hidrógeno

H2

La sociedad civil debe tener un papel fundamental en el desarrollo del hidrógeno en la UE

0
El desarrollo de un ecosistema de hidrógeno renovable es una prioridad para lograr el Acuerdo Verde Europeo, pero las consecuencias sociales y económicas deben sopesarse cuidadosamente, y es ahí donde la participación de las organizaciones de la sociedad civil es esencial. Esta es la idea principal del debate organizado por la Sección Especializada de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información (TEN) del Comité Económico y Social Europeo (EECS), celebrado en Bruselas (on line) el miércoles pasado.

La sociedad civil debe tener un papel fundamental en el desarrollo del hidrógeno en la UE

"En el debate sobre la transición energética, el hidrógeno representa un importante tema de conversación, ya que puede contribuir de forma masiva a un futuro sistema energético libre de carbono. Cuando se produce a través de determinados procesos tecnológicos específicos, el hidrógeno puede considerarse de hecho un combustible sintético renovable o de bajo carbono", dijo el presidente de la sección TEN, Baiba Miltoviča.

"Sin embargo, al tiempo que se establece un ecosistema de hidrógeno limpio en Europa tenemos que señalar que es sólo una vertiente de la estrategia que trata de vincular los diversos sectores energéticos de la UE de manera más eficaz. Debemos aprovechar todas las sinergias y explotar las complementariedades entre el sector eléctrico, nuestra vasta infraestructura de gas, nuestra industria y el sector del transporte".
 
Beneficios
El hidrógeno, especialmente si es renovable, tiene muchos beneficios. Puede alimentar sectores que no son adecuados para la electrificación y proporcionar almacenamiento para equilibrar las fluctuaciones de los flujos de energía renovable. En los debates científicos se destacan cuatro posibles tipos de usos: calefacción y servicios residenciales (por ejemplo, calefacción de espacios interiores), calor industrial de alta temperatura, movilidad (por ejemplo, hidrógeno para el transporte de carga en camiones, combustibles líquidos sintéticos para la aviación) y producción de electricidad. Ahora bien, la mayoría de las tecnologías necesarias para posibilitar estos usos energéticos del hidrógeno se encuentran todavía en la fase de investigación y desarrollo o de demostración.
 
Por otra parte, el uso del hidrógeno también suscita preocupación, como señaló en el encuentro Baiba Miltoviča: "Debemos pensar en las consecuencias sociales y económicas antes de acelerar la transformación de las industrias europeas, en las personas en situación desfavorecida, en las pymes, en los trabajadores (que deben poder adaptarse y adquirir nuevas aptitudes) y en los consumidores (para que puedan encontrar beneficios reales, mejor información y ofertas y precios flexibles). La participación de la sociedad civil organizada en la futura Alianza Europea del Hidrógeno Limpio es, por lo tanto, vital: puede enriquecer los debates públicos y acercar las iniciativas al público".
 
En este sentido, el miembro del CESE Pierre Jean Coulon destacó la importancia de la protección social en la transición energética: "Siempre tenemos que tener presente la cuestión del cambio social. Si en el futuro invertimos en áreas de producción de hidrógeno, debemos asegurarnos de que esta transición no deje atrás a la sociedad en general, especialmente a los trabajadores". También subrayó que la cooperación internacional es clave para que el hidrógeno sea un contribuyente importante al suministro de energía en Europa: "Tenemos que lograr el equilibrio adecuado entre la electricidad y el hidrógeno. El futuro tendrá un doble enfoque, pero la electricidad renovable tendrá que venir antes que el hidrógeno, porque hoy en día, lamentablemente, no podemos tener un hidrógeno 100% limpio", dijo.
 
En la misma línea, el miembro del EECS András Edelényi subrayó el hecho de que la transición energética no sólo se refiere a la energía, sino a muchos aspectos de nuestra vida: "El hidrógeno tiene un impacto transversal muy importante, incluso en la movilidad, la industria y todos los temas relacionados con la química. Nos encontramos en un rápido período de transición, pasando de un sistema de suministro de energía totalmente basado en los fósiles y bastante centralizado a un nuevo sistema verde, neutro en carbono, diversificado y bastante complejo. Aquí es donde tenemos que avanzar en la importante pieza que falta en el rompecabezas: el papel y la función del hidrógeno en el paquete energético".


Estrategia europea
Según la estrategia presentada por la Comisión Europea en julio de 2020, el hidrógeno es una de las piedras angulares para lograr el Acuerdo Verde Europeo, y se necesita una acción coordinada entre los sectores público y privado a nivel de la UE. El objetivo de la Comisión es desarrollar el hidrógeno renovable a partir de la energía eólica y solar principalmente e invertir y apoyar la demanda de hidrógeno limpio en la UE mediante el lanzamiento conjunto de la Alianza Europea para el Hidrógeno Limpio con los líderes de la industria, la sociedad civil, las administraciones nacionales y regionales y el Banco Europeo de Inversiones.
 
El CESE está elaborando actualmente un dictamen sobre "Una estrategia de hidrógeno para una Europa climáticamente neutra", que se debatirá en el pleno de enero del EECS.

Añadir un comentario