movilidad

El tren es un 12% más rápido que el avión en trayectos entre ciudades europeas

0
Además, es el medio de transporte terrestre menos contaminante: en Europa solo produce el 1% del total de emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el Sector de los Transportes. Son algunos de los datos que ha volcado el Laboratorio de Ecoinnovación (un proyecto de la Fundación Fórum Ambiental y de la Obra Social ”la Caixa”) en su primer «Informe de tendencias de ecoinnovación en la movilidad ferroviaria».
El tren es un 12% más rápido que el avión en trayectos entre ciudades europeas

El informe ha sido realizado con la colaboración de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, Alstom, Transports Metropolitans de Barcelona y Railgrup y presenta un "análisis de la importancia de la ecoinnovación para la situación actual del sector de la movilidad ferroviaria". El trabajo recoge las "principales tendencias y casos reales" de empresas globales que demuestran de qué forma la ecoinnovación se traduce en reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (desencadenantes del cambio climático); ahorro de materias primas y energía; y aumento del valor de los aspectos intangibles que valora el mercado. Según los autores, "los resultados [de este informe] demuestran que la ecoinnovación es una estrategia rentable para la empresa".

Los números
El Informe asegura que el ferroviario es "el sistema de transporte terrestre más eficiente -e incluso más que el marítimo- si tenemos en cuenta las emisiones de CO2 por tonelada trasportada". En Europa -explican los autores-, el transporte ferroviario supone menos del 1% del total de emisiones de gases de efecto invenadero producidas por el sector de los transportes. Más aún: en el año 2030 -señala el Informe-, el sector se ha comprometido a reducir "un 50% sus emisiones de CO2 respecto a valores de 1990 y, en 2050, a llegar a una situación de neutralidad en carbono". España cuenta con una red ferroviaria de más de 15.200 kilómetros. De ellos, 2.322 pertenecen a líneas de alta velocidad (España tiene la tercera mayor red de alta velocidad del mundo).

La industria ferroviaria española exporta a más de 80 países. Más del 50% de las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas tienen como destino países de la Unión Europea, "uno de los mercados ferroviarios más exigentes del mundo", según este Informe. Además, a día de hoy, la red de metro mundial (el informe aborda todos los medios de transporte ferroviarios) acoge más de 100 millones de viajeros al día. Y las previsiones auguran que, para 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades, muchas de las cuales tendrán una población superior a los 10 millones de habitantes. Así las cosas -apuntan los autores-, el sector ferroviario ha comenzado a establecer su estrategia para abordar los retos que implican poder ofrecer una movilidad sostenible a una población creciente.

El Informe de tendencias de ecoinnovación en la movilidad ferroviaria identifica "tres grandes retos que el sector deberá ser capaz de abordar para asegurar su supervivencia": (1) el rol de la movilidad ferroviaria en el desarrollo sostenible, porque "el transporte ferroviario supondrá un elemento clave para el desarrollo sostenible"; (2) la digitalización, movilidad integrada y experiencia de usuario, "porque el auge de las tecnologías de la información va a transformar la forma en la que nos planteamos la movilidad"; y (3) el desarrollo de trenes e infraestructuras más sostenibles, "para no perder ventaja competitiva frente las alternativas". Una vez identificados los retos, el Informe señala seis tendencias. Son estas.

La transición modal
Supone ofrecer mejores experiencias de trayecto puerta a puerta a sus usuarios formalizando un valor diferencial frente a otros tipos de trasporte. Es la solución modal más rápida en trayectos europeos entre ciudades, un 12% más rápida que el avión y con un 25% menos de emisiones de CO2, aunque el gran problema es la gran desintegración que existe en el ámbito internacional.

Ecoinnovación en producto
La integración de criterios ambientales en el diseño de material rodante, infraestructura y sistemas es una tendencia global. Cada vez son más las empresas que introducen estrategias de diseño que permitan extender la vida útil de los trenes y poder valorizar sus materiales una vez terminada su vida útil.

Eficiencia energética
El consumo energético es el segundo mayor coste de las operaciones ferroviarias por lo que el sector debe de avanzar hacia la electrificación y a la introducción de suministros de energías renovables o de uso de combustibles alternativos como el Gas Natural o el Hidrógeno. Al mismo tiempo tiene que ir acompañado de mejoras aerodinámicas, aligeramiento de estructuras, recuperación de energía disipada etc. Un marco regulativo propicio favorecería el desarrollo de tecnologías como la frenada regenerativa.

Infraestructuras sostenibles
La construcción de infraestructuras es una de los elementos con un mayor impacto ambiental producido por los materiales usados y por encontrar salida a los suelos extraídos durante la construcción. Pero estas infraestructuras han de construirse de forma resiliente para poder hacer frente a los efectos que el cambio climático puede provocar. Al mismo tiempo se ve necesario que en la gestión de la infraestructura se alargue su vida útil y se maximice su uso reduciendo así los costes de las operaciones.

Multimodalidad
Es importante en el transporte de cargas poder combinar transporte ferroviario, por carretera y marítimo a pesar de los retos técnicos como el mantenimiento de las temperaturas de las cargas o tecnologías que permitan trasportar fácilmente una carga de un medio a otro. Pero en el caso de pasajeros sería conveniente potenciar sistema de ticket combinados que permitan usar varios medios con el mismo billete.

Nuevos modelos de negocio
La introducción de las posibilidades que las tecnologías, el internet de las cosas o el Big Data supone para genera un mercado mucho más atractivo y que de un servicio más personalizado es una gran puerta de trabajo para genera un nuevo negocio al igual que lo es la introducción e criterio de economía circular en su gestión.

El informe recoge también casos de éxito, como este "ejemplo de economía colaborativa en el sector: las experiencias de SNCF"
El sector de la movilidad es uno de los sectores -explican los autores- que mayor disrupción está sufriendo con el advenimiento del concepto de economía colaborativa siendo el sector de los automóviles el más afectado con iniciativas como Zipcar (coche compartido), BlaBlaCar (trayecto compartido) o Drivy (alquileres personales). El sector del ferrocarril no es inmune al poder de la coordinación masiva entre personas para revender los billetes que no van a utilizar, para comprar colectivamente billetes con descuento o cuidar a sus hijos durante viajes.

La operadora francesa SNCF, consciente de la disrupción que pueden suponer estos modelos, ha decidido tomar las riendas e integrar el concepto en sus operaciones. La operadora ha llevado a cabo actuaciones como:
- Una colaboración con Zipcar, dentro de un programa de partenariado con start-ups, para desarrollar una aplicación móvil propia para compartir vehículos localizados en las mismas estaciones de ferrocarril.
- Un proyecto para compartir los espacios infrautilizados en las estaciones convirtiéndose en núcleos de innovación y creación (p.ej. centros de coworking, incubadoras, etc.).
- Abrir a la comunidad los datos de la compañía a través de un API para acelerar la innovación abierta.

Añadir un comentario