panorama

La Cartuja de Sevilla quiere independizarse energéticamente

0
#eCitySevilla es una iniciativa que pretende convertir el Parque Científico y Tecnológico Cartuja (PCT Cartuja) en "el primer entorno europeo, referente internacional, a la vanguardia de la innovación en energía renovable, transporte sostenible, edificación eficiente, datos abiertos e infraestructura digital". La Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de la ciudad, el PCT y Endesa han firmado un protocolo mediante el que se comprometen a desarrollar las estrategias a seguir en cada uno de los pilares del proyecto, que son cuatro: energía, edificación, movilidad sostenible y digitalización. Con casi 2.000 horas de producción fotovoltaica al año, el PCT quiere generar toda la electricidad que demanda.
La Cartuja de Sevilla quiere independizarse energéticamente

El proyecto -informa la Junta- permitirá transformar el parque científico y tecnológico, que alberga más de 500 empresas y entidades, genera un empleo directo superior a 18.400 trabajadores y por el que diariamente se estima pasan alrededor de 30.000 personas, en un "espacio descarbonizado, libre de contaminación y autosuficiente energéticamente". Según el Ejecutivo andaluz, "a partir de ahora y durante los próximos cuatro años, cuatro grupos de trabajo (que estarán abiertos a las empresas del PCT Cartuja que deseen participar), desarrollarán las estrategias a seguir en cada uno de los pilares del proyecto: energía, edificación, movilidad sostenible y digitalización". El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo; el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el director general del Parque Científico y Tecnológico Cartuja (PCT Cartuja), Luis Pérez, y el director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, han sido los encargados de firmar el protocolo. Estas son las líneas maestras del proyecto.

• Energía 100% renovable y autosuficiente
El emplazamiento del PCT Cartuja, con casi 2.000 horas de producción fotovoltaica al año, constituye un espacio ideal para el desarrollo de este tipo de generación. De acuerdo con el estudio realizado, se podrían desarrollar hasta treinta megavatios pico (30 MWp) fotovoltaicos con una producción anual de 59 gigavatios hora (GWh), suficiente para abastecer el 70% de las necesidades actuales del parque (cifradas en 85 GWh al año) o la totalidad, después de llevar a cabo las actuaciones de eficiencia previstas en edificios y transporte.

El mapa de la demanda eléctrica actual, centrado en los 12 meses del año y las 24 horas del día, tiene su punto de mayor necesidad de la red en las horas centrales de los meses de verano, lo que coincide plenamente con el seguimiento solar de los meses de verano e invierno. Gracias a ello, se puede aprovechar al máximo el recurso solar para el suministro eléctrico del PCT Cartuja, que tiene perfil muy orientado al mundo empresarial, ya que en el doméstico las puntas suelen aparecer durante la noche.

Las infraestructuras de autoconsumo se complementarían con grandes instalaciones fotovoltaicas en aparcamientos y otros emplazamientos privados. La integración de estos recursos energéticos distribuidos sería posible por el desarrollo de una red inteligente. Los sistemas de almacenamiento se centrarían en soluciones electroquímicas o centrales de bombeo, sin descartar a futuro un análisis pormenorizado de necesidades que pudieran ser atendidas con opciones como el hidrógeno, procedente de electrólisis de renovables.

El proyecto contempla además la opción de un contrato de compraventa de energía con una duración de diez años y cuya finalidad será la de alcanzar un suministro 100% renovable de toda la energía, completando las necesidades diarias de energía de las más de 500 empresas e instituciones del parque. Este modelo se compatibilizaría con nuevas fórmulas que permitan demostrar cómo los mercados locales de energía tienen revolucionarias opciones a futuro, como autoconsumo compartido o sistemas Transactive Energy sobre plataformas blockchain.

• Edificios inteligentes
En Europa, los edificios son responsables del 40% del consumo energético y el 36% de las emisiones de CO2. El diseño de un edificio con pautas bioclimáticas puede llegar a alcanzar un ahorro entre el 50% y el 80% de consumo energético respecto a un edificio convencional. La renovación de los sistemas de climatización puede suponer un 40% de ahorro en consumo y la tecnología LED y los sistemas inteligentes de iluminación consiguen que con esa adecuación se pueda conseguir un ahorro de hasta el 70%.

#eCitySevilla persigue hacer un proceso de rehabilitación energética en los principales edificios del parque -los 50 de mayor consumo energético- e invitar al resto de construcciones a que se sumen a este reto para reducir en un 35% su consumo actual.

Asimismo, la propuesta contempla que la demanda final resultante (calefacción, refrigeración e iluminación) se suministre mediante fuentes de energía renovable, en su mayor parte de origen fotovoltaico producida dentro del propio recinto de la isla, con lo que se podrá mostrar un elevado grado de autosuficiencia energética. El objetivo último del proyecto es conseguir edificios suministrados por energía 100% renovable, producida en el propio edificio o en otros emplazamientos del PCT, y que puedan llegar a un consumo prácticamente nulo.

• Movilidad eléctrica sostenible
Otra de las claves del proyecto -explican desde la Junta- será la apuesta por la movilidad sostenible, teniendo en cuenta que esta en un futuro será eléctrica, conectada y compartida. El objetivo inicial plantearía la sustitución de unos 2.000 vehículos convencionales por eléctricos antes de 2025, con un plan de accesos prioritarios a los transportes limpios. Esto implica hasta un 20% de cuota total de vehículos eléctricos en 2025 y un 37% en 2030. Además, se prevé la instalación de un punto de recarga por cada diez vehículos eléctricos, llevando a una cifra de al menos 200 puntos para recarga en el PCT Cartuja.

En la actualidad, hay un uso mayoritario del transporte privado que debe evolucionar a un uso público, con estacionamientos inteligentes, con alta capacidad y conectados por lanzaderas. En este nuevo escenario se utilizarán cada vez más los vehículos de uso compartido, de conducción autónoma a demanda mediante aplicaciones, autobuses y lanzaderas eléctricos que posibilitarán el desarrollo de nuevos espacios verdes, saludables y libres de contaminación.

• Redes eléctricas inteligentes
El proyecto #eCitySevilla requiere como elemento integrador una red inteligente, que es el resultado de incorporar un mayor grado de automatización y control a la actual malla de distribución mediante la incorporación de equipos de sensorización y tecnologías de la información. Según la Junta, con esta solución se comenzaría por digitalizar y sensorizar la red eléctrica, dotándola de telecontrol telemando, lo que posibilitará el acopio de un gran volumen de información (big data), logrando un sistema eléctrico mucho más eficiente. Con esa captura de datos masivos, se podría incorporar inteligencia artificial a la red eléctrica mediante una serie de algoritmos que añaden capacidad de autorreparación, utilizando sistemas avanzados de telecomunicaciones como 5G y machine learning.

Datos abiertos e infraestructura digital
A la apuesta por la tecnología fotovoltaica, alternativa para un transporte sostenible o para la rehabilitación en edificios, se suma la digitalización como fuerza disruptiva clave. La transformación digital del PCT Cartuja deberá centrar sus esfuerzos en el desarrollo de una plataforma para la gestión de las ciudades. La propuesta es conformar un modelo que permita la captura de información, su intercambio y posterior análisis con tecnologías avanzadas sobre entorno fiware y filosofía open data.

A corto plazo, las plataformas integrarán servicios como el alumbrado público, aplicaciones para las necesidades diarias de desplazamiento, o la gestión de determinados servicios de información que faciliten la vida al ciudadano. A largo plazo, estos podrán abarcar parcelas como procesos operativos, logística, calidad del aire e incluso los vehículos conectados para gestión de tráfico.

Nota
Las ciudades, aunque solo ocupan el 3% de la tierra, son responsables del 80% del PIB global, del 70% de energía consumida y del 70% de las emisiones de CO2, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La urbanización es un fenómeno imparable y se estima que en 2050 casi siete de cada diez personas vivirán en estas zonas urbanas, que son los enclaves que más contribuyen al cambio climático.

Añadir un comentario