panorama

Cañete anuncia otros 5,6 millones de euros en subvenciones para el gas

0
La Comisión Europea (CE) informó ayer de que va a invertir 5,6 millones de euros en "estudios necesarios para iniciar las obras de construcción del gasoducto Midcat". La CE dice que el gasoducto servirá "para suprimir los cuellos de botella del mercado del gas entre la Península Ibérica y el resto de Europa". Según el comunicado difundido por la Comisión, los "acuerdos de subvención", que responden a la necesidad de "Invertir en solidaridad energética", han tenido un testigo de excepción: el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.
Cañete anuncia otros 5,6 millones de euros en subvenciones para el gas

El metano (CH4) es un hidrocarburo, componente principal del gas natural. Después del dióxido de carbono (CO2), ocupa el segundo lugar en cuanto a gases de efecto invernadero causados por la actividad humana. Gas de vida atmosférica corta, de aproximadamente 12 años, es considerado un "gas de efecto invernadero potente" debido a que es 23 veces más eficaz para atrapar el calor dentro de la atmósfera que el CO2 (véase Globalmethane.org). La subvención anunciada ayer por el comisario de Acción por el Clima y la Energía, el popular Arias Cañete, servirá para costear los estudios de viabilidad del gasoducto Midcat (entre Martorell, en Cataluña, y Saint-Martin-de-Crau, en la Provenza), un gasoducto por el que la CE quiere que circule el gas natural procedente del Magreb. La apuesta por el gas no es nueva en el PP. Su Programa Electoral 2011 ya apostaba explícitamente por "el incremento de las conexiones energéticas internacionales" y proponía convertir España en "el mercado de referencia del gas natural en el Mediterráneo".

Enfrente
"El lobby del gas sigue colocando a sus peones en los puestos clave y estos continúan agradeciéndoselo con ayudas y subvenciones millonarias". Un importante empresario español del sector de las energías renovables -que prefiere no ser identificado- es el autor de esas palabras, pronunciadas ayer en el marco de una conversación privada en la que también se habló del biogás, "estrangulado en España, precisamente, por el entonces ministro Cañete", apuntaba el empresario. Sea cierto o no el apunte susodicho, lo cierto es que ayer se firmaron "dos acuerdos de subvención, de un importe de 5,6 millones de euros, para estudios necesarios para iniciar las obras de construcción del gasoducto Midcat".

Solidaridad
El comunicado con el que el Servicio de Prensa de la Comisión Europea anunció ayer los dos acuerdos comienza así: "Invertir en solidaridad energética y realizar los enlaces pendientes en la infraestructura energética es esencial para la realización de la Unión de la Energía, una de las prioridades clave de la Comisión Juncker". Esto contribuirá -añade la CE- a aumentar la capacidad existente de interconexión entre los sistemas de gas español y francés y potenciará los flujos bidireccionales de gas entre los dos países. "En consecuencia -concluye la nota difundida por la CE-, ello garantizará la integración del mercado de la Península Ibérica con el resto de Europa".

Para las empresas y las familias
Según el comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, "la firma de hoy [por ayer] supone un primer paso importante hacia una mayor integración de los mercados del gas de la Península Ibérica con el resto de Europa. Para que las empresas y las familias puedan aprovechar plenamente las ventajas de un mercado de la energía integrado -ha dicho-, esta debe poder circular libremente por toda Europa. Cuando se construya, el gasoducto Midcat aumentará la seguridad energética en toda la UE, sobre todo en los Estados miembros más dependientes de un único proveedor y, al mismo tiempo, pondrá fin al aislamiento de ciertos Estados miembros respecto de las redes energéticas".

Una subvención del 50%
El proyecto Midcat -informa la CE- forma parte de la lista de «proyectos de interés común» de la Unión Europea y su importancia estratégica se reconoció en la denominada «Declaración de Madrid», firmada el 4 de marzo de 2015 por el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y los jefes de estado o de gobierno de Francia, Portugal y España. El dinero procederá del Mecanismo «Conectar Europa», un programa de financiación de la UE para las infraestructuras energéticas. Las subvenciones cubrirán hasta el 50% de los costes subvencionables realmente contraídos.

¿Solidaridad? ¿Necesidad?
Sobre la necesidad o no de aumentar (y cuánto) las interconexiones eléctricas entre España y el Resto de Europa, empieza a suscitarse un cierto debate. Y si hace apenas unos años la doctrina era pacífica sobre el particular, cada vez son más las voces que ponen en tela de juicio determinadas megainfraestructuras, que podrían no ser imprescindibles ni por motivos de seguridad energética (tener una autopista de peaje no implica "tráfico asegurado"), ni por motivos económicos (la liberalización no siempre se traduce en abaratamiento del producto; véase el caso de la electricidad en España), ni por motivos técnicos.

Energías Renovables publica en su edición de abril (ER 151) un reportaje en el que el Observatorio Crítico de la Energía ahonda sobre la España 100% renovable, horizonte que considera no solo "económicamente conveniente", sino, además, perfectamente posible desde el punto de vista técnico. La transición -viene a postular el Observatorio Crítico de la Energía- puede pasar por un moderado incremento de la capacidad de almacenamiento energético en bombeos hidroeléctricos y por el desarrollo de instalaciones de aprovechamiento de las energías renovables con sistemas de almacenamiento, como la solar termoeléctrica.

Artículos relacionados
El gas coloca a otro de sus hombres -Patxi López- en una alta institución del Estado
"Mierda al Medio Ambiente", la carta con la que el sector porcino ha despedido al ministro Cañete
Cañete, otra vez salpicado por el tráfico de influencias
Interconexiones eléctricas, un modelo caduco y ruinoso en tiempos de caída de la demanda

Añadir un comentario