panorama

ESTADOS UNIDOS

El béisbol también apuesta por la eficiencia energética

0
Más de 73 millones de estadounidenses asisten cada año a los estadios de béisbol profesional del país, que a su vez ocupan más de 90 mil metros cuadrados. La Liga Mayor de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés), que involucra a 30 equipos, y que justamente acaba de iniciar ayer su temporada, tiene además espacio para la eficiencia energética y la sustentabilidad.
El béisbol también apuesta por la eficiencia energética

Un informe reciente financiado por el Departamento de Energía (DOE) examina de cerca cómo los estadios están encontrando oportunidades para implementar estrategias de ahorro energético.

El estudio presenta que el 53% de los equipos profesionales tienen programas de eficiencia energética y más del 30% han incorporado recursos renovables en sus operaciones. Además de programas de ahorro en la iluminación también están desarrollando la instalación de sistemas fotovoltaicos.

Por ejemplo, el Busch Stadium, sede de los Cardinales de Saint Louis (Misouri), ha cambiado las luces fluorescentes lo que ha significado un reducción del 20% en los costos. Bajo el programa 4 a Greener Game (Por un juego más verde), comenzado a aplicar en 2008, se han instalado sistemas más eficientes de calefacción, ventilación, aire acondicionado y refrigeración en todo el estadio.

Por su lado, Safeco Field, hogar de los Marineros de Seattle (Washington), ahorró cerca de 1,5 millones de dólares entre 2006 y 2011 al reducir el uso de energía, electricidad y agua. En 2014, los Marineros se convirtieron en el primer equipo de MLB en iluminar el campo de juego con LED, lo que reduce el consumo de energía en el estadio en 784.000 kilovatios hora cada temporada, un ahorro en energía de más de 50 mil dólares.

Otro estadio mencionado en el informe del DOE es el Nationals Park, sede de los Nacionales de Washington, en Washington D.C., el primer estadio de la MLB en ser certificado de plata LEED (acrónimo de Leadership in Energy & Environmental Design), el sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council). Como resultado, debe utilizar un 15% menos de energía que un estadio comparable. Sus materiales de techo ofrecen un alto grado de reflectancia, lo que minimiza la cantidad de calor liberado al ambiente. Además, hay un techo verde de casi 600 metros cuadrados sobre el área de ocio (stands gastronómicos y de merchandising), que también minimizan el calor del techo.

Por último, el U.S. Bank Stadium, sede secundaria del Minnesota Golden Gophers fue construido teniendo en cuenta los principios de sostenibilidad. Se han incorporado múltiples decisiones de diseño y equipamiento de ahorro de energía en cuanto a cobertura, iluminación y sistemas de climatización del edificio para reducir el consumo de energía casi un 35% en comparación con un estadio estándar, lo que totaliza un ahorro anual de energía de 1,26 millones de dólares.

El informe del DOE sostiene que existen al menos 1.500 instalaciones deportivas en todo Estados Unidos, lo que representa "una oportunidad única para ahorrar energía". Sin embargo, explican, "también presentan desafíos únicos en comparación con otros edificios comerciales". También remarca la gran oscilación de ocupantes que tiene un estadio. Por ejemplo, un estadio de la MLB puede pasar de un mínimo de personal de mantenimiento en la temporada baja a más de 40.000 aficionados el día de apertura.

Según el informe, los ahorros de energía en los estadios requerirán una mayor asociación para mejorar su rendimiento y el seguimiento del consumo de energía, el aumento de la adopción de las mejores tecnologías y estrategias de eficiencia energética, y compartir las lecciones aprendidas a través de la comunidad deportiva para ayudar a que estos edificios, a menudo icónicos, pueden continuar ese camino de sustentabilidad.

Añadir un comentario