panorama

0
Lo dice Hanno Schoklitsch, el presidente ejecutivo de Kaiserwetter, la multinacional alemana especializada en gestión de activos de energías renovables. La compañía, que ha revolucionado el sector con su plataforma Aristoteles -"que combina la gestión de activos tradicionales, técnicos y comerciales con la integración digital de todos los procesos y datos"- se ha propuesto "liderar la digitalización del sector y de la nueva potencia en España para minimizar riesgos y maximizar beneficios”.
"España es ahora el mercado renovable más apetecible de Europa"

Tras cuatro años de parón en energías renovables, España parece estar volviendo a la senda de la transición energética. El nuevo Ejecutivo socialista está dando un giro a la política energética nacional. El cambio, que ha explicitado en Bruselas la ministra para la Transición Energética Teresa Ribera, ha cristalizado -explican desde Kaisserwetter- "en el nuevo objetivo de la Unión Europea del 32% para 2030 (revisable al alza en 2023) y en una inminente derogación del conocido como Impuesto al Sol" (el antecesor de Ribera en el cargo, el popular Álvaro Nadal, era un firme defensor del impuesto al Sol y se había alineado además en la Unión Europea con los gobiernos menos ambiciosos en materia de objetivos renovables, gobiernos que apostaban por una cuota, raquítica, del 27%). El volantazo político ahora dado ha sido muy bien recibido por todo el sector, empezando por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), que adelantaba hace unas semanas que la nueva visión energética española se va a traducir en una inversión en España "de entre 80.000 y 100.000 millones de euros de aquí a 2030".

Los primeros pasos de ese retorno a la transición energética los dio en realidad el Ejecutivo Rajoy, que, tras mantener congelado el sector durante casi un quinquenio (2011-2016), convocó su primera subasta de potencia renovable tras cincuenta meses de gobierno, en 2016, y otras dos en 2017 (mayo y julio). Las subastas en cuestión han sido muy criticadas por el sector, que ha acusado al Gobierno del PP de haber diseñado un modelo de subasta que encarecía artificialmente los precios, pero han sido subastas en todo caso que han dado un cierto oxígeno a un sector famélico tras la travesía del desierto. El caso es que, el año pasado -recuerdan desde Kaiserwetter-, casi un tercio de la potencia adjudicada en nueva potencia renovable en Europa llevó la vitola de España (ocho gigavatios, 8 GW, de un total de 25,2 GW). Las subastas convocadas han llegado tarde y, sobre todo, han llegado precipitadas por el previsible incumplimiento del Objetivo renovable 2020 de España, que debe alcanzar un 20% de cuota renovable en su mix energético ese año (estamos en julio del 18 y en el 17,3%).

Más vale tarde
Según Kaiserwetter, el cambio de tendencia ha vuelto a situar a España "en el centro del interés inversor" (efectivamente, la demanda de potencia renovable en la subasta superó en tres veces la oferta del Gobierno, hasta el punto de que, en la última subasta, el Ejecutivo tuvo que aplicar la cláusula que permitía aumentar la potencia adjudicada, de 3 GW a más de 5 GW). La lectura de APPA, que anuncia inversiones multimillonarias en la España de los próximos años, es compartida por la Asociación Empresarial Eólica, que estima que solo la potencia eólica adjudicada supondrá inversiones superiores a los 4.500 millones de euros y la creación de hasta 30.000 empleos, directos e indirectos, solo en la fase de construcción. En fin, que España está viviendo un nuevo bum inversor, animado por la bajada en costes de las tecnologías limpias, bajada que ha permitido ahora cerrar las subastas sin primas para los productores. Kaiserwetter señala las causas de ese abaratamiento: "la optimización y reducción en costes mediante tecnologías más modernas en infraestructura y digitalización".

Y es ahí donde la gestora de activos renovables, que presume de su condición de "pionera en la digitalización del sector", se postula para atraer aún más inversiones al país: “España -señala el presidente ejecutivo de Kaiserwetter- es ahora el mercado renovable más apetecible, en especial en potencial de crecimiento fotovoltaico. El sur recibe tanta luz solar como el norte de África -2.000 kilovatios hora por metro cuadrado al año-, y el nuevo Gobierno ya ha anunciado próximas subastas". Pues bien -continúa Hanno Schoklitsch-, en Kaiserwetter "queremos liderar la digitalización del sector y de la nueva potencia en España para, minimizar riesgos y maximizar beneficios y esto es el base para atraer más inversión”. El marco parece el propicio, pues las compañías renovables -explican desde la empresa- están viviendo un auténtico "rally bursátil en los últimos meses, ajenas a la corrección que han azotado a toda Europa y a las eléctricas tradicionales, alcanzando revalorizaciones superiores al 100% según Bloomberg, que anima a invertir en España".

La compañía así ha anunciado hoy que se propone reforzar su apuesta en España ante el éxito de las últimas subastas: "lideramos la digitalización de esta nueva potencia renovable de España mediante nuestra plataforma digital Aristoteles, recientemente galardonada con el SAP Innovation Award 2018 por su contribución como ‘fuerza impulsora a la hora de frenar el cambio climático’". Kaiserwetter recalca además que el potencial solar del país, "combinado con esta digitalización", es claver para cumplir los objetivos de la UE. Y ciertamente el potencial es extraordinario, habida cuenta de los números que arrojan otras naciones que cuentan con mucho menos recurso solar que la península ibérica. España es hoy solo el quinto mercado fotovoltaico europeo (5 GW), muy por detrás de Alemania (42,4 GW), Italia (19,6 GW), Reino Unido (12,8 GW) y Francia (8).

La compañía valora el marco
Según Kaiserwetter, "la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que responda a los compromisos de la UE en la Cumbre del Clima de París (reducir sus emisiones un 40% para 2030) sigue entre las tareas pendientes del Gobierno". La digitalización del sector y la energía solar -insisten desde la empresa- desempeñarán "un papel clave en esta estrategia que implica la descarbonización y la intención de Pedro Sánchez de no alargar la vida útil de las plantas nucleares más allá de los 40 años. Las licencias de operación de las siete centrales -recuerda la gestora de activos renovables- caducarán entre 2020 y 2024". La más moderna de todas ellas, la de Trillo, debería cerrar en 2027.

Kaiserwetter define Aristoteles como "una plataforma IoT basada en la nube que utiliza todas las posibilidades del Smart Data Analytics y del Predictive Data Simulation al agregar y correlacionar todos los datos técnicos, meteorológicos y, fundamentalmente, financieros con los objetivos de: (1) maximizar el retorno y (2) minimizar los riesgos de inversión, (3) logrando la mayor transparencia". Kaiserwetter se presenta como una "compañía alemana independiente que ofrece sus servicios digitales especializados a fondos de inversión, inversores de capital privado e instituciones bancarias a nivel mundial". La compañía tiene oficinas establecidas en Hamburgo, Madrid y Nueva York.

Sobre las subastas
• Señor ministro, esto es lo que dicen los que saben de subastas... sobre las subastas

• La European Wind Energy Association califica la primera subasta eólica celebrada por el Gobierno Rajoy como un ejemplo de malas prácticas

• La cooperativa Som Energia valora la subasta eólica de enero de 2016

• ¿Qué ha sido de los 500 megavatios eólicos subastados en 2016? Reportaje de Pepa Mosquera publicado en la edición de febrero de 2017 (ER 158)

• Las subastas son un obstáculo para el despliegue de la energía eólica de propiedad compartida, según la World Wind Energy Association

• La Asociación Empresarial Eólica denuncia que Energía no ha contado con el sector eólico para diseñar la subasta de los 3.000 MW

• ¿Subastas? Quizá sí, pero no así, artículo de Alberto Ceña

• 13 asociaciones reclaman un sistema de subastas “anual, objetivo y competitivo”

• Las subastas: ¿una declaración de guerra contra la democratización de la energía?, por Pep Puig

Añadir un comentario