panorama

0
Lo ha dicho el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el marco de la guerra comercial México-EEUU que se libra estas semanas en el campo de batalla de la energía. Hace unos días, 43 congresistas estadounidenses enviaron una carta al presidente Donald Trump en la que se quejaban del trato preferente que el Gobierno de López Obrador dispensa a las paraestatales Pemex y Comisión Federal de la Electricidad. Pues bien, en el curso de una visita oficial a una central termoeléctrica mexicana, López Obrador ha aludido a esa carta y a las puertas giratorias que han usado algunos altos funcionarios mexicanos, que han acabado en el consejo de administración de Repsol. [Foto].
“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos”

Los congresistas estadounidenses firmantes -demócratas y republicanos- sostienen que México está violando el "espíritu" del nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos y Canadá (T-MEC) al otorgar un trato preferencial a las empresas energéticas estatales, la petrolera Pemex y la Comisión Federal de la Electricidad. Pues bien, en el marco de una visita a la central termoeléctrica José López Portillo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se ha referido en términos genéricos a esa carta, y ha aludido muy concretamente a Repsol: “leía yo -ha dicho AMLO- algo que debería ser motivo de satisfacción, y que para mí es un timbre de orgullo. Decían que el Gobierno de México está empeñado en proteger a la Comisión Federal de Electricidad. ¿Pues cuál es la función del Gobierno? ¿Proteger los intereses privados? No. Los únicos negocios que deben importar a los funcionarios son los negocios públicos. A mí no me paga Repsol. A mí me pagan los mexicanos para servirles, y por eso tengo que defender el interés público, no el interés de particulares: el caso particular de Repsol, que fue una de las empresas que abusó de toda esta política privatizadora, se llevaron a trabajar a la que fue secretaria de Energía del Gobierno, pero no solo eso, se llevaron de consejero de Repsol al expresidente Calderón. Una vergüenza”.

El fondo estadounidense BlackRock es uno de los principales accionistas de Repsol y, así mismo, uno de los principales accionistas de Iberdrola.

Felipe Calderón, presidente de México entre 2006 y 2012, fue fichado en 2016 por Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola, como consejero independiente.

Vídeo de las declaraciones

Artículos relacionados
La mexicana Georgina Kessel, nombrada consejera de Iberdrola

Añadir un comentario