hidráulica

La central hidroeléctrica reversible de Chira-Soria no tendrá torretas ni tendido aéreo

0
Lo ha dicho hoy el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, que ha asegurado ante los medios que el cableado irá todo soterrado y que, además, el material extraído de la caverna irá destinado a rehabilitar lugares degradados por la extracción de áridos y antiguas canteras como la del Barranco de Tirajana. Las declaraciones de Morales se producen tras la alarma social generada en torno a esa posibilidad, recogida en el proyecto de Red Eléctrica.
La central hidroeléctrica reversible de Chira-Soria no tendrá torretas ni tendido aéreo

La central hidroeléctrica reversible de Soria-Chira ha sido concebida, según Red Eléctrica de España (REE), como "una herramienta de operación del sistema eléctrico grancanario para mejorar la garantía de suministro, la seguridad del sistema y la integración de las energías renovables en esta isla". REE, que es el operador del sistema eléctrico nacional, es la empresa que va a ejecutar esta obra, que pasa por ser una de las más ambiciosas y complejas del mundo en su género. Una central hidroeléctrica reversible -informa Red Eléctrica- es una instalación de almacenamiento de energía que tiene dos embalses de agua, a cotas diferentes. Este tipo de centrales puede funcionar en dos modos diferentes: bombeo y turbinación. Por una parte, el modo bombeo consiste en que el agua se lleva desde el embalse inferior al superior. En los periodos valle de consumo eléctrico, generalmente en las horas de madrugada, cuando menos demanda de electricidad hay, se aprovecha la energía renovable excedentaria para bombear el agua al embalse superior. Allí queda almacenada como energía potencial para ser utilizada en el proceso de turbinación. Por fin, en modo turbinación el orden se invierte, y el agua va desde el embalse superior al inferior, generando en su caída electricidad que irá a la red, o sea, devolviendo a esta la energía previamente almacenada durante el modo bombeo. [Para ver cómo funcionará la central hidroeléctrica reversible Soria-Chira, véase la infografía interactiva].

Pues bien, Chira-Soria, que contará con una potencia de turbinación de 200 MW (en torno al 36% de la punta máxima de demanda actual de la isla), se ha situado en el centro de toda una polémica a raíz de la posibilidad de que el cableado, los tendidos eléctricos, por los que ha de circular la energía sean aéreos, posibilidad recogida en el proyecto de REE. En ese contexto, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha anunciado hoy, como respuesta a la "lógica" alarma social generada ante esa posibilidad, que no habrá "un cableado aéreo apoyado en torretas desde Arguineguín a la central". Morales además -informa el Cabildo- ha manifestado que considera "positiva" la implicación y preocupación ciudadana, "máxime en este periodo de información pública abierto precisamente para presentar alegaciones".

En poco más de una semana
El presidente ha adelantado hoy así mismo que "en poco más de una semana" tendrá un informe elaborado por el Cabildo, "que trabaja de forma transversal con todos sus departamentos implicados, desde Medio Ambiente y Patrimonio Histórico a Política Territorial y Obras Públicas", y que presentará entonces a la población, "si bien ya está en condiciones de adelantar -informa el Cabildo- que existen alternativas viables y seguras para que el cableado sea soterrado, algo que será una exigencia del Cabildo como entidad propietaria de las presas e impulsora del proyecto".

La central Chira-Soria “es absolutamente necesaria para Gran Canaria, nadie puede poner en duda que nosotros defendemos un modelo sostenible”, ha aseverado Morales, que ha subrayado que las energías renovables constituyen "uno de los pilares para romper la dependencia de los combustibles fósiles y alcanzar las mayores cotas posibles de independencia energética". Y es que Canarias -ha lamentado Morales- es una de las comunidades con mayor mayor volumen de emisiones de carbono, por lo que luchar contra el cambio climático y sus efectos -ha apuntado- es una cuestión “inexcusable”.

Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria: “ya conocen nuestra trayectoria, hemos conseguido que no se implante la regasificadora en esta tierra, claramente obsoleta y perjudicial para las renovables, y nos hemos opuesto al aire propanado y el gas ciudad porque es incompatible con ese desarrollo”

Según el presidente, un sistema aislado como el de Gran Canaria precisa equipamientos de almacenamiento que permitan conservar la energía que se produce en horas valle sin consumo, "para que no se pierda y utilizarla cuando sí hace falta". Morales ha añadido por otro lado que Chira Soria no puede ser sustituida por baterías o coches eléctricos, que también son necesarios, pero no como sustitutos, sino como complemento a la central: “nadie puede dudar que defendemos una isla sostenible, no vamos a poner en ningún caso en riesgo nuestro patrimonio cultural, natural ni arqueológico de Gran Canaria y para ello pondremos todos los condicionantes necesarios”.

Red Eléctrica de España estima una inversión en la obra de unos 320 millones de euros.

Añadir un comentario