fotovoltaica

Una pyme del sector solar fotovoltaico le gana la batalla del autoconsumo a la gran Endesa

0
La historia es la siguiente: una empresa del sector pone en marcha una instalación de autoconsumo (unas cuantas placas solares sobre la cubierta de una nave y un contador de kilovatios hora generados); Endesa (que es la distribuidora a la que está enganchada la nave) comunica al instalador varias exigencias sobre el particular (que el contador sea instalado en el punto frontera, que sea trifásico -"igual que la acometida"-, etcétera); la empresa protesta ante la Dirección General (DG) de Energía, Minas y Seguridad Industrial del Gobierno de Cataluña porque considera que esas exigencias son "injustas y abusivas"; y la DG emite por fin una resolución, ejecutiva, en la que vapulea a Endesa y/o le da la razón al instalador en todas sus demandas. [En la imagen, El castillo, de Jorge Méndez Blake, obra en la que el impacto de un solo libro cambia todas las perspectivas].
Una pyme del sector solar fotovoltaico le gana la batalla del autoconsumo a la gran Endesa

"Hoy me siento como David ante Goliat", escribía en su blog Manel Romero, de SUD Energies, hace unos días, recién informado de la resolución adoptada por la DG de Energía de Cataluña. "Hemos conseguido una pequeña (qué digo pequeña, gran!) victoria ante Endesa". La victoria a la que se refiere Romero tiene que ver con los contadores de las instalaciones de autoconsumo, otro de esos asuntos (el contador) que a veces da la sensación de que el legislador ha querido complicar al máximo en su Real Decreto de Autoconsumo. Porque el RD 900/2015 que aprobó en octubre el Ejecutivo Rajoy no solo incluye un impuesto al sol que pasará a la historia de la insensatez regulatoria; además, está preñado de dudas técnicas y operativas -¿deliberadamente?- que afectan a muchos otros asuntos. Uno de ellos es el contador, que puede suponer un sobrecoste importante de la instalación.

SUD denuncia y la Direcció General d’Energia, Mines i Seguretat Industrial resuelve
El Caso David-Goliat comienza a principios de noviembre de 2015 en una nave industrial del municipio barcelonés de Artés. Allí, SUD Energies pondrá en marcha una instalación solar fotovoltaica sobre cubierta para autoconsumo de 3,3 kilovatios de potencia. El titular de la nave tiene contratada una potencia de 14,723 kilovatios. SUD solicita el 2 de noviembre punto de conexión a Endesa, que es la distribuidora de la zona. Y Endesa contesta con varias exigencias que SUD considera abusivas. Estas: el contador de generación -dice Endesa- ha de ser trifásico, igual que el de la acometida; ese contador debe estar en el exterior -añade la multinacional-, "igual que el actualmente existente de consumo"; la envolvente del contador de generación -continúa Endesa- debe ser TMF1 normalizada; y, por fin -exige la distribuidora-, el contador debe disponer de telemedida reglamentaria.

Las exigencias de la compañía son consideradas por SUD "injustas y abusivas"
La empresa se dirige por ello a las autoridades competentes (se dirige concretamente a la Direcció General d’Energia, Mines i Seguretat Industrial). Y la DG, siete semanas después -explica Manel Romero, cofundador de SUD-, emite una resolución que le da la razón al instalador (y un buen tirón de orejas a Endesa) y que, según este ingeniero, constituye todo un precedente a escala nacional. La resolución -explica Manel- confirma lo siguiente:

1. Que el instalador puede ubicar el contador dentro de la nave, cumpliendo así con lo establecido por el Ministerio de Ciencia y Tecnología en la ITC-BT-16 (véase página 176). Es decir, que el instalador no tiene por qué atender a las exigencias que arbitrariamente quiera establecer Endesa. "La distribuidora nos obligaba -explica Manel- a instalarlo en el punto frontera, junto al contador existente". Romero concreta: "la resolución de la DG recuerda que esta es una instalación 'en red interior' y, que según el RD de Autoconsumo, el contador debe estar 'en el punto más cercano posible al frontera', no 'en el punto frontera', como pretendía Endesa". La obra que hubiese sido precisa para colocar el contador donde quería Endesa -explica SUD- hubiese costado más de 4.000 euros.

2. La DG de Energía de la Generalitat establece que el contador de generación puede ser monofásico, aunque el de consumo de la nave sea trifásico. La exigencia de Endesa -que ese contador fuese trifásico- no atendería tampoco en este extremo a razones técnicas, según la resolución de la Direcció General d’Energia de la Generalitat, que es muy explícita también en este extremo: el contador puede ser monofásico y punto.

3. La envolvente del contador de generación no tiene por qué ser una TMF, como quería Endesa. La envolvente del contador -explica la resolución de la DG de Energía- cumplirá con lo establecido por la Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-16 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (que es una norma aprobada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología). O sea, que SUD no estará obligada a cumplir con la exigencia que sobre el particular quería imponer Endesa. La distribuidora -denuncia Romero- pretendía que la envolvente fuera una TMF1, "mucho más grande -explica el ingeniero- y costosa".

4. Y, por fin, el contador de generación podrá ser de tipo CERM-1, con telegestión y telemedida ("no entendemos -denuncia Romero- por qué Endesa no aceptaba").

"Precedente muy valioso"
Si se confirma esta resolución (el plazo de presentación de recurso expira el ocho de julio; Endesa no ha recurrido de momento), estaremos ante "un precedente muy valioso -señala Romero-, que debe permitir facilitar y allanar el camino para otras instalaciones". Según este ingeniero catalán, cofundador de la empresa SUD Energies -una de las más activas en el sector del autoconsumo en Cataluña-, ingenierías e instaladoras "a menudo nos desesperamos ante las respuestas y exigencias de las distribuidoras, y acostumbramos a pensar que lo que dicen va a misa, que marcan las reglas del juego. Y no -insiste Manel-, debemos luchar para defender nuestros intereses e imponer el sentido común. No podemos permitir que este RD, ya de por sí injusto y abusivo, sea aún más difícil de implementar solo porque las distribuidoras llevan su inercia". Romero anima al sector a presentar reclamaciones "en todos los casos de abuso de las distribuidoras, y a compartir las resoluciones que se deriven. Mientras no volvamos a tener tiempos mejores en la política de este país -concluye-, es lo que nos queda: luchar para hacer posibles las instalaciones". (La instalación prevé vender sus excedente a red).

SUD Energies explica el caso aquí

Resolución de la Dirección General de Energía, Minas y Seguridad Industrial

Añadir un comentario