panorama

Pacte Nacional per a la Transició Energètica

El Govern apuesta por un Horizonte 2050 cien por cien renovable

7
El Ejecutivo catalán ha anunciado esta semana que "impulsará un diálogo social y político para diseñar un modelo energético que permita llegar a 2050 con el 100% de fuentes renovables". En un comunicado oficial, el Govern explica que su objetivo es "lograr el mayor consenso posible en la definición del nuevo modelo". De momento, el Ejecutivo catalán ha elaborado un "documento base para el Pacto" en el que, entre otras cosas, apuesta por que las instituciones catalanas asuman "competencias plenas en materia de energía en el marco de la Unión Europea". [En la imagen, central nuclear de Vandellós I, que sufrió un grave incendio en 1989 -motivo por el cual hubo de ser desconectada- y que, 26 años después, continúa en fase de desmantelamiento].
El Govern apuesta por un Horizonte 2050 cien por cien renovable

El Govern catalán ha publicado un documento de bases para el Pacto que identifica seis ejes estratégicos "para conseguir que Cataluña tenga una economía y una sociedad de baja intensidad en el consumo de recursos, de baja intensidad energética y de bajas emisiones de carbono". La propuesta parte de "tres aspectos imprescindibles a tener en cuenta: la seguridad y competitividad del suministro energético; el acceso a la energía como un derecho fundamental; y el cambio climático como una amenaza mundial de primer orden". El Consell Executiu de Cataluña ha dado luz verde ya al documento de bases para constituir el que denomina Pacto Nacional por la Transición Energética y ha dado paso oficialmente, asimismo, al proceso de diálogo con las fuerzas políticas, los agentes económicos y los representantes de la sociedad civil "para acordar el contenido y lograr el mayor consenso posible en la definición de un nuevo modelo energético para Cataluña".

Cuestión de competitividad
El Govern "es consciente de que la energía incide directamente en la competitividad de la economía catalana, en el bienestar social de los ciudadanos y en el medio ambiente, y que deviene en un factor clave para conseguir un desarrollo sostenible". Por ello -continúa el Govern-, el Pacto Nacional para una Transición Energética resultante "ha de definir los principios del futuro modelo energético catalán y las líneas básicas de actuación en materia de política energética, de acuerdo con los objetivos establecidos por la Unión Europea para los años 2020 y 2030, y afrontar los grandes retos que tiene Cataluña en materia de energía, como son la gran dependencia de los recursos fósiles y los impactos crecientes que produce el actual modelo energético sobre el medio ambiente". En ese marco conceptual, el Ejecutivo catalán anuncia, así, que "la aplicación de estas bases requerirá de la elaboración de un nuevo Plan de la Energía y el Cambio Climático de Cataluña".

Estos son los seis ejes estratégicos de la transición energética catalana, según el Govern
Eje 1. Garantizar el derecho fundamental al acceso a la energía, la defensa de los derechos de los consumidores y la participación de la sociedad en la definición del nuevo modelo energético. El Govern propone "trabajar para asegurar un modelo energético democrático y socialmente inclusivo, con medidas como el desarrollo de normativa específica en materia de pobreza energética.

Eje 2. Garantizar el abastecimiento energético con calidad y fiabilidad en el suministro. El documento base publicado por el Govern identifica estrategias como la diversificación del aprovisionamiento energético, tanto del exterior como de la oferta energética interior; la reducción de la dependencia energética priorizando el autoabastecimiento y articulando medidas de gestión de la demanda; y el establecimiento de objetivos de calidad y fiabilidad del suministro. También se apunta la necesidad de desarrollar un marco jurídico estable y seguro que estimule las inversiones en este ámbito.

Eje 3. Maximizar la utilización de las fuentes de energía renovables. Con el propósito de lograr "una economía no dependiente de los combustibles fósiles en el año 2050 y de trabajar por un modelo energético basado al 100% en energías renovables a largo plazo, se establecen líneas de trabajo como una planificación territorial integrada de la implantación de las energías renovables, la definición de un marco jurídico adecuado para su desarrollo, o la evaluación de los diferentes recursos autóctonos renovables de Cataluña de cara a su aprovechamiento energético".

Eje 4. Lograr el máximo nivel de ahorro y eficiencia energética en la economía y la sociedad catalanas. El documento base propone canalizar las actuaciones de fomento del ahorro y la eficiencia energética en todos los sectores consumidores a partir de instituciones potentes, como una Agencia de la Energía, trabajar de manera integrada con la estrategia SmartCAT en la mejor de la gestión de la demanda, la promoción de la economía circular y conseguir reducir el consumo de energía de la Generalitar un 25% en relación a 2007, entre otras.

Eje 5. Fomentar la investigacion y la innovación energética como un vector de eficiencia y de creación de actividades empresariales. Con el objetivo de convertir las tecnologías energéticas sostenibles "en herramientas de generación de valor para el país, se enumeran -explica en su documento el Govern- diferentes actuaciones encaminadas a la generación de conocimiento en materia de ahorro y eficiencia energética, principalmente, y a su transferencia al mundo de la empresa". Entre esas actuaciones, El Govern cita el impulso del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC son sus siglas en catalán) y el de otros centros de investigación, el desarrollo de la movilidad eléctrica o el avance en redes eléctricas inteligentes.

Eje 6. Ejercer las competencias plenas en materia de energía por parte de las instituciones catalanas en el marco de la Unión Europea. "El completo desarrollo del nuevo modelo energético catalán -explica el Govern- requiere que se lleven a término las actuaciones necesarias para que las instituciones catalanas puedan ejercer las competencias plenas en materia de energía en el marco de la Unión Europea". En este sentido -continúa el Govern-, el documento identifica la legislación básica que habría que desarrollar, y también incluye las referencias a un nuevo modelo de governanza de acuerdo con el informe número nueve ("El abastecimiento de agua y energía") del Libro Blanco de la Transición Nacional de Cataluña y las líneas a impulsar en materia de investigación e innovación.

El Govern catalán explica, por fin, que un comité coordinador interdepartamental, presidido por el secretario de Empresa y Competitividad, Pere Torres, pilotará el proceso de concertación del documento de bases con las fuerzas políticas, los agentes sociales y representantes de la sociedad civil. Las propuestas incorporadas en el documento de bases para el Pacto Nacional de la Transición Energética dan también cumplimiento a las diferentes mociones y resoluciones aprobadas por el Parlamento de Cataluña en materia de energía, y completan -concluye el Govern- las diferentes actuaciones del Govern en el ámbito de la política energética.

Añadir un comentario
Marc
Perquè omplir totes les teulades amb energia solar fotovoltaica no oi? Perquè no fem com al Regne Unit on pots anar a l\'Ikea, comprar-te unes plaques i endollar-les (si si, endollar-les) directament a la corrent (electrodomèstic de consum d\'energia negatiu)...
Miguel
La realitat és que el futur nuclear a 60 anys en aquest moments està més consolidat a Catalunya que a Espanya. El Pacte Nacional per a la Transició Energètica explícita el document número 9 del CATN com a marc de desenvolupament, i en aquest documents es reivindica l’allargament als 60 anys de funcionament de les tres centrals atòmiques que hi ha a Catalunya. Concretament el “Document de bases per a constituir un Pacte Nacional per a la transició energètica” fa una sola menció al tema nuclear a la pàgina 22, on diu: la redacció d’una “Llei d’energia nuclear” a aprovar en un futur Parlament. En cap moment parlar de tancar les nuclears Aquesta Llei, però, està determinada, com el Document s’encarrega de puntualitzar, pel treball previ desenvolupat en el informe número 9 del Consell Assessor de la Transició Nacional (CATN), un document que, en la seva pàgina 109, planteja que el funcionament de les centrals atòmiques de Catalunya s’allargui a 60 anys. El document diu. “El nou model de governança del sistema energètic català s’ha d’establir en el marc d’aquest conjunt de lleis bàsiques, tenint en compte les propostes desenvolupades a l’informe no 9 (“L’abastament d’aigua i d’energia”) del Llibre blanc de la Transició Nacional de Catalunya, realitzat pel Consell Assessor per a la Transició Nacional. ” p.22 Jo no vull ni aquesta Catalunya, ni aquesta Espanya. D’altra banda resulta ingenu pensar que un accident o sabotatge nuclear a Cofrents, Trillo, Almaraz o Garoña no afectarà a Catalunya. Txernòbil i Fukushima és una prova de com de relatives són les fronteres en temes de ecologia i medi ambient. Japó avui és també una prova de com es pot fer servir el nacionalisme per fer callar a la part de la societat crítica amb la nuclearització i el militarisme, agitant “l’enemic” de Corea i Xina. La menció genèrica a un futur 100% renovables és un tópic que figura fins i tot en documents de la pròpia indústria nuclear i dels seus seguidors. La clau és que aquesta invocació es planteja per un futur indeterminat, como es fa en tants i tants documents redactats a mida dels que manen. En canvi la continuitat de l'energia atòmica és una realitat immediata. L’únic camí, si volem realment una societat amb una base energètica 100% renovables, és treballar en pla d’igualtat i solidaritat amb les persones que la volen a Espanya. El nostre futur depen d’això.
Andrés
Un país que no controla su energía, nunca podrá ser realmente libre. De todas formas me suena a "elecciones pronto". Del dicho al hecho va un trecho.
internete
Lo aplicable a Catalunya es aplicable al mundo entero. Y lo aplicable es que uno puede hacerse energeticamente autosuficiente conectandose al sol directamente y sin intermediarios ni empreSaurios ni politicastros corruptos...
pep puig
me parece que pronosticar lo que hará en el futuro el Govern de Catalunya, en base al pasado, es una mala forma de abordar el problema. Catalunya está en el camino de devenir un país como los demás y es importantísimo el papel de la energía, pues la herencia energética del franquismo y de los gobiernos de la llamada transición dejaron al país catalan energéticamente maltrecho, cosa que obliga a replantearse seriamente el futuro. Personalmente confío que cualquiera que sea el gobierno que tenga Catalunya, caminará hacia el 100% renovable. No hay otra opción.
axyz bxyz
La Generalitat en sus 35 años de existencia y en parte excepto los años de los tripartitos se ha caracterizado por hablar más que por hacer, y ahora que está a punto de perder para siempre (si la oposición es un poco inteligente, cosa que no es segura) se apresura a pedir, para que cuando las cosas no salgan bien tener la excusa de que lo pidió y no se lo dieron. Ya les conocemos bien.
emho
como todas las propuestas, merece ser estudiada con detenimiento. En papel, todo está muy bien. A destacar que la Gereralitat continua diciendo una cosa y haciendo otra, no vaya a ser que pierda la costumbre. El caso del agua es escandaloso en Cataluña, no se pueden hacer pero las cosas (peor para los ciudadanos, mejor para los gestores públicos). La Generalitat continua gobernando desde Barcelona para los de Barcelona...hasta que nos hagan provincia única