panorama

Auditoría para saber si el apoyo público a la eólica y la solar es eficaz

4
El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) anunció ayer la puesta en marcha de una auditoría para determinar si el apoyo de la Unión Europea y los Estados miembros a la generación de electricidad con energía eólica y solar fotovoltaica es eficaz. España será uno de los cuatro países que visitarán los auditores, cuya publicación del informe prevén para principios de 2019.
Auditoría para saber si el apoyo público a la eólica y la solar es eficaz

George Pufan, miembro del TCE responsable de la auditoría en marcha, considera que “la eólica y la solar fotovoltaica son, con diferencia, las dos fuentes de energía renovables para la generación de electricidad desarrolladas de forma más dinámica en los diez últimos años”. Asegura que “desempeñan un papel fundamental en nuestra combinación energética y es muy importante saber si la estrategia y el apoyo que se les presta son eficaces”.

Para llevar a cabo el informe, los auditores visitarán España, además de Alemania, Grecia y Polonia. Según una información de la Agencia Efe, “los cuatro países fueron seleccionados sobre la base de los gastos de la UE involucrados, pero también por el equilibrio geográfico, tamaño y capacidad de la generación de energía". Por ejemplo, España y Polonia representan el 40 por ciento del total de asignaciones de la UE a proyectos de energía eólica y solar,

Según la nota de prensa del tribunal, “los auditores analizarán el diseño, la ejecución y el seguimiento de las estrategias nacionales y de la UE relativas a las energías eólica y solar fotovoltaica desde 2009, así como la financiación de su desarrollo a nivel nacional y de la Unión”. La publicación final de la auditoría está prevista para principios de 2019.

¿Se invierten de forma eficaz cien mil millones de euros?
Desde el TCE recuerdan que “en el período de programación 2014-2020 se asignaron 45.000 millones de euros de los fondos estructurales y de inversión europeos para apoyar el paso a una economía con bajas emisiones de carbono mediante inversiones en energía renovable, eficiencia energética y movilidad urbana sostenible”. Eso aparte de los 58.500 millones euros destinados a la transmisión inteligente de energía y su almacenamiento y a los sistemas de transporte.

El TCE ya ha emitido varias auditorias que tienen relación con la producción de energía con fuentes renovables. En julio de 2016 emitió un duro informe sobre el sistema de certificación de la sostenibilidad de los biocarburantes, al considerar que la Comisión Europea no garantizaba que el biodiésel y el bioetanol consumidos en la UE cumplieran con los requisitos que sustentan esa sostenibilidad.

Más recientemente, en septiembre de 2017, presentó un informe más amplio sobre la enorme responsabilidad de la generación de energía en la emisión de gases de efecto invernadero. Como alternativa, el TCE apuntaba a las energías renovables, que han experimentado "un descenso general de sus costes", pero que se ven afectadas por "obstáculos a las inversiones".

Hace unos días, la Agencia Internacional de las Energías Renovables confirmaba que el coste de generación eléctrica con energía eólica terrestre había disminuido en torno a un 25 por ciento desde el 2010, y el de la solar fotovoltaica en un 73 por ciento.

Añadir un comentario
Miguel
Quien paró la inversión en instalaciones solares en España no fue el oligopolio eléctrico, sino los consumidores, especialmente las empresas que necesitaban una energía barata. para ser competitivos No podían soportar nuevas subidas en la tarifa, pues ponían en riesgo la viabilidad de las compañias al no poder competir en costos con empresas de otros países. Varias acabaron deslocalizándose e instalándose en China o países del este, con la consiguiente pérdida de empleo en España. Se dio la fatídica situación de que apostar por seguir manteniendo la inversión y empleo en sector renovable nos llevaba a perder empleo a gran escala en los demás sectores.
Miguel
En España sólo ha habido un parón temporal en la inversión solar por un exceso de sobrecostes en el sector eléctrico que a su vez habían provocado una subida excesiva del recibo de la luz,parón que ya ha terminado. Este año se han adjudicado 4 GW de energía solar forovoltaica sin primas añadidas que tienen que estar instalados antes del 2020, aparte se están montando instalaciones de autoconsumo industrial también sin primas, y se seguirán instalando.en el futuro. Ahora sí es momento de despliegue ordenado.y se seguirán realizando instalaciones a gran escala después del 2020. No, no hacía falta instalar 4 GW de fotovoltaica entre 2007 y 2009 ni 2 GW de termosolar entre 2010 y 2012, no teníamos que ser los pardillos que se hipotecasen durante 30 años para que se desarrollase una tecnología de la que se aprovecha China principalmente. A nosotros nos ha quedado una hipoteca tan alta que ha limitado nuestra capacidad en inversiones y más teniendo en cuenta la mala situación que afrontó el país.. Con que España hubiese invertido una décima parte en esos años, y dejando que otros países aportasen su granito de inversión, el sector solar se hubiese desarrollado igual, tal vez un poco más lento, pero más estable para España, se hubiesen podido mantener las inversiones anuales en España en el sector solar de forma continua y progresiva entre 2007 y 2020. Vete y pídele a China que nos pague parte de la hipoteca solar que estamos pagando, porque ellos se están beneficiando del desarrollo de la tecnología gracias a nosotros, a ver qué te dicen. No pudimos ser más pardillos.
Serranillos
Entiendo tu punto de vista, aunque no corresponde a una visión completa de la situación. La tecnología fotovoltaica se desarrollo científicamente en los años 70 pero permaneció sin ser explotada hasta 2008. Más de treinta años durmiendo el sueño de los justos no se invertía en ella. Era cara porque no tenía volumen de producción y no alcanzaba el volumen porque nadie quería arriesgar su dinero en desarrollarla. Una \"pescadilla que se muerde cola\" como tantas otras y cuya única forma de romper es mediante inversiones. Las eléctricas no querían hacerlas y el estado tampoco así que, cuando la Comunidad Europea presionó a los países, el Gobierno de España decidió pedir a los ciudadanos que invirtiesen para poder cubrir las exigencias europeas. Luego los traicionó estafándolos en un claro abuso del poder legislativo. En aquellos años los paneles fotovoltaicos eran 10 veces más caros, pero las inversiones masivas de 2007-2008, especialmente en Alemania y España, lograron que la industria de producción se desarrollase hasta el punto de lograr que ahora sean tan baratas. No fue dinero tirado en absoluto. Esto ocurre con cualquier tecnología o ¿Acaso no fue caro desarrollar la Energía Nuclear o construir los pantanos que ahora proveen de Energía Hidráulica? El error no fue invertir, pero si se produjeron dos errores de bulto. El primero fue no limitar debidamente las instalaciones primadas en 2007-2008. Un error de nuestro gobierno que causó que la participación de España fuese, en proporción, excesivamente alta, aunque recuperable. El segundo error, el más grave si duda, has sido y es no aprovechar la tecnología cuando ya es barata. Es como construir una central nuclear y no ponerla en marcha más que en un 1% de su capacidad por no comprar combustible suficiente una vez hecha la enorme inversión . Alemania pagaba unas primas iguales o superiores a las españolas, pero, una vez logrado el abaratamiento, ha invertido 100 veces más, con lo que el coste medio es un coste de mercado. En España se frenó en seco, se pusieron mil trabas y se demonizo a la Energía Solar, cuando se vio que podía dañar los intereses del oligopolio eléctrico. No aprovechamos el espléndido resultado de nuestra fuerte inversión, en un país con una insolación doble que la de Alemania. Todos los países del mundo están sacando provecho de nuestra inversión ... menos España. Y no es porque seamos un país de tontos, pero si uno de los países más corruptos del mundo desarrollado.
Miguel
Pues en España las primas a la solar son totalmente ineficaces, los ciudadanos están pagando 3.600 millones de euros al año durante 25-30 años y sólo sirven para pagar unas instalaciones costosísimas que ahora costarían 7 veces menos. Pagar el MWh por encima de 300 euros por la energía solar ha sido un dispendio que lo único que ha conseguido es crear desequilibrios en el sistema eléctrico, que tengamos en España una electricidad un 25% más cara. El resultado, una industria que sufre para competir con otros países o incluso algunas empresas que se han deslocalizado para irse a países como China que en ese mismo periodo instalaban centrales de carbón y producían energía barata. Un segundo efecto que causó es que ello conllevó a una parálisis del sector renovable, se dejaron de hacer nuevas inversiones para evitar seguir engordando la factura de la luz. Con lo que se está pagando en el recibo en primas para la solar en un año, se podrían instalar actualmente 2GW de potencia nueva al año en fotovoltaica solar. En España quisieron correr mucho antes de tiempo y pagamos el pato. La eólica también ha supuesto una carga importante en el recibo de la luz, pero al menos producía cuatro veces más de energía y a un coste de entre 70 y 80 euros el MWh,