panorama

Doce mega multinacionales publican un manifiesto de apuesta por las energías renovables

0
Facebook, Sprint, General Motors (GM), Rei, Procter & Gamble (P&G), Walmart, Aditya Birla, Hewlett Packard (HP), Johnson & Johnson, Bloomberg, Mars e Intel han publicado un manifiesto (seis puntos) en el que, por una parte, subrayan las virtudes de las energías renovables -que ocupan un lugar cada vez más importante en sus estrategias corporativas- y, por otra, explican qué proponen para que su apuesta por ellas sea mayor aún. Energías Renovables repasa (y analiza) ese documento en exclusiva. 
Doce mega multinacionales publican un manifiesto de apuesta por las energías renovables

La organización ecologista WWF y el centro de investigación World Resources Institute (WRI) impulsaron inicialmente esta iniciativa, que ha alumbrado una serie de principios generales -seis, concretamente- que han surgido de los encuentros que han matenido estas compañías en los últimos meses. Según WWF, las doce multinacionales identificaron retos comunes en sus respectivas hojas de ruta pro energías renovables y, acto seguido, propusieron el establecimiento de estos seis principios generales con el propósito de "comunicar con claridad al mercado" qué tipo de productos y servicios (en materia de energías renovables) les gustaría adquirir.

Según el documento publicado por WWF y el WRI, y suscrito por las doce multinacionales, actualmente, hasta el 60% de las compañías estadounidenses más poderosas ha decidido adquirir públicamente objetivos climáticos y energéticos que pasan por el incremento del uso de energías renovables. De acuerdo con el documento, las compañías están estableciendo estos objetivos porque la reducción del uso de la energía y el empleo de energías renovables se han convertido en "elementos cruciales del negocio y las estrategias de sostenibilidad". Así las cosas, las doce multinacionales han alumbrado un manifiesto que recoge "nuestras comunes necesidades como grandes compradores de energías renovables".

Doce firmantes, seis principios, un horizonte
Los firmantes -que no son un grupo de compra- explican que su manifiesto recoge por una parte los retos que estas compañías están afrontando (en esa ruta hacia la consecución de sus objetivos energéticos y climáticos) y, por otra, señala lo que estas doce empresas estadounidenses consideran necesario para cumplir con esos retos. Las doce esperan -dice el documento- que estos seis principios genéricos abran nuevas oportunidades en el mercado de las energías renovables y animan a otras firmas a que se unan en el apoyo a este documento, un manifiesto con el que pretenden "sumar nuestra perspectiva a las discusiones que están teniendo lugar en todo el país sobre el futuro de nuestro sistema energético y eléctrico".

Los seis principios
"En aras de la satisfacción de las necesidades de los consumidores y de la necesidad de controlar el impacto ambiental, nosotras, las compañías abajo firmantes, perseguimos, no necesariamente en este orden, los siguientes objetivos en el mercado". Extractamos a continuación esos principios.

1. Los firmantes reclaman más opciones de compra: más vendedores. La idea que subyace a este principio es que, cuanto más amplio sea el abanico de suministradores de electricidad, por ejemplo, más posibilidades tendrán los grandes compradores de energía renovable -las compañías firmantes- de alcanzar sus "objetivos de negocio y objetivos públicos".

2. Las compañías que han suscrito el manifiesto reclaman un precio de la energía renovable que refleje con exactitud todos los costes de generación de esa energía y todos los beneficios que esa forma de generación reporta al sistema (evita emisiones, reduce la necesidad de infraestructuras, por su condición de descentralizada): "Estamos dispuestos a explorar acuerdos contractuales alternativos", aseguran.

3. Los firmantes destacan como una de las grandes virtudes de las energías renovables su "certidumbre" en materia de precios, virtud que las distingue significativamente de la "volatilidad" característica de los precios de los combustibles fósiles. En ese sentido, las compañías vuelven a reclamar más opciones, en referencia a, por ejemplo, acuerdos de suministro a largo plazo con eléctricas u otras compañías de servicios energéticos.

4. Las multinacionales firmantes coquetean, en este cuarto punto, con su entrada en el sector de la generación. Los argumentos son varios: si generamos en la azotea de nuestras oficinas o sobre las cubiertas de nuestras naves industriales le ahorramos al sistema, por ejemplo, costes en creación de nuevas infraestructuras. Además -dicen-, "beneficiamos la economía local y la seguridad y resiliencia de las redes locales".

5. Las doce de Estados Unidos piden se facilite la creación y acceso a fórmulas de financiación de proyectos de energías renovables en las que tengan cabida terceras partes. Solicitan asimismo "la normalización y simplificación de los procesos, los contratos y la financiación de esos proyectos" (incentivos, permisos), territorios todos que son ajenos por completo al área de negocio en la que operan estas compañías.

6. Por fin, las doce multinacionales apuestan por trabajar más estrechamente con las compañías eléctricas y con los reguladores con un objetivo muy concreto: incrementar la compra de energía renovable. Las firmantes consideran que tanto suministradoras como compradoras de energía verde se beneficiarán de esa colaboración. ¿Horizonte final? "Compartir justamente los beneficios y costes del mercado de las energías renovables".

El manifiesto
Corporate Renewable Energy Buyers' Principles (en inglés)

Añadir un comentario