panorama

Euskadi no ha mejorado su cuota renovable ni una sola décima en diez años

0
7,2% en 2005. 7,2% en 2015. Ni una sola décima. La clara apuesta de los últimos gobiernos vascos por el gas natural y la dependencia total de las importaciones de petróleo para alimentar su parque móvil convierten a Euskadi en una de las comunidades con mayor dependencia energética de España. La dependencia energética exterior vasca es superior a la de todos los países de la UE salvo Luxemburgo, según el último informe Euskadi Energía. [En la imagen, Bahía de Bikzakia Gas, instalación regasificadora].
Euskadi no ha mejorado su cuota renovable ni una sola décima en diez años

Euskadi Energía 2015 es el último informe de la serie que sobre el particular -la energía en Euskadi- viene editando el Ejecutivo vasco desde el año 1982. El informe incluye los datos energéticos de Euskadi actualizados al año 2015. El Ente Vasco de la Energía (EVE), organismo dependiente del Gobierno regional, es el autor de este informe, que produce con información obtenida de "distribuidores energéticos, productores, transformadores de energía y grandes consumidores, así como de análisis propios". Euskadi Energía 2015, el balance energético del País Vasco, ha sido elaborado -informa el EVE- de acuerdo con la metodología desarrollada por la Oficina de Estadística de las Comunidades Europeas, Eurostat.

Las claves del informe. Para empezar, Euskadi consume hoy menos energía que diez años atrás
El consumo energético en 2015 ha cambiado en Euskadi la tendencia de años anteriores, con un ascenso del 5,1% en el sector doméstico; del 4% en el sector servicios; del 3,4% en el transporte; y del 1,4% en el primario. El único sector que ha mantenido el descenso ha sido la industria, con una reducción del 2,8% "arrastrada por la siderurgia", según el EVE. De todas formas, y aunque la tendencia ha cambiado, el consumo interior bruto 2015 (6.301 kilotoneladas equivalentes de petróleo, ktep) y el consumo final de energía 2015 (5.034 kteps) continúan estando muy por debajo de los registrados diez años atrás, cuando el consumo interior bruto alcanzó las 7.697 kteps y el consumo final de energía se hallaba en 5.512 kteps.

Gas
Así las cosas, en 2015 -y siempre según datos del EVE-, en lo que se refiere al "consumo interior bruto", el gas natural y los derivados del petróleo representaron más del 77% de la demanda energética total del País Vasco. Las importaciones eléctricas supusieron el 14,2%; el carbón se quedó en el 0,7%; y la cuota renovable ascendió al 7,2%. Es decir, que las fuentes renovables -el viento, el sol, las aguas continentales, las olas y/o la biomasa- solo satisficieron en 2015 en Euskadi el 7,2% del total del consumo interior bruto de energía, energía que la región empleó para producir calor, frío, movimiento, electricidad, etc. Esa cuota (7,2%) es exactamente la misma que registró el EVE diez años atrás, en 2005.

La política
La tibieza de la apuesta gubernamental vasca por las energías renovables está seguramente detrás de ese rotundo fracaso. Tan rotundo como que Euskadi no ha mejorado su cuota renovable ni una sola décima en diez años. Esa tibieza contrasta además con la firmeza con la que los últimos ejecutivos vascos (PSOE, PP y PNV) han apostado por el gas natural (combustible fósil procedente de Argelia, Trinidad y Tobago, Nigeria o Catar), apuesta firme que sin embargo parece ir en contra del sentido de la historia. A saber: el consumo interior bruto de gas natural en Euskadi en 2005 se situó en los 42.284 gigavatios hora (GWh); mientras que, diez años después, en 2015, ese consumo ha caído hasta los 27.604 GWh.

Pero estábamos con las energías renovables
Otro dato nefasto que revela Euskadi Energía 2015 es el referido al "aprovechamiento de las energías renovables". El informe que acaba de publicar el EVE concreta que "el aprovechamiento de energía renovable en el año 2015 fue de 454 ktep". Pues bien, diez años atrás, el mismo EVE cuantificaba ese aprovechamiento en 460 kilotoneladas equivalentes de petróleo. Sobre la demanda energética total vasca, el porcentaje no cambia: 7,2% en 2005 y 7,2% en 2015. Pero lo cierto es que, hoy, Euskadi usa menos energía renovable (454 kteps) que hace 10 años (460). En lo que se refiere concretamente a la electricidad vasca de origen renovable, el EVE ha registrado en 2015 una producción que se encuentra por debajo del registro de 2008, 2010 ó 2013.

De las de 454 kteps de energías renovables aprovechadas en 2015, el EVE concreta: el 68,4% habría salido de la biomasa; el 15,1%, de los biocarburantes; el 8,2% sería hidroelectricidad; y el 6,5% procedería del viento (eólica). La capacidad de generación hidroeléctrica y eólica se mantiene respectivamente en 173 MW y 153 MW, es decir, que no se ha añadido al parque eólico vasco ni un solo mega en el ejercicio 2015 (lo mismo ha sucedido con la potencia hidroeléctrica). Mejores noticias ha traído el sol: la potencia fotovoltaica -informa el EVE- aumentó un 0,4% en 2015 y la superficie solar térmica ha crecido en un significativo 8,6%. Según el EVE, ahora mismo hay 68.000 metros cuadrados de solar térmica y 25 MW de fotovoltaica.

Según Euskadi Energía 2015, la dependencia energética exterior vasca es "superior a la de todos los países de la UE salvo Luxemburgo".

Añadir un comentario