panorama

Estas son las zonas en las que sí caben parques eólicos o solares

3
Ecologistas en Acción ha publicado un Manifiesto en el que alerta sobre el impacto ambiental que puede causar la "oleada" de proyectos eólicos y solares que empresas de todo el mundo están promoviendo actualmente en España. La oenegé denuncia dejación de funciones por parte de la administración ("falta de planificación rigurosa y participada" e inexistencia de "instrumentos de selección de emplazamientos vinculantes"), y alerta: "son las empresas promotoras las que están haciendo esa selección de emplazamientos, no solo por la disponibilidad del recurso eólico o solar, sino también en base al menor coste del suelo y a la menor resistencia social". [Abajo incluimos el Anexo I del Manifiesto: "Graduación de la aptitud ambiental de terrenos con vistas a la instalación de renovables"].
Estas son las zonas en las que sí caben parques eólicos o solares

"La avalancha de grandes proyectos de energías renovables pone en riesgo una transición energética justa y ecológica". Lo dice Ecologistas en Acción, que acaba de publicar un Manifiesto en el que señala rotunda que "es perentorio compatibilizar la necesaria descarbonización de la economía con la protección de la biodiversidad, la justicia social y el equilibrio territorial". La falta de planificación rigurosa y vinculante y de instrumentos de selección de emplazamientos adecuados está generando ya hoy -aseguran los ecologistas- la ocupación y la fragmentación de numerosos hábitats y la desaparición de especies cuando las ubicaciones de los proyectos renovables son incompatibles o sus dimensiones, excesivas. "Ante la ausencia de una gobernanza adecuada por parte de las administraciones -continúa Ecologistas- son las empresas promotoras las que están haciendo esa selección de emplazamientos, no solo por la disponibilidad del recurso eólico o solar, sino también en base al menor coste del suelo y a la menor resistencia social".

El Manifiesto reconoce que el Ministerio para la Transición Ecológica presentó a finales del año pasado un mapa de zonas de sensibilidad para identificar los potenciales condicionantes ambientales, pero denuncia que, sin embargo, "no desarrolló ningún mecanismo de obligatoriedad a esta caracterización". La evaluación ecologista tampoco aprueba a las comunidades autónomas, que son las responsables de dar luz verde a los proyectos de menos de cincuenta megavatios (50 MW). Los gobiernos autonómicos -dice el Manifiesto- deberían tener en cuenta, "como mínimo", el nivel de sensibilidad ambiental, "especialmente los indicadores ambientales asociados", para valorar la apitud de un territorio para acoger una instalación renovable.

Manifiesto de Ecologistas en Acción
«Es precisamente a nivel autonómico donde en estos momentos se están ignorando los problemas ambientales de muchos de los proyectos concretos con un elevado impacto. Son las instalaciones de menos de 50 MW las que más están proliferando en el territorio, incluso, siguen repitiendo las malas prácticas de fraccionamiento de los proyectos para evitar la tramitación por el Ministerio o bien para evitar la evaluación de los impactos sinérgicos de varios proyectos concentrados en un pequeño territorio. A lo que se suma la actitud de gobiernos regionales como el de Andalucía, que acaba de retirar a instancia de la asociación de promotores renovables andaluces la guía y zonificación de renovables para ocultar los conflictos de muchos proyectos con la conservación de las aves esteparias»

Ecologistas en Acción considera que tampoco se han evaluado correctamente los futuribles impactos de los aerogeneradores que está instalando ya el sector, máquinas que duplican y triplican la potencia de las máquinas instaladas hace solo diez años y que pueden producir "un salto cualitativo de impredecibles consecuencias en la mortalidad de la fauna alada".

El Manifiesto ecologista incluye un anexo titulado "Graduación de la aptitud ambiental de terrenos con vistas a la instalación de proyectos renovables (en orden decreciente de aptitud)". Lo reproducimos, íntegramente, a continuación.

1.- Suelo urbano o industrial consolidado

2.- Suelo urbanizable (urbano o industrial), sin valores ambientales relevantes (presencia de flora, fauna o hábitats de interés)

3.- Zonas de suelo rústico o no urbanizable afectadas por actividades mineras y extractivas, vertederos u otros usos intensivos del terreno o de los recursos naturales de naturaleza análoga a los anteriores

4.- Zonas de suelo rústico o no urbanizable ocupadas sin visos de ilegalidad por infraestructuras o complejos de ocio o turismo (de transporte, grandes aparcamientos, pistas de esquí, parques temáticos...)

5.- Zonas de suelo rústico o no urbanizable ocupadas por láminas de agua artificiales sin valor ambiental (no considerados humedales con valor ambiental o que formen parte de los valores de la RN2000 o de ENP)

6.- Zonas evaluables caso por caso, incorporando tanto el consumo de recursos hídricos como las emisiones derivadas de los cambios de uso del suelo: Zonas de suelo rústico o no urbanizable ocupadas por regadíos.
6.1 Regadíos de anuales
6.2 Regadíos de frutales

7.- Zonas evaluables caso por caso: Zonas de suelo rústico o no urbanizable ocupadas por secanos o pastizales sin protección urbanística, paisajística ni medioambiental. Carentes
de elementos de importancia para la biodiversidad y que se deberá evaluar cuál es el mejor uso de esos territorios.

8.- Zonas evaluables caso por caso (en principio no recomendables)
8.1 Sistemas de alto valor natural (o paisajístico o cultural) deteriorados
8.2 Secanos sin protección urbanística ni medioambiental. Con elementos de importancia para la biodiversidad (flora, fauna o hábitats) o patrimoniales.
9.- Zonas de exclusión. Nivel 1
9.1 Sistemas agrarios de alto valor natural (o paisajístico o natural) SAVN
9.2. Espacios en colindancia con espacios protegidos y en situación de producir afección.

10.- Zonas de exclusión. Nivel 2. Espacios con niveles de protección.
Red Natura 2000
Espacios naturales protegidos

Ecologistas en Acción considera "urgente" impulsar "la gestión de la electricidad desde la economía social y solidaria, eliminando o reduciendo la tributación de los proyectos energéticos generados desde esta óptica no lucrativa". Según esta oenegé, que es una confederación de más de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades, las administraciones deben potenciar pequeñas y medianas instalaciones de poca potencia que ahora mismo nada pueden hacer en el mecanismo de subastas: "estas instalaciones, de iniciativa municipal, de comunidades energéticas o de cooperativas, cubrirían demandas locales y se perdería poca energía en el transporte".

Añadir un comentario
Miguel
Suso, en las viviendas con riesgo de pobreza de Madrid y del resto de España, rara vez se pondrán paneles fotovoltaicos. los paneles se pondrán la mayoría en viviendas de clase media-alta donde tengan dinero contante y boyante, especialmente en chalés. Las viviendas con riesgo de pobreza generalmente consumirán de la red, y como en junio les subirán el precio desde unos 13 céntimos a unos 20 céntimos el kWh el kWh, pues más riesgo de pobreza energética tendrán.
Luis A Pineda
Hasta qye hay un comentario congruente con la reañudad y las afectaciones ambientales irreversibles que causan estos proyectos, los cuales se ofertan cono sustentables, ignorando los impactantes ambientales y sociales que causan.
suso
Existiendo como existen 500 millones de viviendas con riesgo de pobreza en Madrid, anda que no se pueden poner paneles fotovoltaicos en sus tejados.