panorama

7
El Ministerio para la Transición Ecológica celebró ayer la segunda subasta "para la asignación del Régimen Económico de Energías Renovables a proyectos de energía renovable". Esta segunda convocatoria ha adjudicado 3.124 megavatios (MW) a un precio por debajo de mercado, lo que se traducirá, según el Ministerio, en "ahorros directos en la factura de la luz". Han participado en la subasta 61 agentes, con ofertas por encima de los 5.100 MW y han resultado adjudicatarios 26, que se han repartido 866 MW fotovoltaicos y 2.258 eólicos.
El Ministerio publica los resultados oficiales de la subasta

La subasta -informa el Ministerio- se ha saldado con un precio medio ponderado de 31,65 euros el megavatio hora (31,65 €/MWh) para la tecnología fotovoltaica y de 30,18 €/MWh para la eólica, un 80% de media por debajo del precio medio de la electricidad registrado en último mes vencido y un 60% de media inferior a la estimación de precios a largo plazo respecto de la última cotización. Según el departamento que dirige Teresa Ribera, la incorporación de 3.124 MW al sistema permitirá reducir el coste de producción de electricidad, "efecto que se verá acumulado con las sucesivas subastas"; además, la integración de renovables -explican desde el Ministerio- ayudará a que España siga avanzando en su acción por el clima, "ya que, una vez entren en funcionamiento los proyectos adjudicados, se prevé una reducción anual de emisiones de gases de efecto invernadero próxima a los tres millones de toneladas de CO2 equivalente".

Por otro lado, el despliegue asociado a los 3.124 MW adjudicados movilizará inversiones por unos 3.000 millones de euros asociados a la fabricación y construcción de las instalaciones, ocupando a unas 32.000 personas.

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico: "la subasta, planteada en un momento especialmente delicado del panorama energético europeo, representa la consolidación de nuevos actores, lo que demuestra la vitalidad del sector; el de las renovables es un ámbito en el que vamos a seguir viendo un crecimiento muy importante del número de compañías”

La ministra ha vuelto a enfatizar, tal y como hiciera ayer, que, “una vez más, se confirma el interés y la confianza de los inversores” (algunos actores del sector, como Iberdrola, han decidido no participar en la subasta so pretexto, precisamente, de la inseguridad jurídica que estiman estaría propiciando la reforma energética emprendida por el Gobierno).

Por otro lado, la vicepresidenta ha valorado que “el precio resultante muestra hasta qué punto hay una distorsión clarísima en el precio del mercado mayorista en estos momentos: frente a los 30 €/MWh de la adjudicación media de esta subasta hay una distancia grande con los más de 200 €/MWh que se están pagando en el mercado mayorista español”.

La demanda de potencia, un 50% por encima de la oferta hecha por el Gobierno a través de esta subasta
Se han subastado -informa el Ministerio- 3.300 MW, de los cuales 600 MW estaban reservados para instalaciones eólicas y fotovoltaicas de disponibilidad acelerada; 700 MW, para la tecnología fotovoltaica; 1.500 MW, para la tecnología eólica; y 300 MW, para instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida con carácter local. El resto (200 MW) se corresponden a una subasta neutra tecnológicamente.

Han participado un total de 61 agentes, que han presentado a la subasta más 5.100 MW, un 54,5% por encima de la oferta.

Los agujeros de la subasta
Eso sí, ha habido dos "agujeros" importantes en la subasta. (1) De los trescientos megavatios (300 MW) reservados a instalaciones fotovoltaicas “de generación distribuida con carácter local”, solo han sido asignados 5,75 megas, en cuatro instalaciones, a un precio medio de 35,925 € el megavatio hora. El apoyo específico a la reserva para los pequeños sistemas de generación distribuida ha respondido, según el Ministerio, a que "aportan una mayor eficiencia, porque precisan menos infraestructuras de red, y reducen las pérdidas de energía en ellas". Véase sobre estas líneas el detalle de las instalaciones en cuestión, extraído de la tabla general de la Relación de Ofertas Adjudicatarias.

Y (2), de  los seiscientos megavatios (600 MW) reservados para "disponibilidad acelerada" (plantas eólicas o fotovoltaicas ya en avanzado estado de tramitación, que tendrán que estar construidas en un plazo de ocho meses desde la adjudicación de la retribución regulada, de modo que tengan impacto antes del verano de 2022), apenas han sido adjudicados 22 (21,95 MW, para ser exactos, véanse sobre estas líneas).

En total, se han adjudicado 3.123,77 MW, de los que 865,77 MW corresponden a la tecnología fotovoltaica y 2.258 MW a la tecnología eólica. Además, del total de potencia de tecnología fotovoltaica, 21,95 MW deberán estar disponibles antes del 30 de septiembre de 2022 y 5,75 MW deberán cumplir ciertos requisitos para favorecer la generación distribuida y de carácter local. Al contrario de lo que sucedió en la subasta de enero, ha sido la tecnología eólica la adjudicataria de la potencia no asignada en las reservas mínimas.

Precios resultantes de la subasta
Se trata de una subasta pay as bid, es decir, los promotores pujan por el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que generen en sus plantas y ese es el precio que se les asigna durante 12 años. Atendiendo a la media ponderada del volumen de potencia adjudicado a los distintos precios, los precios resultantes para cada tecnología han sido los que recoge la tabla adyacente.

El Ministerio explica las virtudes de su modelo
«Una vez puesta en servicio, la nueva potencia renovable reportará beneficios en forma de menores precios de la electricidad, impulso a la cadena de valor industrial y reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

«La incorporación de la nueva potencia renovable desplazará en la casación del sistema eléctrico español a centrales de combustible fósiles, principalmente ciclos combinados de gas. Esto conllevará una reducción anual de emisiones de CO2 a la atmósfera estimada en tres millones de toneladas de CO2 equivalente, reduciéndose así el coste en adquisición de derechos de emisión en aproximadamente 74 millones de euros.

«El incremento de nuestra capacidad de generación renovable ahondará en el aumento de nuestra independencia energética, lo que mejorará nuestra competitividad y reducirá nuestra exposición a la volatilidad de los mercados internacionales.

«La incorporación al sistema de la potencia asignada en la subasta conllevará una movilización de recursos económicos que alcanzará los 3.000 millones de euros, asociada a la fabricación de equipos y construcción de las instalaciones adjudicatarias de la subasta»

«La industria española cuenta con amplias capacidades en los elementos de la cadena de valor de la fabricación de equipos y construcción de las instalaciones renovables, maximizando así la oportunidad de las energías renovables y del desarrollo industrial de nuestro país.

«Este impulso a la economía española ocupará a cerca de 32.000 trabajadores repartidos por todo el territorio nacional, entre empleo directo, indirecto e inducido, asociado al periodo de fabricación de equipos y construcción de las instalaciones»

Segunda subasta del período 2020-2025
Convocada el pasado 8 de septiembre, esta ha sido la segunda subasta bajo el sistema de Régimen Económico de Energías Renovables, que, por primera vez, cuenta con un "calendario indicativo" de convocatorias hasta 2025, orientado a la consecución de los objetivos de producción renovable establecidos por el Gobierno mediante el Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030. Este Plan prevé la instalación de sesenta gigavatios (60 GW ó 60.000 MW) de renovables, y su fin último es lograr que el 74% de la generación eléctrica sea de origen renovable al término de la década, lo que -según las estimaciones del Ministerio- contribuirá a reducir una de cada tres toneladas de gases de efecto invernadero que se emiten actualmente.

La celebración de estas subastas de asignación del Régimen Económico de Energías Renovables (REER) permite ofrecer -explican desde el Ministerio- "un marco retributivo estable que atrae la inversión y fomenta la actividad económica en toda la cadena de valor de las energías renovables del país en un escenario de recuperación por la crisis sanitaria frente al Covid19, al tiempo que permite que los consumidores se beneficien de manera directa de las reducciones de costes de generación de estas tecnologías".

En concreto, mediante orden ministerial se estableció un calendario indicativo para la asignación del régimen económico de energías renovables, con volúmenes mínimos de potencia acumulada para cada tecnología en el periodo 2020-2025. Dicho calendario establece para 2021 una potencia acumulada prevista de 2.500 MW para la tecnología eólica y 2.800 MW para la tecnología fotovoltaica.

Con la celebración de la subasta de 26 de enero de 2021 y esta segunda subasta celebrada hoy, se han asignado en total 2.902 MW de tecnología fotovoltaica y 3.256 MW de tecnología eólica, dando así cumplimiento al citado calendario.

La resolución del Ministerio con los resultados de la subasta puede consultarse aquí.

Añadir un comentario
Copiado
Plantear una subasta de cogeneración (más gas) es un despropósito en estos momentos de la transición energética y de escases y altos precios del gas. Tampoco tiene sentido ni razón que la industria nos venda electricidad a 200 Euros/Mwh y tengamos 25.400 Mw de Ciclos combinados (más gas) funcionando al 9 % de su capacidad. Si queremos que nuestras industrias sean competitivas tenemos la fiscalidad. A la vista de los costos de la fotovoltaica 25 Euros/Mwh, las industrias tienen que seguir incorporando autoconsumo en sus instalaciones para cubrir parte de su consumo y reducir costes. El MITACO tiene que reflexionar esta subasta, porque vamos a una industria sin combustibles fósiles y hay alternativas con energías renovables.
Sol Mediterráneo
La necesaria incorporación de potencia eólica estaba este año en decadencia y, la subasta del día 19 de Octubre la ha revitalizado, esperemos que se cumplan los plazos, lo que nos obliga a todos a ser diligentes, en todo el proceso de instalación. En el año 2.025 nos vamos a encontrar con 750 horas anuales (en series de 6 – 36 horas seguidas) con excesos de hasta 6.000 Mwh eólicos (4.500 Gwh/año). La primera propuesta de almacenaje debe ser el bombeo hidráulico, entre grandes presas ya existentes, sólo hay que construir la tubería o canal de retorno, cuando no exista esta posibilidad habrá que construir pequeñas presas o balsas, aguas abajo para retener el caudal que tengamos que bombear el costo tiene que ser inferior a 100 Euros/Mwh y en la próxima subasta deben entrar proyectos que sumen los 200 Mw, estos proyectos tienen que ir delante de la termosolar, para competir por precio simplemente. El agua de la hidráulica convencional, se tiene que reservar como primera opción de almacenaje para cubrir los picos de consumo que deja la fotovoltaica La suma de varias alternativas será la solución ideal.
Miguel
A precios actuales del gas, en España, la nueva instalación solar fotovoltaica y eolica reducirá el coste medio de generación eléctrica del país. Cuando estén instalados de verdad, se verá si lo reduce. Todo apunta a que seguirán reduciendo el precio medio por las políticas europeas. Otra cosa es el precio del pool, que hasta que no haya suficiente fotovoltaica y eolica para expulsar al gas del mercado, pues el precio del pool lo dirigirá el precio del gas y de los derechos de CO2, y así se depende casi siempre del gas, de su oferta y su demanda. Lógicamente no siempre hace sol o viento, así que aún habiendo mucha solar y eólica instalada, cuando no haya suficiente entre nuclear, solar, eólica e hidráulica fluyente, pues los precios del pool los seguirá dirigiendo el gas, que podrá estar caro como ahora o barato. Otra cosa diferente es que el precio del mercado regulado para el minorista, que pone el gobierno, se siga realizando tomando como referencia el precio del pool, que hará que el precio de venta para estos usuarios siga muy alto, mientras el gas siga alto, y no refleje el coste medio de la generación de la electricidad. Por lo que se ve, en el gobierno no hay mucha intención de cambiar en el corto plazo el mecanismo de fijación de precios para el mercado regulado y prefiere que los ciudadanos sigan pagando una factura alta siguiendo el precio del gas. Todos los sistemas de almacenamiento renovable son muy caros y ninguno de ellos reducirá el coste medio de generación de la electricidad. La tendencia por ahora es a sobredimensionar las instalaciones de generación fotovoltaica y eólica y desperdiciar parte de los sobrantes más que invertir en almacenar. Por ahora, la mayoría del nuevo almacenamiento a gran escala se está construyendo para cubrir los picos de consumo, o garantizar la estabilidad de la red. Para el resto no se le espera en bastantes años.
Alfredo
Plantear a estas alturas de la historia que más potencia renovable no equivale a precios más bajos es no tener ni idea. Eso sí que es no tener ni idea de lo que se habla. O querer manipular. Cuanta más potencia ren haya, más producción ren habrá, y eso desplazará como todo el mundo sabe electricidad de origen fósil, que es más cara (200€) y que es más contaminante (ah y por cierto la contaminación es muy, muy, muy cara: en pérdida de salud, en bajas laborales, en horas de trabajo perdidas, en atención sanitaria, en tratamientos paliativos -le llaman mitigación- que hay y habrá que aplicar cada vez en mayor medida...). Por otro lado, los bombeos que vienen y los que hay, las instalaciones de almacenamiento que empieza a haber y las que habrá, la gestión de la demanda, la digitalización, blockchain, las centrales termosolares que vienen (la subasta está a punto de salir), el autoconsumo y sus baterías, el vehículo eléctrico y su interrelación con la red, la recuperación de las concesiones hidroeléctricas que vayan caducando y con las que el operador del sistema eléctrico podría operar, etcétera, etc. Todo eso irá pasando, más rápido que despacio, como más rápido que despacio han llegado para quedarse las energías renovables. Otra cosa es que los que llevan toda la vida haciéndose de oro con los combustibles fósiles y sus malos humos vayan a estar contentos con esto. Perder un trozo de pastel siempre fastidia. Perderlo todo fastidia más. Y ahí vamos. Por eso las grandes eléctricas están frenando la transición, porque necesitan ganar tiempo para transitar ellas, pasar del negocio convencional al renovable, ganar posiciones, y seguir manteniendo sus ingresos. Y así va la guerra: en la convencional hay tres actores en nuclear y una docena en carbón y gas si quieres. En fotovoltaica hay cientos. Y en la subasta han participado 61. Y esos son demasiados para el oligopolio. Pero la nave va.
Victor
Ambas preguntas son la misma en realidad: No participarán en el pool, venderán a ese precio siempre. Siempre que generen y vendan. Dicho eso, cuando se lee la argumentación del Gobierno uno no sabe si responde a: A) Esto, como todo, es pura propaganda que no puedes ni debes tomarte en serio. B) No tienen ni idea de lo que hablan y ya se creen sus propias chorradas. Porque ni esto sustituye a los ciclos como explican en \"las virtudes\" :) :), ni esto baja el precio de casación, ni se puede comparar estos 30€ a los 200 del pool como dicen después, que entre otras cosas está a 200 porque hay que pagar el gas, para mover los ciclos, para respaldar a las renovables. Más renovables INTERMITENTES y sin GARANTIA de generación, no resuelven nada. En fin, como todo desgraciadamente, ninguna lógica, ningún interés común, equilibrios políticos entre posicionamientos históricos de los que yo no puedes desprenderte, intereses, presiones... Una pena todo.
Carlos
ese precio qué implica? es el precio mínimo que se les garantiza independientemente del pool?
Rafael Gómez Albertos
Muy interesante el precio.pero¿ el precio final va a ser la de mayor costo? O tiene otra aplicación?
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).