panorama

Europa pierde atractivo para las inversiones chinas en renovables

0
En los últimos tres años, el atractivo del mercado de las energías solar y eólica de la Unión Europea ha disminuido significativamente para las empresas chinas, según un estudio de Toulouse Business School . En el sector solar las inversiones alcanzaron un pico máximo en 2011, mientras que la caída en el eólico comenzó en 2012.
Europa pierde atractivo para las inversiones chinas en renovables

Europa continua siendo, no obstante, un importante destino para los flujos de inversión chinos en el sector de las energías limpias, en especial Alemania, de acuerdo con el trabajo de Toulouse Business School  "Inversiones chinas en el sector de las energías renovables de la UE: motivos, sinergias e implicaciones políticas".



El estudio analiza, en concreto, cómo ha evolucionado el comercio y las inversiones de China en la UE en los sectores eólico y solar en la la última década (2004-2014) a partir de datos del Centro de Comercio Internacional (ITC) y del Ministerio de Comercio de China (MofCom) junto con otros estudios. 



Sus autores –Louise Curran, profesora de marketing y negocios internacionales de Toulouse Business School, Ping Lv de la Universidad de la Academia China de Ciencias y Francesca Spigarelli de la Universidad de Macerata–  explican que el 80%  de las inversiones chinas en renovables dentro de la UE se realizaron en los sectores solar y eólico, en especial el solar. 




Alemania, el destino preferido

Alemania es el destino más popular para estas inversiones. La alta concentración de inversiones chinas en Alemania está vinculada a las estrechas relaciones económicas y diplomáticas entre ambos países, así como a su posición de liderazgo en tecnologías verdes y a la gran apuesta del gobierno alemán por el sector de las energías renovables.

Así, casi el 50% de las empresas chinas encuestadas en este estudio informan de que invirtieron en energía solar en Alemania, con un total de 101 inversiones extranjeras directas en este país. España se sitúa como el quinto mercado más importante, con un 5,4% de las firmas chinas que invirtieron en este sector (para un total de 11 inversiones extranjeras directas), siendo superada por Luxemburgo (10,8%), Italia (6,9%), Holanda (5,9%) y Reino Unido (5,9%).



En eólica, también destaca la inversión en Alemania: casi el 30% de las firmas chinas eligieron este país. En segundo lugar aparece Dinamarca (11,4%), mientras que en España se produjeron dos inversiones extranjeras directas chinas en el sector eólico frente a las 13 realizadas en Alemania.



Otro aspecto que pone de relieve este trabajo es que la mayoría de las empresas chinas prefieren invertir en la UE sin socio local, buscando inversiones en proyectos nuevos, en lugar de realizar adquisiciones o joint ventures. Esto es coherente con su motivación, que está enfocada principalmente en la búsqueda de mercados (ventas y servicios), en lugar de buscar activos estratégicos. Las filiales chinas que se abren en Europa se utillizan principalmente para penetrar en esos mercados, sin embargo, si bien algunas inversiones están ligadas a la producción, I+D e instalaciones operativas.
 
Marcos políticos adecuados

De acuerdo con el estudio, los marcos de las políticas de energías renovables de la UE y China están convergiendo, incluso aunque el sector haya estado sujeto a conflictos comerciales bilaterales. En este sentido, los autores del trabajo señalan que aunque tanto la inversión como el comercio han experimentado rápidas caídas desde 2011, estas tendencias están más relacionadas con las dificultades en los mercados locales (es decir, recortes en el apoyo al consumo en mercados clave de la UE), que a las tensiones comerciales dentro del sector (es decir, los derechos antidumping contra los paneles solares chinos impuestos por la Comisión Europea).

Además, de acuerdo con Louise Curran, de Toulouse Business School, "es evidente que existen sinergias potenciales entre las capacidades financieras y tecnológicas de las empresas chinas y las de los socios de la UE. El desafío consiste en gestionar la integración de estas capacidades en un entorno político cambiante. Los cambios en la política nacional de inversión en los países miembros de la UE, así como las diferencias culturales y de idioma, siguen siendo barreras importantes para el éxito de las inversiones de las empresas chinas".

El artículo "Inversiones chinas en el sector de las energías renovables de la UE: motivos, sinergias e implicaciones políticas" es resultado del proyecto Poreen (Partnering Opportunities between Europe and China in the Renewable Energies and Environmental Industries). Este proyecto ha sido financiado por la Comisión Europea en virtud del Séptimo Programa Marco de Investigación en Ciencias Socioeconómicas y Humanidades (SSH).

Según datos recientes de la Agencia Nacional de Energía de China, para el año 2020 China pretende invertir más de 360.000 milllones de dólares en energías renovables.


Añadir un comentario