movilidad

Científicos españoles diseñan un motor de combustión revolucionario y tan limpio como uno eléctrico

10
Investigadores del Instituto de Tecnología Química (ITQ-CSIC-UPV), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universitat Politècnica de València, y del Instituto CMT-Motores Térmicos, de la UPV, han diseñado un nuevo motor de combustión interna que no genera gases nocivos para la salud ni dióxido de carbono (CO2). Esta tecnología se dirige, fundamentalmente, a vehículos de gran tamaño para el transporte de viajeros y mercancías, tanto terrestres como marítimos e incluso la aviación.

Científicos españoles diseñan un motor de combustión revolucionario y tan limpio como uno eléctrico

Se trata de un motor “revolucionario”, aseguran sus creadores, que cumple con la normativa sobre emisiones prevista para 2040 y destaca por su alta eficiencia. Los dos primeros prototipos de este motor verán la luz en los próximos meses, gracias a la financiación de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) ya que este proyecto ha sido uno de los seleccionados en la convocatoria de ayudas del Programa de Valorización y Transferencia de Resultados de Investigación a las Empresas, cuya resolución se hizo pública a finales del pasado mes de julio.


La tecnología empleada para conseguir este hito se basa en la utilización de membranas cerámicas MIEC. Patentadas por el ITQ-CSIC-UPV, estas membranas eliminan todos los gases contaminantes y nocivos para la salud (NOx), capturan el CO2 propio y atmosférico y lo licuan.


“Estas membranas, incluidas en el motor del vehículo, permiten la separación selectiva de oxígeno del aire para producir la oxicombustión. De este modo, se genera un gas de combustión puro, compuesto de agua y CO2, que se puede capturar en el interior del propio vehículo y almacenarlo, sin que salga expulsado por el escape”, explica José Manuel Serra, profesor de investigación del CSIC en el ITQ-CSIC-UPV.


Esta tecnología permitiría disponer de un motor con la autonomía y capacidad de repostaje que puede tener uno convencional hoy en día, “pero con la ventaja de que es completamente limpio, sin ningún tipo de emisión contaminante o de efecto invernadero, igual que pasa con los eléctricos. Así ofrecemos al sector una tecnología que combina lo mejor de ambos motores, los eléctricos y los de combustión”, apunta Luis Miguel García-Cuevas González, investigador del CMT-Motores Térmicos.


Dos depósitos
Con la tecnología desarrollada por el ITQ-CSIC-UPV y el CMT-Motores Térmicos, el vehículo además se convierte en suministrador de CO2. Según explican los investigadores, en un motor convencional, después de la oxicombustión, se genera una gran cantidad de nitrógeno y óxidos de nitrógeno en el escape. Sin embargo, en este caso, solo se genera CO2 en muy alta concentración y agua, que se puede separar de forma muy fácil del CO2, simplemente condensándola.


“Ese CO2 se comprime en el interior del propio motor y se almacena en un depósito a presión, pudiendo retornarse como un subproducto, directamente como CO2 puro de alta calidad, en una estación de servicio, para su posterior uso industrial. De esta forma, dentro del vehículo tendríamos además del depósito de combustible, otro con el CO2 que se genera después de quemar el combustible y del que podemos sacar partido”, apunta García-Cuevas.


La tecnología desarrollada se dirige, principalmente, a fabricantes de vehículos de gran tamaño para el transporte de viajeros y mercancías, tanto terrestres como marítimos y para aviación hasta un determinado nivel de potencia. Podría emplearse también para adaptar los actuales motores diésel en vehículos especiales.

“En el caso de vehículos más pequeños, se podría aplicar también secuestrando solo parte del CO2 en el escape”, apunta Francisco José Arnau, investigador del CMT-Motores Térmicos de la UPV.


Añadir un comentario
Miguel.Angel Padilla
Creo q se parte de la misma filosofía q en las centrales termicas o grandes industrias...donde se pretendia capturar el CO2 para luego almacenarlo en grandes depositos naturales donde sería comprimido a alta presión. En este caso se plantea lo mismo pero a pequeña escala..para grandes medios de transporte. Creo q no es nada nuevo desgraciadamente y tampoco ecologico ni viable a gran escala.
Tony Pérez Martínez
Sinceramente. No lo veo viable. Sólo han creado un sistema de filtrado y almacenamiento. Creo que es más viable el petróleo verde que hace 15-20 años habían creado a base de algas, para luego guardar en un cajón.
Miquel
El CO2 tiene bastantes usos para l industria, por ejemplo, para desplazar el oxígeno en la soldadura, se vende en botellas gigantes. También se usa para hacer la \"atmósfera protectora\" de los alimentos envasados. No es un gas tóxico, las plantas lo necesitan, pero su emisión indiscriminada favorece el efecto invernadero.
Sergio Serrano
Me parece un prototipo muy interesante, en cuanto a la gente que se pregunta quien va a querer el les pondré un pequeño ejemplo en sistemas de alta producción agrícola como es un invernadero cerrado, aumentando la cantidad de este caso en el aire se incrementan substancialmente las producciones, por no hablar de las plantas (algas,bacterias,etc.) subacuáticas que necesitan este caso disuelto en su medio. La cerveza, no nos olvidemos de ella, y otros refrescos son carbonatados con este caso y por último (aunque habrá cientos usos) los extintores de CO2, no pensemos solo en los de casa/Oficina también hay de mayor tamaño para fábricas o bomberos.
Luis Carlos
Si esto es cierto, no le veo mucha viabilidad, no porque no sea cierto o eficiente, sino por el tema político e interés, no creo que los alemanes o chinos quieran comprar un producto español, preferirán los suyos propios aunque sean peores, el interés económico y capitalista siempre prima,....
R.
Entiendo del artículo que no han creado un motor que no emite \"nada\" como haría un eléctrico, sino que han añadido algo parecido a un catalizador y un sistema de compresión que separa el CO2 y lo almacena. Es decir, no es que no produzcas basura, es que te has puesto un contenedor dentro de casa y no sales a la calle a tirarla. Pero que va a pasar con ese CO2 cuando se llene el depósito? Que industria es esa, de la que habla el artículo, que utiliza tanto CO2 como para asimilar el que producirían estos vehículos? Y cuanto consumir ese proceso? Lo siento, pero me mantengo escéptico. Me sigue pareciendo mejor un eléctrico cargado con renovables.
Juan José
Seria interesante saber su precio para poder comparar.
SergioT
Enhorabuena y ojalá que salga adelante! Alegra ver I+D made in spain, España tiene que generar valor dentro del mercado europeo con creaciones y industria propia, y no ser solo centros fabriles de empresas extranjeras, ánimo!!
Sergio
En mi caso con mucho gusto lo adaptaría a mí coche este sistema ,pero creo que como siempre - burocracia es más potente y no nos deja disfrutar este y otros más ingeniosos inventos...
José Antonio Alonso García
Este motor va a ser subvencionado y va a ver la luz porque se va a usar para vehículos de transporte público, sí fuera para vehículos pequeños de uso particular no se enteraba ni Dios de que exista. Un saludo