panorama

Bloomberg alerta de que la energía limpia crece menos de lo debido en los países emergentes

0

Los países en desarrollo están avanzando hacia una energía más limpia, pero no lo suficientemente rápido como para limitar las emisiones globales de CO2 o las consecuencias del cambio climático, según pone de relieve un nuevo informe de BloombergNEF (BNEF). De hecho, la principal fuente de suministro en muchos países en desarrollo sigue siendo el carbón, que todavía representa el 47% de la energía producida en estas economías.
Bloomberg alerta de que la energía limpia crece menos de lo debido en los países emergentes

Las nuevas inversiones en proyectos de energía eólica, solar y otros proyectos de energía limpia en los países en desarrollo "cayeron bruscamente de 169.000 millones de dólares en 2017 a 133.000 millones de dólares en 2018, debido en gran medida a la desaceleración en China", según el informe Climatescope de BloombergNEF (BNEF). El estudio especifica que la inversión china en nuevos proyectos de energía eólica, solar y pequeña hidroeléctrica cayó de 122.000 millones de dólares en 2017 a 86.000 millones de dólares en 2018.

Excluyendo a este país, las nuevas instalaciones de energía limpia en los mercados emergentes crecieron un 21% y alcanzaron un nuevo récord, con 36 GW puestos en servicio en 2018, frente a los 30 GW de 2017. Esto es el doble de la capacidad de energía limpia añadida en 2015 y tres veces la capacidad instalada en 2013. El mayor crecimiento se produjo en energía eólica y solar.



Los expertos de BNEF aplauden este progreso, pero advierten que la transición no está avanzando con la suficiente rapidez como para hacer frente al desafío climático. Si se excluyen China e India, en las otra 102 economías estudiadas en el Climatescope, sólo el 38% de la nueva capacidad añadida en 2018 estaba limpia de carbono. Y en mas de 40 mercados que añadieron nuevas instalaciones de energía, los combustibles fósiles representaron el principal tipo de tecnología desplegada.

Según se indica en el informe, esto se debe, en gran medida, a que aunque hoy en día dos tercios de la población mundial viven en países donde las energías eólica y solar son ya las opciones más baratas, en algunos de ellos –como Turquía y los países del sudeste asiático– el carbón sigue siendo una opción de bajo costo. En este sentido, Bloomberg afirma que la reducción del coste del capital "es una de las formas más eficaces de acelerar los puntos de cruce entre las plantas de energía limpia y las de combustibles fósiles" y que "el capital subsidiado tiene el potencial de acelerar sustancialmente la transición de la generación de energía a partir de combustibles fósiles a la energía renovable en las economías en desarrollo" .



En cualquier caso, el Climtescope 2019 de Bloomberg dice que para lograr la neutralidad climática en 2050, las naciones que actualmente lideran la transición energética deben seguir creciendo en energía limpia, mientras que los mercados de energía renovable inactivos también deben emerger. 



Estos son algunas las aportaciones más destacadas del informe

•  En 2018, los países en desarrollo añadieron 201 GW de nueva capacidad de generación de energía a sus redes con energía limpia, lo que representa un poco más de la mitad del total, y se instalaron 107 GW de energías renovables. 



• Entre las renovables, la más instalada, con 66 GW, fue la solar, seguida de la eólica con 29GW. Las pequeñas centrales hidroeléctricas, la biomasa y la geotermia combinadas añadieron 12 GW en las economías emergentes. Los combustibles fósiles acapararon un tercio de toda la nueva capacidad añadida en estos países en 2018. Las grandes centrales hidroeléctricas y la nuclear representan conjuntamente el 12%.


• Dos tercios (71 GW) de toda la capacidad de energía limpia añadida en 2018 en los países en desarrollo se instaló en China. Aún así, se añadió un 7%  menos que en 2017.


• La India fue uno de los principales protagonistas de la energía limpia en 2018. El país instaló 14 GW de energía eólica y solar el año pasado (15 GW en 2017). BNFE destaca que el mercado indio es el hogar de uno de los objetivos de energía renovable más ambiciosos del mundo y ha celebrado la mayor subasta de generación de energía limpia de la historia.


• La nueva construcción de centrales eléctricas de carbón cayó a su nivel más bajo en una década en estas economías. Después de alcanzar un máximo de 84 GW de nueva capacidad añadida en 2015, descendió a 39 GW en 2018. China representó aproximadamente dos tercios de esta cantidad. Aún así, la generación a partir de carbón en los países en desarrollo ha aumentado en un 54% desde el comienzo de esta década, creciendo un 7% solo en 2018, el mayor aumento desde 2013.



Financiación

Respecto a la financiación de la energía limpia, el informe de BNFE señala que también se redujo, pasando de los 169.000 millones de dólares en  2017 a 133.000 millones en 2018. En China, el mayor de los mercados emergentes (más de dos tercios del total) se invirtieron 36.000 millones de dólares menos. Otros mercados importantes también experimentaron fuertes caídas en la inversión en energía limpia. La India y Brasil, por ejemplo, contribuyeron a esta contracción mundial con una disminución de 2.400 y 2.700 millones de dólares, respectivamente, con respecto al año anterior.


Sin embargo, la inversión en energía limpia está aumentando en otros menos tradicionales. Si se excluyen los tres mercados más grandes (China, India y Brasil), la inversión en energía limpia creció de los 30.000 millones de dólares en 2017 a 34.000 millones de dólares en 2018. A la cabeza, Vietnam, Sudáfrica, México y Marruecos, que en conjunto invirtieron 16.000 millones de dólares en 2018.


Otro dato aportado por la consultora internacional es que la gran mayoría del capital desplegado en los mercados emergentes sigue procediendo de fuentes locales. Esto se debe en gran medida a la fuerte influencia de los bancos nacionales de desarrollo y de las agencias de crédito en China y Brasil. Ahora bien, la inversión extranjera directa (IED) en apoyo de la energía limpia estableció un nuevo récord en 2018. Pasó de 22.400 millones de dólares en 2017 a 24.400 millones. Las organizaciones con sede en la UE siguen siendo el principal proveedor de capital extranjero.


Los bancos de desarrollo representan el mayor grupo de inversores extranjeros. Estas instituciones, entre las que se incluyen el Banco Mundial y otras, invirtieron 6.500 millones de dólares, frente a los 4.500 millones de dólares de 2017. En cuanto a empresas, la italiana Enel se mantiene como el primer proveedor global de capital para activos de energía limpia en los países en desarrollo, con 7.600 millones de dólares invertidos hasta la fecha.



Añadir un comentario