los editoriales de er

El país del Sol…. de pago

0

2013 ha sido un año extremadamente difícil, con conflictos abiertos en prácticamente todos los frentes. En el caso de las renovables, a lo largo de estos meses hemos asistido  a un encarnizado ataque contra estas tecnologías de generación limpia de energía, con su imagen más disparatada plasmada en ese impuesto que el ministro de Industria quiere imponer al sol. Porque, si nada lo remedia, cuando la reforma energética reciba el visto bueno del Senado –lo que es más que probable que haya ocurrido cuando estés leyendo estas líneas–, el sol, en España, pasará a ser de pago. José Manuel Soria y Alberto Nadal (secretario de Estado de Energía) le han puesto peaje. De respaldo, dicen, para ayudar a sostener el sistema eléctrico. Y hay de aquel que teniendo una instalación solar (o minieólica) en su casa incurra en la osadía de practicar el autoconsumo sin pagar dicho peaje. La multa puede llegar a ser descomunal.

En realidad, la persecución a la eficiencia energética y a las energías limpias comenzó años atrás y se ha ido plasmando en múltiples normas desde entonces; retroactividad, recorte de horas de producción, nuevos impuestos, moratoria, no actualización de las primas mediante el IPC, abolición de la modalidad de mercado más prima…. Cada una de ellas es capaz, por si sola, de lastrar el desarrollo de las renovables. Sumadas, directamente lo asfixian. Y todo ello sin que el ministro haya logrado acabar con el déficit de tarifa –su gran bestia negra–, que, a modo de Harry Potter, Soria cubre con una capa de invisibilidad cuando se le antoja. Desde el mes de julio, dos veces ha dicho que no habría déficit en 2013 y otras dos que sí lo habría.

Tampoco ha logrado el ministro complacer al oligopolio eléctrico, que dice ser la principal víctima de la reforma; y eso pese a que las compañías que lo integran han incrementado su valor bursátil y han logrado del Gobierno el aval para la titulización de su deuda. Pero quieren más. Iberdrola, Endesa y las restantes, junto a sus colegas europeas, han pedido a Bruselas que acabe con las ayudas a las renovables y aumente las subvenciones que ya recibe el gas. Con ello pretenden poner punto y final a la prioridad de conexión y despacho de las renovables. Porque como cada vez hay más kilovatios verdes en las redes eléctricas europeas, más les cuesta entrar en la cesta eléctrica a los kilovatios generados en las centrales de ciclo combinado. 


Pero no todo son malas noticias. Cada vez más personas se muestran convencidas de que, por malo que sea el momento actual, la sostenibilidad energética es el camino para avanzar hacia el futuro. Y la revista lo nota porque cada vez tiene más lectores (120 mil al mes en internet) y más amigos que nos siguen a través de las redes sociales (49 mil en Twitter y más de 22 mil en Facebook).

No obstante, la caída de ingresos publicitarios nos exige poner en marcha un nuevo tipo de suscripción a los contenidos en internet, parte de los cuales pasarán a ser contenidos sólo accesibles a suscriptores. La suscripción anual a la revista en papel (50 euros) y al PDF (30 euros) se mantienen como hasta ahora. Y ambas opciones incluyen el acceso a la totalidad de contenidos online. La novedad está en la suscripción a los contenidos web, pensada por tanto para aquellos que no están suscritos ni al papel ni al PDF. Cuesta 20 euros al año y garantiza el acceso a todas las noticias que publicamos en internet. Muchas de ellas seguirán siendo de libre acceso, pero no todas. Será a partir del 1 de enero de 2014, un año que encaramos con optimismo, seguros de que, sin duda, vendrán tiempos mejores para las energías limpias.

Hasta el mes de febrero.

Luis Merino
lmerino@energias-renovables.com

Pepa Mosquera
pmosquera@energias-renovables.com

Añadir un comentario