panorama

Go Reconvers, el barco-laboratorio multi renovables que busca mover conciencias

0
Tres amigos de Tarragona comprometidos desde hace tiempo con la sostenibildiad han desarrollado un prototipo de barco-laboratorio totalmente singular: además de navegar solo con renovables –eólica, solar fotovoltaica, hidráulica y undimotriz– e hidrógeno ´verde´, incluye una planta desalinizadora alimentada con esas misma fuentes limpias. Se utilizará para limpiar fondos marinos de plásticos y probar ideas sostenibles en un medio tan agresivo como el mar. El proyecto está ya en la fase de I+D y solo le falta apoyo económico para empezar a navegar.
Go Reconvers, el barco-laboratorio multi renovables que busca mover conciencias

La embarcación, bautizada como Go Reconvers, ha sido desarrollada a través de la Fundacion Planeta Azul, creada por Antonio Anchuela, empresario turístico marítimo de Cambrils; Francisco Javier Sala, ingeniero y empresario de Mora del Ebro; y Pablo Sánchez, diseñador industrial argentino que vive entre Cambrils y Tandil (provincia de Buenos Aires) y diseñador del barco. Comprometidos con la protección del medio ambiente desde hace años, la idea de crear una embarcación como esta les surgió hace años, si bien no pudieron ponerse manos a la obra hasta hace poco. Comenzaron a diseñarla en octubre de 2019 y en los meses posteriores la han ido ajustando hasta llegar a la fase en la que se encuentran actualmente, la de I+D, y la búsqueda de financiación para concluir el proyecto.



Como explica Pablo Sánchez, el barco está completamente regido por las energías renovables. Pero antes de entrar a describir su funcionamiento, merece la pena detenerse en su aspecto, todo menos convencional. Concebido para albergar hasta 10 personas, se trata de una especie de catarán de cuatro apoyos, con unas dimensiones totales 27x19 metros y una altura de cinco metros. Su diseño incluye una nave central, apoyada en cuatro veleros de diseño tradicional, cada uno de los cuales lleva una vela rígida y desde los que surgen brazos articulados hacia la estructura central piramidal. Todo bien cubierto por paneles solares, que aportarán el 15% de la energía que necesita el barco.


Esta singular embarcación está diseñada para aprovechar y enfilar el viento, desde cualquier direccion, hacia la turbina eólica central, que utiliza el efecto Venturi para acelerar el aire y aprovechar su energia.  El casco, de lados oblicuos, también es propicio para los paneles solares, pues con una inclinacion de 50° sacará el mayor rendimiento eléctrico en sus 75 metros cuadrados, según destaca el diseñador de la embarcación. 

Además, sus velas verticales tipo Ocean Wing traccionan el barco y hacen que las hélices de los cuatro cascos giren con la energia hidráulica y generen electricidad.

Finalmente, el diseño de los cuatro brazos articulados permite al casco central apoyarse en los cascos pequeños y aprovechar la energia undimotriz, mediante unos pistones que transforman el movimiento de las olas en energia hidráulica, la cual aporta movimiento a un volante inercial que genera electricidad a través de un alternador .

Todos estos recursos sirven para alimentar un electrolizador que obtiene hidrógeno a partir del agua del mar, que junto con oxígeno, es utilizado por una pila de combustible que multiplica la energia eléctrica y alimenta todos los sistemas del barco.

Un proyecto que busca mover conciencias
El barco está preparado, además, para desalinizar el agua marina mediante ósmosis inversa. No en grandes cantidades; en principio, unos 100 litros por hora, lo que permitirá una producción de 2.400 litros por día, suficiente para proveer de agua, por ejemplo, a varios de los restaurantes de la línea de la costa, según explican sus promotores.

"Esta función es muy importante pues la idea es que el barco trabaje en las bahías como generador de conciencia sobre un cambio de paradigama energético", subraya Pablo Sánchez. "Queremos que también sirva para concienciar sobre otros problemas acuciantes, como el tratamiento de la basura. Por eso, su trabajo será, principalmente,  limpiar y reconvertir la basura del fondo marino y concienciar sobre el uso del agua y los recursos energéticos".

Buzos con botellas de oxígeno generado en el mismo barco recogerán la basura plástica del fondo marino y la trasladarán al interior del Go Reconvers, donde será triturada mediante dispositivos eléctricos colocados en una prensa con aporte de calor, cuyo molde corresponde a una media esfera con orificios. "Esta forma está pensada para servir de refugio a la fauna marina y generar un soporte al que se adhiera y crezca la flora marina autóctona", explica Sánchez. 

"El calor aportado a estos plásticos triturados hará que se compriman molecularmente y se adhieran unos a otros, haciendo que su velocidad de degradación sea muy superior al tiempo que necesitan para que la flora marina los encapsule y ya no sean un riesgo para los peces", precisa.



El obietivo inicial  es que el Go Reconverse trabaje en una bahía con población costera y, por lo tanto, con contaminacion, durante unos dos meses, tiempo durante el cual se llevaran a cabo las funciones de difusión y concienciación con visitas al barco, dirigidas, en especial, a las escuelas y colegios secundarios locales. También se ofrecerán pasantías para personas que deseen participar en las actividades propias del barco. La nave buscar ser, además, un lugar de ensayo, abierto a fabricantes de productos y dispositivos relacionados con las energías limpias, y brindar la información obtenida en estos ensayos a centros educativos y universidades.

Objetivo: tenerlo a punto en tres años
Antonio Anchuela, Francisco Javier Sala y Pablo Sánchez esperan tener lista la nave en tres años, si bien está previsto que las actividades para darla a conocer comiencen en tres meses, "ya que todo el proceso de construcción del barco forma parte del programa de difusión que tenemos previsto", indican.

El proyecto se desarrollará en tres fases.  La inicial, de construcción, se llevará a cabo en Cambrils; luego se probarán los sistemas instalados (eólico, solar y undimotriz) en las islas Canarias. "donde estas energías tienen mucha mas prestacióin y rendimiento", según indica Sánchez. En una tercera fase, el barco comenzará a viajar de puerto en puerto.  Al respecto, el diseñador de la nave indica que "todo el sistema es desarmable y transportable en camión vía terrestre,  lo que aumenta sus posibilidades logisticas".



Go Reconvers tiene también una pata en Argentina, donde se están realizando las investigaciones referidas al hidrógeno, ya que, de acuerdo son sus promotores,  en este país "hay importantes avances en lo referido a la generación con hidrógeno". Además, indican, "hay interés para comenzar un proyecto gemelo en el puerto de Mar del Plata, donde se encuentra una de las las facultades de ingeniería y diseño industrial mas importantes del país".

Hasta ahora, los tres artífices del proyecto se han estado financiando con fondos privados gracias a "ángeles inversores". En esta nueva etapa van a recurrir al crowfunding y también buscarán recursos a través de la participación en concursos internacionales de diseño ecológico, búsqueda de subvenciones de la Comunidad Europea para proyectos de este tipo y el apoyo financiero de empresas privadas que quieran ayudar al proyecto a cambio de publicidad.



Anchuela, Sala y Sánchez estiman que para poner el barco en el agua a trabajar al 100% necesitan, aproximadamente, 1,2 millones de euros. Una suma, aseguran, "bastante baja teniendo en cuenta la inversión en otros proyectos ´similares´, como el (barco francés) Energy Observer (impulsado por hidrógeno) que cuenta con un presupuesto de 11 millones de euros". En breve, anuncian, estará disponible la web de Go Reconvers, a través de la cual se podrán seguir todos sus avances.

De momento, los interesados en obtener más información pueden hacerlos escribiendo a estos correos: pablosanchezdesign@gmail.com y gusmmartin@gmail.com








Añadir un comentario