panorama

Sociedad

Energías renovables, una gran oportunidad para reconstruir economías que se han basado en el carbón, como León

0
La provincia de León sufre el declive socioeconómico propio de otras zonas rurales de Castilla y León y de buena parte de la zona interior de España, agravado por las consecuencias que ha tenido el abandono del carbón. A ello hay que sumar su progresivo despoblamiento y la brecha digital en esta provincia, la mayor de toda la región. Las energías renovables pueden hacer mucho para ayudar a su recuperación en el nuevo contexto de la transición económica y energética, como explica Begoña María-Tomé Gil, del Área de Medio Ambiente del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS-CCOO).

Energías renovables, una gran oportunidad para reconstruir economías que se han basado en el carbón, como León
Cubillos del Sil, uno de los pueblos más afectados por el cierre de la minería del carbón

A nivel demográfico, la provincia de León se caracteriza por el envejecimiento de la población y un progresivo despoblamiento territorial - entre 1996 y 2018 León perdió un 10% de sus habitantes -. La provincia registra además la mayor brecha digital de la región, con casi 900 entidades que no disponen de banda ancha.

Tras la clausura de la minería de carbón, la provincia se enfrenta al cierre y desmantelamiento de las centrales térmicas de Anllares, La Robla y Compostilla, generando la pérdida de 600 puestos de trabajo y de una buena parte de los ingresos de la Comarca de El Bierzo, el segundo polo demográfico y el centro industrial más importante de la provincia. Ayuntamientos como el de Cubillos del Sil esperan una reducción de ingresos del orden del 60% de su presupuesto municipal.

En España el proceso de cierre y transición de la minería del carbón y de las centrales térmicas se está articulando a través de los Convenios de Transición Justa, que implican procesos de participación social y territorial. Los proyectos que se están presentando a estos convenios se basan muy particularmente en el desarrollo de las energías renovables y están contribuyendo a generar actividad económica en esas zonas en transición y a cubrir las pérdidas de empleo que se han producido.

Un gran potencial
Hoy en día León es una de las provincias con menor potencia renovable de Castilla y León; sin embargo, cuenta con empresas de todas las tecnologías renovables y de toda la cadena de valor, destacando el tejido industrial del sector eólico.

De acuerdo con las estimaciones del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud, actualmente las renovables dan empleo a 2.069 personas en la provincia de León. Por tecnologías se distribuyen: 1.564 empleos en eólica, 394 en biomasa, 93 en fotovoltaica y 18 en otras renovables. Por tipo de actividad, destacan las empresas de fabricación, que representan el 77% del total del empleo. Se trata además de un sector muy masculinizado, pues sólo el 20% son mujeres.

Las energías renovables tienen un futuro esperanzador en base a la capacidad productiva existente y a la alta disponibilidad de recurso renovable. La potencia en tramitación en el primer semestre de 2020 multiplicaría por 2 la potencia eólica existente y por 87 la potencia fotovoltaica; y aunque no todos los proyectos se harán efectivos, dan muestra del interés inversor.

El potencial de empleo asociado a la nueva potencia renovable de aquí a 2030 representa una ventana de oportunidad para la provincia de León, para el crecimiento de la cadena de suministro de las tecnologías renovables, pero también para otras muchas actividades como la formación, la investigación, el almacenamiento de energía o la gestión de redes.


Cómo acelerar el despliegue

Para acelerar el despliegue de tecnologías renovables en todos los sectores económicos, y para asegurar que la integración se realiza tanto desde el lado de la generación como del lado de los consumidores, se propone llevar cabo las siguientes medidas.

Desde el punto de vista de la planificación autonómica, se requiere reforzar los planes en materia de energías renovables, estableciendo objetivos obligatorios de energías renovables (térmicas y eléctricas), y desarrollar una Estrategia Autonómica de Transición Justa, que evalúe y desarrolle soluciones para afrontar la transición energética de todos los sectores (centrales nucleares, industria del automóvil, …).

En el marco del diálogo social en las zonas en transición, es imprescindible propiciar que las empresas eléctricas que cierran instalaciones inviertan en proyectos de renovables, y asegurar el mantenimiento del empleo de los trabajadores de las contratas.

Por su lado, el sector público tiene que desarrollar un papel ejemplarizante y tractor sobre el resto de la economía, acelerando la rehabilitación y la integración de renovables en edificios públicos y entornos urbanos, promoviendo las redes de calor urbanas y apoyando exclusivamente las fuentes de energías renovables.

En el ámbito industrial, es preciso elaborar planes industriales específicos para impulsar la fabricación local de bienes y equipos, aumentando el apoyo al I+D+i que se desarrolla en las principales empresas y centros de investigación. También es necesario fomentar las comunidades energéticas en polígonos industriales y áreas empresariales, fijar objetivos autonómicos de autoconsumo industrial por subsectores, promover el uso de la biomasa para satisfacer la demanda del calor industrial, en particular en la producción y procesado del maíz y del lúpulo, muy importantes en el territorio.

Por último, urge mejorar los sistemas de formación y recualificación para facilitar la empleabilidad de la población activa y promover campañas de divulgación y concienciación para la promoción de las energías renovables en las empresas y en los hogares.

Estas acciones, entre otras, deberían ser útiles para consolidar y expandir el sector renovable leonés y su industria asociada, así como para activar la recuperación económica y la creación de empleo local.

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).