movilidad

Movilidad Eléctrica de Repsol, primer Proyecto Clima en verificar la reducción de emisiones mediante una empresa externa acreditada

0
El objetivo de los Proyectos Clima que apoya el Gobierno y desarrollan las empresas es promover reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero. Las reducciones conseguidas por estos proyectos servirán para el cumplimiento de los objetivos adquiridos por España en el marco del Protocolo de Kioto. La petrolera ha actuado en este proyecto como gestora y coordinadora de la iniciativa y ha organizado el sistema de seguimiento y monitorización de los datos necesarios para los cálculos de reducciones de emisiones. Según reza el comunicado que ha difundido Repsol, este "ha sido el primer Proyecto Clima de España en verificar las reducciones de emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero), a través de una empresa externa acreditada". [En la imagen, vehículo eléctrico rodando por las calles de Madrid].
Movilidad Eléctrica de Repsol, primer Proyecto Clima en verificar la reducción de emisiones mediante una empresa externa acreditada

El Proyecto Clima de Movilidad Eléctrica de Repsol -informa la empresa petrolera- suma ya "más de 1.100 toneladas de CO2 evitadas gracias a los casi 8,5 millones de kilómetros recorridos (equivalente a más de 210 vueltas al mundo) por los vehículos eléctricos incluidos en esta iniciativa". El Gobierno adquiere las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por los Proyectos Clima. El liderado por Repsol fue aprobado hace 6 años por el Gobierno. El proyecto incluye la instalación de puntos de recarga eléctrica, que Repsol realiza a través de la compañía IBIL, empresa en la que participa al 50% (el otro 50% es del Ente Vasco de la Energía, EVE).

IBIL es "la primera empresa inscrita como Gestor de Carga en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia". Gestor de Carga "es aquel agente del sector eléctrico que, siendo consumidor, está habilitado para la venta de energía eléctrica destinada a la recarga de vehículos eléctricos, así como para el almacenamiento de energía eléctrica para una mejor gestión del Sistema Eléctrico". Según el comunicado difundido por Repsol, IBIL, que pasa por ser "la referencia en los servicios de recarga en nuestro país, cuenta con más de 1.200 puntos de recarga operativos (26 de ellos en estaciones de servicio de Repsol)". IBIL proporciona un servicio integral de recarga basado en energía 100% renovable, instalaciones y terminales inteligentes, y un centro de control de la infraestructura.

Repsol participa además en otras iniciativas relacionadas con la movilidad eléctrica. Así, la petrolera ha lanzado junto con el fabricante coreano Kia un servicio de coche compartido (carsharing) en Madrid que se denomina Wible: "este servicio -informa la petrolera- está disponible con 500 coches híbridos enchufables del modelo Kia Niro. Madrid, donde Repsol tiene su sede, ha sido elegida como el escenario para el lanzamiento de Wible en Europa". El servicio está disponible desde el pasado 24 de julio.

Una sociedad -IBIL- con un objetivo: poner en marcha una infraestructura de recarga de vehículos eléctricos
IBIL nace fruto de un acuerdo de colaboración entre el Ente Vasco de la Energía y la compañía petrolera Repsol. Tras la firma de este acuerdo, que tiene lugar en octubre de 2009, y la posterior elaboración del plan de negocio, se constituye la sociedad el 13 de octubre de 2010, participada al 50% entre los dos socios promotores. IBIL opera como gestor de carga del sistema eléctrico de acuerdo con la Ley del sector eléctrico 54/1997 y el Real Decreto 647/2011 que regula esta actividad.

Su objeto social es (1) el "diseño, construcción, explotación, operación y mantenimiento de una infraestructura de puntos de recarga de vehículo eléctrico en ubicaciones de particulares y en emplazamientos públicos"; (2) la operación como gestor de carga del sistema eléctrico según la definición que de este agente del sector se hace en la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, con capacidad para vender y comprar energía eléctrica; (3) la comercialización de servicios de recarga de vehículos eléctricos; y (4) la comercialización de servicios de valor añadido asociados a la actividad principal.

Proyecto Clima
Los Proyectos Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2) son proyectos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) desarrollados en España. Son promovidos a través del FES-CO2 y están concebidos "para marcar una senda de transformación del sistema productivo español hacia un modelo bajo en carbono".

Los proyectos clima deben estar ubicados en España, y ser desarrollados en los conocidos como sectores difusos (no sujetos al régimen europeo de comercio de derechos de emisión), como son el sector del transporte, agricultura, residencial, residuos, etc. No queda cubierto bajo este esquema el desarrollo de proyectos de absorción de emisiones por sumideros.

Las reducciones de emisiones adquiridas a través del FES-CO2 requerirán el cumplimiento de una serie de requisitos, entre otros, los establecidos en el artículo 7 del RD 1494/2011, de 24 de octubre, por el que se regula el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible:
Ser adicionales a las derivadas de las normas sectoriales establecidas en la legislación vigente que les resulten de aplicación.
Proceder de instalaciones y sectores no sujetos al régimen de comercio de derechos de emisión.
Ser medibles y verificables, de modo que tengan reflejo en el inventario de gases de efecto invernadero de España.
Serán calculadas con arreglo a metodologías que deberá aprobar el Consejo Rector.

En 2018, el FES-CO2 lanza su séptima convocatoria de Proyectos Clima.

El ciclo de los Proyectos Clima

Añadir un comentario