movilidad

El combustible que emplean los barcos podrá contener 500 veces más azufre que el de los camiones

0
La Comisión Europea reconoce que "los gases de escape procedentes de los buques son una importante fuente de contaminación atmosférica, en particular, las emisiones de óxido de azufre consecuencia de la combustión de fuelóleo", y admite así mismo que "los óxidos de azufre son perjudiciales para el sistema respiratorio humano". Por eso ha aprobado una norma, que entró en vigor el pasado 1 de enero, que establece que el contenido máximo de azufre de los combustibles para uso marítimo debe reducirse al 0,5% (frente al 3,5% anterior). A efectos comparativos, cabe señalar que el contenido de azufre de los combustibles utilizados en los camiones o turismos no debe superar el 0,001%. [Foto: DW/H. Franzen].
El combustible que emplean los barcos podrá contener 500 veces más azufre que el de los camiones

Los buques utilizan tradicionalmente fuelóleos para su propulsión, que pueden tener un contenido de azufre de hasta un 3,5%. La combustión de estos fuelóleos produce movimiento (el 90% del transporte internacional de mercancías se hace por mar), pero también gases contaminantes. La Comisión Europea estima que, en la actualidad, el sector representa entre el 2 y el 3% de las emisiones mundiales de CO2. Desde el año 2012, la Unión Europea trata de reducir el contenido de azufre de los combustibles para uso marítimo a través de la Directiva sobre el azufre. En algunos ecosistemas muy frágiles, como el mar Báltico y el mar del Norte, designados como zonas de control de emisiones de azufre (Sulphur Emission Control Areas, SECA), el contenido máximo de azufre ya se redujo al 0,10% en 2015. Según la Comisión, "estos límites de azufre más estrictos han reducido la concentración de dióxido de azufre en torno a las zonas SECA a menos de la mitad, lo que conlleva beneficios para la salud de las personas en las regiones costeras y en los puertos, mientras que el impacto económico total en el sector fue mínimo". En 2016, la Organización Marítima Internacional (OMI) admitió mantener 2020 como fecha de entrada en vigor del límite global del 0,5% de azufre. Y eso es lo que ha sucedido este pasado 1 de enero.

A partir de esta fecha, el contenido máximo de azufre de los combustibles para uso marítimo se reduce pues al 0,5% (frente al 3,5% anterior) en todo el mundo, "lo que reducirá -explican desde la Comisión Europea- la contaminación atmosférica y protegerá la salud y el medio ambiente". Porque las emisiones de óxido de azufre (SOx) procedentes de los motores de combustión de los buques "causan lluvia ácida y generan un polvo fino -continúa la CE- que puede provocar enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como una reducción de la esperanza de vida".

Adina Vălean, comisaria de Transportes: "el transporte marítimo es una actividad global, y la reducción de las emisiones requiere soluciones globales. La entrada en vigor del límite global de azufre representa un hito importante para todo el sector marítimo, ya que contribuirá a reducir más las emisiones de contaminantes atmosféricos nocivos, lo que beneficiará directamente a ciudades y comunidades de todo el planeta, incluidas las grandes ciudades situadas en las costas meridionales de Europa. También demuestra que el esfuerzo concertado de la UE y la OMI, junto con el firme compromiso del sector, pueden aportar importantes beneficios para el medio ambiente y la salud de nuestros ciudadanos"

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca: "el Pacto Verde Europeo permitirá alcanzar la meta de cero emisiones y, por tanto, la neutralidad climática y un entorno libre de toxicidad. La Unión aspira a proteger el bienestar de nuestros ciudadanos, pero también a garantizar unos entornos, mares y océanos sanos y limpios en el marco de una economía azul sostenible, sin emisiones de carbono, y en la que todas las partes, incluido el transporte marítimo, trabajen juntas. Acogemos con satisfacción la reducción en los límites de azufre a nivel global y en las zonas de control de emisiones para que cada vez haya más ciudadanos en las costas de la Unión que puedan respirar aire limpio"

Próximos pasos para la sostenibilidad en el transporte marítimo
Sobre la base del éxito de la aplicación de los límites (muy estrictos) en la zona de control de emisiones (Emission Control Areas, ECA), la Comisión Europea espera que la introducción del límite global de azufre arroje resultados similares. La UE también está trabajando activamente en el contexto del Convenio de Barcelona sobre la posible designación por parte de la OMI de zonas de control de emisiones en otras aguas de la UE, como por ejemplo, el Mediterráneo.

En 2018, la Organización Marítima Internacional acordó reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo en al menos un 50% para 2050 y ya han comenzado -informa la CE- las negociaciones en la OMI para traducir este acuerdo en medidas concretas.

Además, el Pacto Verde Europeo presentado por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, en diciembre de 2019, establece nuevas medidas para aumentar la sostenibilidad del transporte marítimo, como la ampliación del comercio de derechos de emisión europeo al sector marítimo.

La Directiva sobre el azufre de 2012, que se revisó en 2016, redujo las emisiones de SOx mediante el establecimiento de niveles máximos de contenido de azufre en los combustibles para uso marítimo e incorporó nuevas normas establecidas por la OMI en el Derecho de la Unión, tanto dentro de zonas regionales protegidas como fuera de estas. 

Añadir un comentario