hidráulica

Imesa, 25 años dedicados a la energía hidroeléctrica

0
Industrias Metalúrgicas Esgueva (Imesa) está de fiesta. El viernes 29 celebra el 25 aniversario en sus instalaciones de Aranda de Duero (Burgos) con la participación de Tomás Villanueva, consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, el presidente de la Diputación, la alcaldesa de Aranda y el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale). Y que quieren compartir con todos porque esa tarde habrá jornada de puertas abiertas.

Imesa, 25 años dedicados a la energía hidroeléctrica

Imesa desarrolla su actividad, fundamentalmente, en el sector de centrales hidroeléctricas y depuradoras (rejas, compuertas y limpiarrejas automáticos), aunque sus inicios están ligados a la arquitectura metálica singular, calderería especial y aparatos a presión, donde continúa trabajando.

Cuenta con un equipo humano de más de 50 puestos directos (altamente cualificados) y 25 indirectos. Además está aumentando su plantilla para los próximos retos que está desarrollando en países como Chile, Argentina, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica y Guatemala. A los que se unirán próximamente Nicaragua, El Salvador, Honduras, Paraguay y EEUU.

“Imesa dedica más del 5% de facturación a I+D+i, lo que ha servido para diferenciarse y mantener una línea de satisfacción elevada entre sus clientes para la resolución de los problemas, reducción de costes y mejora de sus servicios en los equipos que diseña, construye, instala y mantiene en todo el mundo. Y para ello ha sido clave la creación de nuestro propio Departamento de Ingeniería”, explican en la propia empresa.

En España y Portugal es líder en el sector y cuenta con  una excelente cartera de clientes, entre los que caben citarse Endesa, Iberdrola, Acciona, EDP o Ferroatlántico. En total se han instalado más de 250 limpiarrejas y 200 compuertas.  

Imesa inició en 2010 su actividad internacional en América Latina, “donde se están  consiguiendo importantes resultados, después del esfuerzo y dedicación de los últimos años. En la actualidad tenemos abiertos proyectos contratados por licitación o concurso público en Perú, Colombia, Guatemala, Panamá y Costa Rica. Además se han firmados varios acuerdos de colaboración con empresas de la zona para facilitar el intercambio de idea y de los equipos de Imesa”.

• A continuación puedes leer el reportaje de Luis Ini que publicamos sobre Imesa en el número de febrero de 2013 de Energías Renovables en papel.

Imesa, ingeniería al servicio de la energía hidroeléctrica

De entre la considerable cantidad de frases que pueden destacarse sobre la crisis, hay algunas muy trilladas, por ejemplo, “toda crisis es una oportunidad”, a la que algunos le adjudican un copyright chino. También hay otras no tan transitadas pero sumamente inspiradoras, como esta que firma Albert Einstein: “es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia”.

Imesa Guma

Un poco de la primera y bastante de la segunda es lo que sugiere el rumbo emprendido por Industrias Metalúrgicas Esgueva S.A. (Imesa), que desde hace 25 años trabaja en arquitectura industrial en general, y en energías renovables, donde se ha convertido en un especialista en el suministro de bienes de equipo para el sector de la energía hidráulica como compuertas, rejas y limpiarrejas de grandes y pequeñas represas. No en vano, entre sus clientes se cuentan empresas como Iberdrola, Acciona, Endesa o EDP. Y tantas otras relacionadas con la energía del agua en España, Portugal y Latinoamérica.

A Imesa, con sede en Aranda de Duero (Burgos), la actual situación económica española, antes que agarrotarla en una peligrosa congelación, la ha impulsado a reformular su visión del negocio y apuntar con fuerza hacia nuevos mercados, especialmente los del continente americano. En esa dinámica, la de demostrar y demostrarse que siempre hay luz al final del túnel, encaró un fundamental Plan de Empresa 2011–2015, surgido en el punto álgido de la crisis. Así lo explica Teodoro Esgueva, director general, presidente y fundador de la empresa: “Nuestra estrategia de desarrollo en estos últimos años ha sido la de adaptarnos a la situación actual, unos cambios que se produjeron por la tendencia negativa del crecimiento entre 2011 y 2012”.

Mirar al exterior
Concretamente, estos cambios han influido en algunos elementos claves en la firma, que cuenta con 60 empleados, muchos de los cuales son ingenieros. “Se han agilizado procesos en la oficina técnica con la optimización de recursos –explica Esgueva–, mejoras acompañadas con el inicio del crecimiento de nuestra presencia en mercados de América Latina, en lugares como Panamá y Argentina, y que nos ha permitido sortear las dificultades de la coyuntura internacional”.

Este paso, además de ilusionar ante una posibilidad concreta de apertura transatlántica, implica un desafío importante en lo que se refiere a la estrategia comercial, tarea para la que se ha llegado a un acuerdo con la empresa Enya Renovables. “Esto nos permite estar mejor posicionados para afrontar los nuevos retos que nos proponemos en Europa y América”, apunta el director general de Imesa.

Así, junto a una importante cartera de clientes en España y Portugal, donde se impulsarán sensiblemente las operaciones, ahora apuntan a los países ya mencionados , Panamá y Argentina, además de Colombia, Ecuador, Costa Rica, Perú (donde ya se ha abierto oficina) y Chile (donde se espera pronto abrir una representación, al igual que en Panamá).

Claro que no es sencillo dar el salto, porque más allá de la fiabilidad en los productos propios que Imesa desarrolla, y en los que tiene una gran y probada experiencia, se trata de la sutil interpretación de cómo hacer negocios en otros ámbitos. “Para nosotros –dice Teodoro Esgueva–, es importante la creación de una red de apoyo en esos países, con empresa locales, con técnicos y equipos trabajando conjuntamente, alianzas que nos dan una cobertura para que Imesa siga manteniendo buenas ofertas y buenos presupuestos”.

Otra cultura empresarial
Es aquí cuando surge un concepto no siempre tenido en cuenta a la hora de hacer negocios más allá de las fronteras propias: “hay que estar en Latinoamérica, pero sobre todo conocer su cultura empresarial”, destaca el fundador de la empresa, y puntualiza que en este entorno deben crearse lazos de mutua confianza, lo cual incluso permite ofrecer tareas de consultoría gratuita, que en la mitad de los casos puede implicar que Imesa no sea la que concluya la obra, pero sí que sus soluciones terminen por ser aplicadas. “Nuestros ingenieros tienen un conocimiento muy profundo del tema hidráulico y en especial del mantenimiento de las rejas en las grandes y pequeñas estructuras hidroeléctricas”, resalta. Es así que, como resultado de esta presencia cada vez más consecuente en territorio latinoamericano, ya hay funcionando equipos permanentes en Perú, Colombia y Costa Rica.

Pero esto no es todo, porque la empresa está abocada a trámites de acreditación para la ISO 14001, una norma aceptada internacionalmente que establece cómo implantar un sistema de gestión medioambiental eficaz. También está en curso la OHSAS 18001, especificación de evaluación reconocida internacionalmente para sistemas de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo.

“La idea –abunda el fundador de Imesa – es ofrecer un producto con todas las seguridades. Invertimos en calidad, en seguridad, en garantía de los servicios que ofrecemos, en especial al mercado latinoamericano”.

Las perspectivas son que en 2013 se recogerán los frutos de todo lo que se trabajó en 2012 y “para 2014 –concluye Esgueva– centraremos nuestros objetivos en Centroamérica, especialmente en Guatemala, Nicaragua y El Salvador, y también en Brasil, para lo que nos ayuda estar en contacto con empresas portuguesas que ya trabajan allí”.

Limpiarrejas con tecnología propia
IMESA desarrolla su actividad en dos sectores: la arquitectura industrial y los equipos para centrales hidroeléctricas. En el primer caso, se trata del armado de estructuras, mallas y cerramientos metálicos, y cerrajerías y aparatos a presión. En cuanto a las hidroeléctricas, fabrican limpiarrejas, compuertas, rejas y calderería. Sistemas, en definitiva, que evitan que cualquier material que arrastre el río llegue hasta las turbinas donde se produce la electricidad y pueda dañarlas.

Todos estos productos salen de las instalaciones que la firma tiene en Aranda de Duero, una superficie de 10.000 m2 en la que se despliegan cuatro naves, una de ellas dedicada al montaje de piezas y a la tecnología hidráulica. Numerosos proyectos de I+D han salido de allí, entre los que cabe destacar el H2O y el Eneragua, relacionados con la depuración de aguas residuales y otros tipos de productos para el agua.

También el proyecto LIRA, de equipos autónomos de limpieza y control para tomas de agua en alta montaña, alimentado mediante energía solar y con control vía satélite. En lo que respecta a los últimos avances en los desarrollos para centrales hidroeléctricas, conviene aclarar que IMESA desarrolla productos que se caracterizan por el estudio previo de cada caso, su diseño, construcción y montaje. Es lo que ocurrido con la “célula de carga inteligente” o el “Estudio de Viabilidad Técnica y Económica” de los limpiarrejas automáticos, un modelo propio. También se ha diseñado, y con aplicación concreta, un modelo de mantenimiento preventivo en los limpiarrejas automáticos, que asegura su mejor y más eficiente funcionamiento. Para ello, la firma cuenta con un “modelo a escala para pruebas”, donde aplican innovaciones y mejoras.

Numerosos son los proyectos en los que la firma ha trabajado en España e incluso Portugal; otros se están desarrollando en Latinoamérica, en especial el Proyecto Concepción (Panamá), una inversión de un millón de dólares. También puede citarse el Proyecto Mantaro (Perú), la mayor central hidroeléctrica de ese país.

Añadir un comentario