panorama

“De no ser por las renovables la producción eléctrica sería cosa de cuatro”

1
José Domínguez Abascal, secretario general técnico de Abengoa, ha presentado en una reunión con periodistas las principales líneas en I+D+i que sigue la empresa y que le permiten desarrollar variadas tecnologías comerciales dentro de las energías renovables, especialmente en la solar termoeléctrica y los biocarburantes. Además de confiar plenamente en la alianza entre la empresa y el mundo académico ha defendido la aprobación de una ley de autoconsumo, entiende que el futuro eléctrico está en la generación distribuida y resalta el trascendental papel que juegan las renovables en la diversificación de la producción de electricidad.
“De no ser por las renovables la producción eléctrica sería cosa de cuatro”

La mayor planta termosolar del mundo a punto de inaugurarse en Arizona, Estados Unidos (en dos meses). Una de las primeras plantas comerciales de etanol de segunda generación produce en pruebas 300 litros por tonelada de paja de maíz en Hugoton, también en EEUU (se inaugura a final de año). Puesta en marcha de la planta piloto de producción de etanol a partir de residuos sólidos urbanos (RSU) en Salamanca (a finales de mayo). José Domínguez Abascal ha expuesto hoy en la sede de Abengoa en Madrid algunos de los hitos más importantes del desarrollo tecnológico y comercial de la compañía. En dicha exposición, las energías renovables han tenido un peso muy importante.

Domínguez Abascal pone en valor estas tecnologías y afirma que “si no hubiera sido por las renovables la producción eléctrica sería cosa de cuatro, pero ahora podemos hablar de cientos o incluso de miles de productores”. Sin embargo, es consciente de que faltan cosas por pulir, por ejemplo, “aprobar lo antes posible una ley de autoconsumo que permita a cualquier empresa o persona producir su propia electricidad y conectarla a la red”. Esto resultará básico en un futuro en el que, para el responsable de Abengoa, “el sistema eléctrico cambiará hacia la generación distribuida y ya no se construirán grandes centrales de producción”.

La universidad y centros de investigación: compañeros de viaje
Durante la presentación, Domínguez Abascal incidió varias veces en la importancia de que “nuestro conocimiento y nuestra investigación generen oportunidades para nuestro negocio”. Considera a las universidades y a los centros de investigación como “compañeros de viaje” y lamenta que “en España no hay tradición de consolidar alianzas entre la empresa y el conocimiento, con el Gobierno marcando estrategias nacionales para dar estabilidad y seguridad, cosa que no se ha hecho últimamente, en particular en el sector de las energías renovables”.

En el caso concreto de la investigación en renovables, en Abengoa destacan la apuesta definitiva por los biocarburantes de segunda generación. “Las plantas de primera generación van a seguir funcionando, incluso se pueden convertir en instalaciones más versátiles y generar otros productos, pero a partir de ahora solo construiremos de segunda”, resume Domínguez Abascal. La primera (Hugoton) comenzará a producir etanol comercial a finales de año y se calcula que en tres o cuatro año será competitiva. Más tiempo llevarán otras con las que se trabaja para producir etanol a partir de la fracción orgánica de los RSU y algo más las que incorporan el concepto de biorrefinería, en las que se investiga para producir bioqueroseno para los aviones y un gas (butadieno) a partir del etanol.

Nuevas termosolares: 25 % de ahorro en costes y 80 % en agua
Otro sector de amplio desarrollo dentro de Abengoa es la solar termoeléctrica. Aquí destaca la tecnología a aplicar en la planta con torre de vapor sobrecalentado que construirá en Sudáfrica. “Este sistema –puntualiza Domínguez– está repleto de innovaciones (ha desarrollado 22 patentes) que permitirán que la termosolar cueste un 25% menos de lo que cuesta ahora y ahorre el 80 % del agua que se gasta actualmente”. Además, la compañía sevillana participa en el diseño y construcción de una tercera generación de colectores cilindro-parabólicos mayores que los convencionales (hasta ocho metros) junto a Schott, que también permitirá importantes ahorros en costes. Abengoa tiene previsto comenzar a construir este año una nueva planta termosolar con estos colectores.

Añadir un comentario
I.Maule
Una gran empresa, y cómo no, perseguida por el oligopolio y su brazo político. todosobreenergia.com