fotovoltaica

Holanda contará con una de las plantas solares flotantes mayores del mundo

0
En un proyecto que se convertirá en uno de los mayores de su tipo en el mundo, este año comenzará la construcción de 15 islas solares en el embalse de Andijk, al norte de Holanda. Las islas, que contendrán 73.500 paneles, se moverán como un girasol para captar de manera óptima la radiación solar en todo momento. El inicio del proyecto está previsto para el mes de noviembre.
Holanda contará con una de las plantas solares flotantes mayores del mundo

La industria solar ha encontrado en las centrales flotantes una alternativa más al desarrollo de la energía solar fotovoltacia. Actualmente, en el mundo ya hay en funcionamiento, o se están construyendo, islas solares en embalses y lagos de varios países, como China, Japón, India, Reino y Unidos o Países Bajos.

Este nuevo proyecto será desarrollado por la compañía Floating Solar y consiste en la instalación, en una primera fase, de tres islas solares de 140 metros de diámetro cada una, dotadas de un sofisticado sistema de seguimiento solar. El sistema incluye tres boyas que rodearán cada isla con cables para hacer girar la isla y mantener unidos los paneles en todo momento.  Al mismo tiempo, como las islas se mueven, no habrá sombras.

En declaraciones a The Guardian, Arnoud van Druten, director general de Floating Solar, explica que la primera fase del proyecto comenzará el próximo mes de noviembre, una vez finalizada la temporada migratoria de las aves. "Nos hubiera gustado empezar antes, pero debido a los requisitos ambientales relacionados con las estaciones de las aves, sólo hay un período limitado en el año, tres meses, en el que podemos poner cualquier cosa en el agua".



Otra característica de estas islas solares es que pueden reposicionarse en condiciones climáticas extremas para minimizar posibles daños. "Andijk es un entorno muy severo", dijo Van Druten a The Guardian, "pero hemos probado que el sistema puede soportar velocidades de viento de 60 mph" (casi 100 kmh). Las islas cuentan, además, "con una herramienta de gestión de riesgos meteorológicos (WRM), una tecnología que asegura que si una isla está sometida a una fuerte presión debido al viento o a las tormentas, se mueve automáticamente a una posición en la que el viento y las olas viajan fácilmente a través de ella".

Respecto a posibles impactos en el ecosistema acuático, el director general de Folating Solar asegura que el diseño de las islas está realizado para tener el menor posible, de manera que se mantenga la calidad del agua. Explica, asimismo, que el agua mantiene los paneles frescos y los paneles protegen el agua de la luz solar.


La compañía de agua PWN, propietaria del lugar en el que su ubicarán las islas, está desarrollando un segundo proyecto en Hoofddorp, cerca de Ámsterdam, que incluirá paneles solares estáticos. Se espera que, conjuntamente, ambos proyectos generarán energía suficiente para abastecer a unos 10.000 hogares.


La primera planta solar flotante del mundo se construyó en Japón, en la prefectura de Aichi, en 2014. Los numerosos lagos y embalses interiores del país albergan actualmente 73 de las 100 mayores plantas solares flotantes del mundo y representan la mitad de los 246 MW de capacidad solar que suman estas instalaciones según datos del sector.

Añadir un comentario