fotovoltaica

Una historia de trílogos y comitología

¿Encaja en el nuevo marco político energético que está perfilando la Unión Europea el impuesto al Sol?

0
La Comisión Europea ha organizado esta semana una expedición de periodistas ibéricos -españoles y portugueses- a Bruselas. El objetivo era conocer de primera mano cómo se encuentran en este momento las negociaciones sobre el Winter Package, un ambicioso paquete de medidas relacionadas con la política energética: vehículo eléctrico, energías renovables, eficiencia, etcétera. En Bruselas estuvimos con el ponente de la Directiva de Energías Renovables, José Blanco, y con el comisario de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete. Con ellos hablamos de renovables en general, y del impuesto al Sol en particular. Esto fue lo que nos dijeron.
¿Encaja en el nuevo marco político energético que está perfilando la Unión Europea el impuesto al Sol?

El primer día de nuestra visita a Bruselas, el lunes, tuvimos oportunidad de asistir a un evento en el que el ponente de la nueva directiva de Energias Renovables ante el Parlamento Europeo, José Blanco (PSOE), explicó en qué momento se encuentran las negociaciones sobre esa directiva. Blanco desgranó en ese encuentro la propuesta que va a enviar al Parlamento, una propuesta basada en cuatro claves: 35% de cuota renovable en el mix 2030 de la UE (ahora el compromiso es 27%), objetivos vinculantes nacionales ("no hacerlos vinculantes sería introducir incertidumbre en los inversores", ha dicho), reforzar la seguridad jurídica "para evitar procesos retroactivos" (en referencia a lo sucedido con el sector renovable en España, donde el Ejecutivo Rajoy ha legislado retroactivamente, algo por lo que, por otro lado, ha sido denunciado ante tribunales internacionales), y reforzar la penetración de las renovables en tres sectores.

Los sectores en cuestión son: calefacción (incrementar la cuota en calefacción y refrigeración a razón de un 2% al año con el objetivo de rondar el 35% en 2030), transporte y autoconsumo. En lo que a esto último se refiere, Blanco ha insistido en que "no debe haber impuesto al sol. Los que viertan tendrán que pagar, pero no tendrán que hacerlo los que autogeneren exclusivamente para autoconsumir". Eso dijo Blanco el lunes. El grupo de periodistas se entrevistó al día siguiente con el comisario de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete. Fue un encuentro oficioso, en los pasillos del Europarlamento, hurtado a su apretada agenda y al que el comisario europeo se prestó amablemente. Esta fue la pregunta que le planteó Energías Renovables (a continuación reproducimos su respuesta, y otras sobre el particular):

Energías Renovables¿Encaja en el nuevo marco político energético que está perfilando la Unión Europea el impuesto al Sol?.

«El llamado impuesto al Sol es una situación específica española y nosotros hemos puesto en marcha un diseño del mercado eléctrico en el que decimos que los consumidores pueden producir, generar, su propia electricidad, venderla, almacenarla, sin cargos excesivos. El problema es la definición... es un concepto indeterminado... el Parlamento en este momento está profundizando en acotar más estos extremos. Y, luego, la Comisión, utilizando la comitología*, los datos de implementación, los datos de alegación, fijará lo que se considere necesario. El problema que tiene el impuesto al Sol en su configuración española en este momento es que no estaba regulado en el tercer paquete energético absolutamente nada este capítulo [el Winter Package es el cuarto], y ahora, por primera vez, lo regulamos y establecemos una moderación en la contribución que tienen que hacer a la red [los autoconsumidores] y en qué condiciones se hará. Eso habrá que desarrollarlo».

Energías Renovables: O sea, que seguirá habiendo.

«No, no, si es que no existe un impuesto al Sol. Existen las cargas que tiene que producir (sic) alguien si está conectado a la red...».

Energías Renovables: Aunque no vierta.

«Si está conectado a la red... Como elemento de seguridad... Pero eso está por definir. Pero no es un impuesto al Sol. No lo es. Es que, vamos a ver, pasamos de un sistema de generación centralizada a un sistema de generación distribuida, que plantea enormes retos de reconfiguración del sistema. No estamos hablando de uno, dos, tres, cuatro, cinco productores. Estamos hablando de millones de productores. Y estamos hablando de regulación a nivel europeo. Entonces, es la primera vez que establecemos el derecho del ciudadano a producir sin que se le carguen excesivamente... No me acuerdo cuál es el texto exacto... Pero la definición de este tema, una de dos, o en los trílogos** se perfecciona para saber exactamente qué se considera excesivo o no se considera excesivo... cargas que no sean razonables, o, si no, se hará por la vía que se llama aquí la comitología por parte de la Comisión que tendrá que definirlo... a nivel europeo».

La UE define así comitología

*Qué es la comitología
Existen una serie de “actos” legislativos que se aprueban para reglamentar y poner en marcha las Directivas. Muchas de éstas, tienen un contenido “técnico”, como por ejemplo, las medioambientales, de la energía, las financieras, etc. Los parlamentarios, se argumenta, no tienen por qué saber cuál es el tamaño adecuado de los neumáticos de los vehículos que se importan a la UE. Para ello, se delega esta decisión en un “canal alternativo”, que se conoce como comitología, en el que se convocan a “expertos” y científicos que opinan sobre las características y condiciones de la puesta en marcha de la Directiva.

Lógicamente, en una Europa donde funcionan extensamente los lobbies o grupos de presión de las grandes corporaciones y negocios financieros, todo aquello en lo que se pueda “emitir opinión” y ejercer influencia, es un terreno claro para el avance de los intereses particulares que éstos defienden.

**Qué son los trílogos
El proceso suele ir acompañado por reuniones informales entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento. En ocasiones, los representantes de los Estados Miembro discuten la propuesta de la Comisión, antes de que comience a hacerlo el propio Parlamento. Por esta razón, cuando el Consejo toma una decisión, lo hace con unanimidad, ya que lo han estado discutiendo anteriormente.

Los “trílogos” son las reuniones de seguimiento de estas tres instituciones, del Consejo, del Parlamento y de la Comisión, que se realizan de manera informal a fin de facilitar el proceso legislativo de una determinada propuesta. Como de estas reuniones no se informa a la ciudadanía, ni a los Parlamentos de los países, de los temas tratados, ni de los avances o retrocesos que allí se produzcan, estos mecanismos han sido señalados como “factores opacos” que generan un déficit de transparencia dentro del proceso legislativo.

Añadir un comentario