panorama

El petróleo se come en dos días las primas a las renovables de un año

3
Han bastado dos días para que la subida de precio del barril de petróleo suponga para España un gasto mayor que el de todas las primas que recibieron las energías renovables en todo el año 2009, cuantificadas en 4.600 millones de euros. Y algunos siguen empeñados en decir que las renovables son caras.
El petróleo se come en dos días las primas a las renovables de un año
Pozo de petróleo de Repsol en Libia

Lo dijo ayer el ministro de Industria, Miguel Sebastián: “por cada diez euros que sube el barril, nos cuesta 6.000 millones de euros a la economía española”. La subida de ayer y de hoy del barril de Brent, que ha llegado a cotizar a 119 dólares aunque luego se ha moderado hasta 112, es incluso superior. Según el Estudio macroeconómico del impacto de las energías renovables en la economía española en 2009, elaborado por la consultora Deloitte para APPA y presentado a finales de 2010, las primas a las renovables ese año alcanzaron 4.600 millones de euros.

Sebastián también ha reconocido que el alza de las materias primas energéticas, como el petróleo y el gas, son responsables de dos terceras partes del déficit comercial español, que en 2010 ascendió a 52.283 millones de euros. Sin esperar a la contabilidad macroeconómica de finales de año, los transportes y la electricidad pueden experimentar importantes subidas. En el caso de la energía eléctrica no por culpa del petróleo sino del gas. Y muy especialmente si Argelia, uno de nuestros principales suministradores de gas natural, sigue la senda de sus vecinos.

Por si fuera poco, estas subidas de precios empujarán la inflación. Los analistas calculan que por cada 10 dólares de subida del barril, la inflación en Europa puede aumentar hasta en dos décimas. Una noticia preocupante en estos momentos en los que todos los países intentan salir de la crisis.

Aunque el consenso de los expertos sitúa el precio del crudo entre 105 y 110 dólares por barril en las próximas semanas, algunos ven claras posibilidades de llegar a los 200 euros, como el banco japonés Nomura.

A pesar de estos hechos, el martes pasado Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa, seguía insistiendo con un discurso que ha hecho marca de la casa en los últimos tiempos: “si no se reducen más las primas a las energías renovables, será necesario subir la tarifa eléctrica para evitar que se creen agujeros en el sistema eléctrico”. En una demostración más de que Villaseca suele confundir los intereses de su empresa con los de la economía española.

Vivir sólo con renovables
Como apunta Javier García Breva, presidente de la Fundación Renovables, en su último artículo del blog de Energías Renovables, es "el petróleo ¡estúpidos!, no la fotovoltaica”. “El precio de los combustibles fósiles amenaza la recuperación económica… Para España, con unas importaciones de gas y petróleo en 2010 de más de 31.000 M€ y unos sobrecostes de 14.000 millones más por los desvíos en las previsiones presupuestarias de 2010 y 2011, realizadas con precios más bajos, la dependencia de los combustibles fósiles –como bien decía Mariano Marzo en un artículo reciente– está en estrecha correlación con la deuda soberana”.

La solución para García Breva pasa por cambiar el modelo energético por otro basado en las renovables. Y señala que “mientras no se modifique la conformación de precios del pool eléctrico y el método de subastas que fijan el precio de la tarifa de último recurso, los consumidores seguirán pagando nuevas subidas. Siempre es bueno encontrar a quién echarle la culpa y repetirlo machaconamente hasta convertirlo en verdad irrefutable”.

En este sentido, Greenpeace acaba de presentar un informe –La batalla de las redes– en el que asegura que Europa es capaz de hacer "una transición sin problemas" a un sistema que proporcione “energía 100% renovable a todas horas”. La organización ecologista incluye en ese informe el que presenta como el primer euromapa “que especifica qué cantidad de cada tipo de energía renovable es viable y cuánto habría que invertir en infraestructura para llevar la electricidad allá donde haga falta en Europa”.

Añadir un comentario
joan
La noticia me parece muy interesante pero si hago cuentas no salen las cifras que aparecen en el artículo ni por asomo. Según he podido averiguar (http://www.indexmundi.com/g/r.aspx?c=sp&v=91&l=es) el consumo de petroleo español es de 1,6 millones de barriles diarios. Como se está hablando de dos días entonces serían 3,2 millones de barriles. El artículo menciona: "Han bastado dos días para que la subida de precio del barril de petróleo suponga para España un gasto mayor que el de todas las primas que recibieron las energías renovables en todo el año 2009, cuantificadas en 4.600 millones de euros." Por tanto tomando como referencia los 4.600 millones de euros es decir, 6.348 millones de dolares mediante una sencilla regla de tres 6.348 millones de dólares / 3,2 millones de barriles supondría un sobrecoste del barril desorbitado. ¿Donde fallan mis cuentas? Saludos
Adolfo
Oye, el problema no es ese. No sabes leer. El articulo dice que las subvenciones a la fotovoltaica nos salen más baratas que todo lo que conlleva la dependencia del petroleo y el gas. Otro problema es que con todo los impuestos que gravan al gas y al petroleo y a sus derivados se engorda el gobierno. Si fueran renovables, no tendrían esta fuente de financiación. Aunque solo fuera por que algo que está subvencionado no puede tener impuestos.
paco
Las renovables no están maduras para reemplazar al petróleo y tampoco está bien tirar siempre se subvenciones que al final pagamos todos para que cuatro gatos se enriquezcan. Yo no me opongo si se consigue sean competitivas pero empeñarse en que son la única solución. Tal vez deberíamos buscar otras fuentes que generen energía de verdad y cuando se necesita.