panorama

El mundo rural, clave en la transición energética

0
El congreso Rural Smart Grids, celebrado en Barcelona esta semana,  ha concluido que es necesario un pacto de país para hacer una transición energética que cuente con el mundo rural. La base de este pacto tiene que ser el equilibrio territorial en el modelo energético para un sistema distribuido a partir de fuentes renovables y con mayor participación del consumidor.
El mundo rural, clave en la transición energética

El 3er Rural Smart Grids se ha celebrado en el marco del Smart City Expo & World Congress en Barcelona, siendo la primera vez que colaboran los dos acontecimientos y que se aborda la relación y la interacción entre las realidades urbana y rural. 

El Congreso ha concluido con la solicitud de un pacto de país para hacer la transición energética hacia un nuevo modelo sostenible y basado en las renovables que tenga en cuenta el mundo rural, en palabras del coordinador del Comité Técnico del Congreso, Pep Salas.

La base de este pacto tiene que ser el equilibrio territorial en el modelo energético para un sistema distribuido a partir de fuentes renovables y con mayor participación del consumidor. Salas señala que se tiene que pensar en clave de país y superar el esquema del territorio como aportador de recursos y la ciudad como consumidora.

Así, para impulsar las redes eléctricas inteligentes en el mundo rural se tienen que desarrollar nuevos modelos de negocio y aprovechar al máximo las sinergias con la smart city. Además, la colaboración público-privada es clave para impulsar la transición energética hacia un sistema más sostenible y eficiente y para promover las redes inteligentes en el entorno rural.

Nuevas redes de trabajo
En la inauguración, la directora del Instituto Catalán de Energía (ICAEN), Maite Masià, apostó por dar un paso más aprovechando el Rural Smart Grids para promover proyectos en el territorio y crear nuevas redes de trabajo con la participación de los diferentes agentes del sector. Por su parte, el director general de Desarrollo Rural, Jordi Sala, reivindicó el papel clave del territorio para lograr la democratización del modelo energético y la resiliencia energética de Catalunya. 

Entre las principales conclusiones del evento, según ha señalado Carles Riba, profesor de la Universitat Politècnica de Catalunya, también destaca la petición de un marco legal y de políticas públicas que potencien la transición hacia un nuevo modelo energético. Una legislación que facilite un entorno favorable a nuevos operadores energéticos y de telecomunicaciones locales y de pequeña dimensión. El mundo rural tiene una capacidad de influencia creciente y transformadora que facilita este cambio hacia una economía de proximidad.

Sinergias
La conferencia inaugural del 3r Rural Smart Grids estuvo a cargo de James Goodman, director del Forum for the Future del Reino Unido, quien abordó las especificidades del desarrollo de la gestión smart en el ámbito rural respecto del urbano, así como las sinergias que se pueden generar. “Estamos a finales del paradigma de los combustibles fósiles, y entramos a la era del smart city, el smart rural y de la economía circular”, afirmó Goodman. 

Posteriormente, Roberto Bermejo, profesor de Economía Sostenible a la Universidad del País Vasco (EHU), expuso los diferentes modelos para la transición energética y el desarrollo rural-urbano, y el papel de las redes energéticas inteligentes en el mundo rural. “Cada vez es más rentable el modelo de generación distribuida de energía a partir de fuentes renovables. Es un modelo que técnicamente puede alcanzar la totalidad del consumo y hacerlo de manera más económica y sostenible”, dijo Bermejo.

El profesor también indicó que el modelo de crecimiento indefinido del consumo de energía es insostenible y afirmó que hay que ir hacia uno más eficiente y que tienda hacia el autoconsumo y modelos cooperativos o de gestión municipal que “se han demostrado más sostenibles y económicos”. En este sentido, destacó el caso alemán, en el cual el 50% de la potencia eléctrica proviene de cooperativas.

Por su parte, Pascal Hardy, miembro del Écologie Industrielle Conseil de Francia, analizó los diferentes modelos de negocio en energías renovables y smart grids y su viabilidad, con el trasfondo de la Economía Circular. “Las rural smart grids son la aplicación a la energía del concepto de economía circular”, defendió Hardy quién, además, señaló que el multiparternariado es clave en el desarrollo del modelo de smart grids en el que participan activamente consumidores y productores.

Añadir un comentario