fotovoltaica

¿Impuesto al sol? ¿Qué impuesto al sol?

Otra manera de autoconsumir

0
La cooperativa Som Energia dio la campanada el pasado 11 de mayo en (Sevilla). Allí, y gracias a las 1.788 personas que han aportado los dos millones de euros necesarios para su financiación, Som inauguró una instalación solar fotovoltaica (FV) que “ha sido al 100% financiada mediante un nuevo modelo de inversión basado en el retorno energético en lugar del retorno financiero” (al inversor se le paga con kilovatios hora, y no con dineros).
Otra manera de autoconsumir

Som Energia calcula que la instalación FV de Alcolea del Río que inauguró el pasado 11 de mayo (2,16 megavatios pico de potencia) generará aproximadamente tres millones de kilovatios hora, “el equivalente al consumo anual de electricidad de unas 1.300 familias”. La inversión ha sido posible gracias a Generación kWh, una iniciativa que Som puso en marcha a mediados de 2015 y que ha conseguido los dos millones de euros susodichos gracias a las aportaciones de más de 1.700 personas socias. Según la responsable de proyectos de la cooperativa, Nuri Palmada, la puesta en marcha de esta primera instalación demuestra que se pueden superar las barreras que le ha puesto el Gobierno a las energías renovables y a la autoproducción individual. La instalación FV de Sevilla es el primero de los tres grandes proyectos de energías renovables que llevan la vitola Generación kWh.

El segundo –la instalación comunitaria de un aerogenerador– obtuvo en mayo la correspondiente autorización administrativa para empezar las obras (Energías Renovables publicó, precisamente ese mes, un amplio reportaje sobre esa iniciativa, que dio sus primeros pasos en marzo del año 2009). Hace diez días, el 20 de junio, casi 200 personas se reunieron en el pequeño municipio de Pujalt, en la Alta Anoia (Barcelona), para celebrar el acto simbólico de principio de obra. El acto consistió en el soterramiento, en el lugar en el que será enclavado el aerogenerador, de un tubo inoxidable que contenía la lista completa de personas y entidades que se habían inscrito hasta ese día en el proyecto.

Modo mini
Por fin, la tercera de las iniciativas de la Generación kWh pasa por la localidad de Peñafiel, en Valladolid. Som Energia cerró a mediados de agosto la compra allí de una minicentral hidroeléctrica de un megavatio de potencia. Som calcula que la inversión total necesaria para ejecutar los tres proyectos es de unos cinco millones de euros. De momento, las cuentas están saliendo. El campo solar de Alcolea ya está generando kilovatios y los otros dos proyectos van por buen camino. Síntoma de ello es lo sucedido el pasado mes de septiembre, cuando Som abrió una nueva emisión de capital social voluntario. Som abrió esa emisión un martes, a las 12.00 horas, y tuvo que cerrarla apenas dos horas después, a las 14.00, porque ya se había alcanzado la inversión requerida: los 800.000 euros necesarios para invertir en la central minihidráulica de Peñafiel. El objetivo de Som Energia es –cuentan desde la cooperativa– “conseguir un mix de varias tecnologías –fotovoltaica, eólica, minihidráulica– que demuestre que un futuro 100% renovable es posible”.

Som Energia explica cómo participar en la Generación kWh
Para formar parte de la Generación kWh –explican desde Som– hay que ser socio de la cooperativa y tener un contrato, o más, con Som Energia (la aportación para ser socio es de 100 euros, que se pagan de una sola vez –no hay cuota anual– y son retornables si el interesado se da de baja). Una vez adquirida la condición de socio, este deberá decidir qué cantidad de dinero desea invertir y, con la suma de las inversiones recogidas, Som impulsará los proyectos renovables. A partir de ahí, y durante 25 años, cada inversor 1) recupera el total de la aportación realizada, y 2) obtiene un pequeño ahorro en la factura de la luz por acceder, a precio de coste, a la electricidad verde producida por la instalación en la que invirtió. Por ejemplo –explican desde Som–, con una inversión de 2.000 euros se puede generar, durante 25 años, toda la electricidad que usa anualmente un hogar tipo (3.500 kilovatios hora al año).

Som Energia se define como una cooperativa sin ánimo de lucro cuyo objetivo es “cambiar el modelo energético hacia un modelo 100% renovable”. Con casi cinco años de existencia cuenta ya con más de 25.000 socios y socias repartidos por todo el Estado organizados en cerca de 60 grupos locales, supera los 34.000 contratos de luz verde (cada socio / a puede tener más de un contrato) y ha declarado 15 millones de euros de facturación en 2015. Som Energia opera como comercializadora de electricidad –vende solo electricidad de origen renovable– y promueve la puesta en marcha de instalaciones de energías limpias.

Más información
www.generationkwh.org

Este texto forma parte del reportaje La línea roja del autoconsumo, que publicamos en exclusiva en nuestra edición de verano (ER 153). 

Añadir un comentario