Iberdrola, 3.9 M de ton (1,2%), Viesgo, 3.6 M de ton (1,1%).

Conjuntamente, representan el 37,6% (123,5 millones de toneladas) del total de las emisiones de CO2 españolas en 2016. El restante 62,4% correspondió a fuentes de emisión difusas (transporte, hogares, servicios, agricultura…).

Las emisiones de los sectores fijos o incluidos en se concentran en un núcleo de diez empresas que llegan a emitir el 66,6% del total emitido en los sectores industriales, energéticos, o lo que es lo mismo, 82,2 millones de toneladas de las emisiones de GEI. De este total, el 56% corresponden a las cinco grandes eléctricas. Las emisiones de estas empresas están muy relacionadas con la quema del carbón, aunque no solo eso. Por ejemplo, Endesa tiene un 70% de sus emisiones de CO2 basadas en el carbón.

El consumidor
Por último, el OS indica que ,según Eurostat, en España sufrimos los precios más caros en electricidad en Europa (en gas es muy parecido excepto que viene de países árabes por lo que la inestabilidad y riesgo de desabastecimiento son todavía mayores).

En efecto, entre 2005 y 2016 España aparece como uno de los países donde más se ha incrementado el precio de toda Europa. El precio en 2016 es muy similar a los de 2012, 2013 y 2014. Holanda y Noruega son los únicos países europeos en los que ha descendido el precio de la electricidad domiciliaria entre 2005 y 2016, en la primera de manera espectacular (-17,07%). No obstante, en países como Chipre, Suecia o Malta, en todos los cuales el precio de la electricidad cayó en 2016, los incrementos de precio entre 2005 y 2016 son muy inferiores a los de España, ofreciendo una tendencia clara de descenso desde los años respectivos más caros.

"Estos altos precios se repiten en el sector industrial y suponen un lastre para la competitividad de las empresas y, además y sobre todo, tienen un enorme impacto social sobre la renta de todos los consumidores, que tienen que dedicar una parte importante de su salario  o de sus contribuciones a pagar los elevados precios energéticos", concluye el Observatorio.

Recomendaciones
Por todo ello, el OS concluye con una serie de recomendaciones, entre las que destacan las siguientes:
• Es necesario cambiar el mercado eléctrico y la legislación básica de forma que aumenten la competitividad y la eficiencia del sistema económico en su conjunto, para que no se acumulen beneficios absolutamente desproporcionados en las empresas productoras y distribuidoras.

• Respecto al carbón, iniciar cuanto antes la transición hacia energías menos contaminantes.

• Mayor apoyo a las renovables, el autoconsumo y el sistema de distribución de la energía. Es imprescindible que se llegue en pocos años al primer millón de tejados solares en todo el país.

• La relación con los partidos políticos, sus fundaciones y las puertas giratorias deben desaparecer para solucionar situaciones bochornosas, o el hecho de que los "decretos llegaran ya escritos al Ministerio".

Añadir un comentario