fotovoltaica

Cinco años sin impuesto al sol

6
El director de Prospectiva Regulatoria de Iberdrola en 2012, Gonzalo Sáenz de Miera, presentó en la feria de las energías renovables -Genera- de aquel año, una ponencia -Análisis del autoconsumo en el marco del sector eléctrico español- en la que ya apuntaba "la necesidad de una tarifa de respaldo". El Ejecutivo Rajoy tomó entonces buena nota de la propuesta y la incluyó -en forma de impuesto al sol- en su Real Decreto de Autoconsumo (RD 900, de 10 de octubre de 2015). Pues bien, cinco años después de aquella propuesta de Iberdrola y, tras quince meses de RD en vigor, nadie está pagando impuesto al sol alguno. [En la imagen, cubierta fotovoltaica para autoconsumo en una gasolinera de Poio (Pontevedra). Fue ejecutada por la empresa  EDF Solar en 2012, hace casi un lustro; nunca ha pagado impuesto al sol alguno].
Cinco años sin impuesto al sol

El discurso que pronunció el director de Prospectiva Regulatoria de Iberdrola Sáenz de Miera en Genera 2012, hace ya cinco años, proponía un fuerte incremento del término fijo de los costes de acceso, la potencia (véase página 7 de su ponencia) y, asimismo, la creación de la susodicha "tarifa de respaldo" (página 15 de la presentación). La propuesta era gravar con esa "tarifa" el autoconsumo (la que Saenz de Miera denominaba entonces "tarifa de respaldo" es lo que ahora conocemos como impuesto al sol). Pues bien, lo que ha hecho el Ejecutivo Rajoy durante este quinquenio ha sido calcar la propuesta de Iberdola, es decir, incrementar el precio del término fijo de los costes de acceso, la potencia (en algunos tramos hasta en más de un 100%) e incluir en el RD de Autoconsumo el impuesto susodicho.

El quinquenio de la reacción
La política energética del Partido Popular ha sido, durante este quinquenio, profundamente reaccionaria. Y el caso del autoconsumo es paradigmático: la propuesta de Iberdrola primero y su plasmación en forma de RD después no son sino reacción a lo que estaba sucediendo en el mundo. La tecnología solar fotovoltaica estaba reduciendo sus costes de manera extraordinaria y compañías como Iberdrola temían perder parte de su mercado (tanto más autoconsumo, tantos menos kilovatios hora que vender) y necesitaban tiempo para acomodar sus estrategias a los nuevos escenarios que entonces comenzaban a vislumbrarse. Energías Renovables publicaba precisamente en mayo de 2012 una noticia que causaba entonces sensación: El precio de los módulos FV ha caído casi un 75% en 36 meses (la caída desde entonces por cierto ha continuado). El caso es que Iberdrola, ya a principios de 2012, afilaba su ideario anti-autoconsumo, ideario (véase) que pronto permearía al Ejecutivo todo, redactor en RD de un impuesto disuasorio que ha intentado estrangular al sector del autoconsumo durante los últimos cuatro o cinco años.

El Gobierno ha consumido toda una legislatura (desde Genera 2012 hasta el RD de octubre de 2015) dándole vueltas a varios borradores de Real Decreto. En todos ellos aparecía el fantasma del impuesto. Y un sector, el del autoconsumo, que podría haber crecido en la medida en que menguaban sus costes, es decir, mucho, ha sido ralentizado artificialmente. Al final de todas las demoras (al final de la legislatura), el Ejecutivo Rajoy ha aprobado el RD 900 (con su impuesto incorporado), seguramente para mantener vivo el miedo en el sector. ¿Qué ha ocurrido sin embargo? Pues que nadie está cobrando y nadie está pagando ese impuesto fantasma. Y nadie paga (y nadie cobra) porque el Ejecutivo Rajoy no ha tenido valor -ni fuerza- para desarrollar el reglamento que debería concretar las condiciones de pago de ese impuesto.

Del envejecimiento de la amenaza
Así, con el paso del tiempo, la amenaza ha ido perdiendo vigor. Y si ayer eran muchos los que desistían de montar una instalación solar fotovoltaica para autoconsumo por miedo a que el ahorro acabase engullido por el impuesto, ahora cada vez son menos los disuadidos por ese gravamen, una "Tasa PP al Sol" que nadie paga y que nadie cobra. En fin, que el impuesto al sol está perdiendo su carácter disuasorio. Hasta el punto de que, tal y como informábamos el pasado 19 de diciembre, el registro del ministerio ha visto cómo, en apenas 30 días, las instalaciones de autoconsumo solar fotovoltaico (FV) iban sumando... en solo 30 días... hasta un megavatio.

A pesar de ello, el ala Trump de la derecha española -la que sigue atrincherada en el impuesto al sol- refresca periódicamente su mensaje del miedo, ese que vendría a resumirse en una sola frase: lo que usted se va a ahorrar en electricidad (si instala unas placas solares en su tejado y genera unos cuantos kilovatios hora), nosotros se lo vamos a cobrar en impuestos (y si no inscribe su instalación en el registro para no pagar... pues le impondremos multas millonarias). Es lo que se ha venido a denominar terrorismo regulatorio, que en materia de comunicación tuvo su epítome en la Ley Mordaza y que, en materia de autoconsumo, ha adoptado la forma de impuesto al sol.

Acuerdo
Frente al terrorismo regulatorio, la sociedad civil ha ido organizándose y, poco a poco, ha ido generando alianzas (cada vez más heterogéneas y por eso representativas, además). La más importante de las logradas lleva el sello de todos los grupos parlamentarios de la nación y así mismo el aval de hasta 26 organizaciones no gubernamentales (abajo está el listado). Todos esos actores (PSOE, Ciudadanos, Podemos, UGT, Greenpeace, Facua, la Fundación Renovables, etcétera, etcétera) firmaron hace unos meses un Acuerdo de Compromiso para el Desarrollo del Autoconsumo Eléctrico. La firma, además, fue escenificada por los partidos políticos, junto a las 26 organizaciones sociales, a las puertas del Congreso.

El Acuerdo implica, para empezar, la aprobación -"en los primeros cien días de Gobierno"- de un Real Decreto Ley que acabará con el futurible impuesto al sol (impuesto que sigue sin entrar en vigor, impuesto pues fantasma, pero que sigue presentando cierto perfil disuasorio para la parte más desinformada de la sociedad española). El caso es que el Acuerdo apuesta literalmente por el reconocimiento del derecho al autoconsumo "sin ningún tipo de cargo" (o sea, No al Impuesto al Sol). El Acuerdo considera que "la energía autoconsumida instantáneamente o almacenada en baterías y autoconsumida con posterioridad no debe contribuir adicionalmente a sufragar los costes del sistema eléctrico, ya que en ningún momento se hace uso de la red eléctrica".

Quince millones de votos
Los grupos parlamentarios que firmaron ese acuerdo suman 213 diputados (15 millones de votantes), es decir, que son más que suficientes para tumbar el Real Decreto del impuesto al sol y regular el autoconsumo de manera sensata. Además, dos de ellos -Ciudadanos y PSOE- son grupos clave para la gobernabilidad. La batalla sin embargo sigue caliente. Porque Ciudadanos y PSOE están manteniendo de momento el perfil bajo (en materia de autoconsumo), y porque, a la par, el ala más ultra del Partido Popular sigue insistiendo en su discurso del miedo. Las dos últimas andanadas las ha percutido el ministro de Energía, Álvaro Nadal, que ha insistido en varios foros en su apuesta por el impuesto.

El momento más esperpéntico en la guerra del miedo ha llegado con la Orden de Peajes
El Ministerio de Energía entregó el pasado 2 de diciembre a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia la Propuesta de Orden por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2017, un documento en el que, entre otras cosas, el Gobierno concreta de dónde van a salir los ingresos del sistema eléctrico el año que viene. Pues bien, esa Propuesta no solo da por sentado que el impuesto al sol será cobrado en el futuro sino que, además, se lo incrementa, concretamente, a "los subsistemas de Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera". Se da la circunstancia de que Baleares ha sido durante los últimos meses una de las comunidades que más claramente ha apostado por el autoconsumo (Véase).

UNEF denuncia la andanada de Nadal contra Baleares
La patronal del sector, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), lo denunciaba ayer en un duro comunicado: el recargo (recargo sobre un impuesto que nadie paga, o sea, sobre un impuesto fantasma) pasaría, según esa Propuesta del Gobierno, de 19 a 40 euros por megavatio hora y afectaría, según los datos que maneja UNEF, a entre 300 y 400 instalaciones de autoconsumo de todo el archipiélago. En realidad, el problema no es tanto el impuesto -un gravamen que nadie paga y nadie cobra- como la incertidumbre que puede generar en los inversores poco avisados, es decir, en todos aquellos potenciales clientes que se lo están pensando pero que no saben exactamente cómo está la situación.

Las críticas al último aldabonazo del miedo percutido por el Ejecutivo Rajoy no se han limitado en esta ocasión al sector afectado. En este último caso, además, se ha unido al coro de detractores la mismísima Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha emitido un informe sobre la Propuesta ministerial en el que no sale bien parado el incremento del precio del impuesto fantasma que propone Nadal: "cabe señalar -dice la CNMC- el incremento de los cargos transitorios por energía consumida para los subsistemas de Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera de la propuesta de Orden, sin que en la misma ni en la Memoria que le acompaña se justifique el motivo de dicha variación".

En fin, que el ministro del ramo, Álvaro Nadal, ha decidido variarle (al alza) un impuesto inexistente a una comunidad concreta "sin que (...) se justifique el motivo de dicha variación". Curiosamente, el propio Ministerio de Energía, que, como apuntamos más arriba, entregó el pasado 2 de diciembre a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia la Propuesta de Orden de la que estamos hablando, Propuesta por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2017 (y Propuesta que, entre otras cosas, debe concretar de dónde van a salir los ingresos del sistema eléctrico el año que viene)... curiosamente, decimos, el Ministerio no contempla en esa Propuesta ingresos por "cargos al autoconsumo" (véase página 40 del informe de la CNMC).

El impuesto al sol no existe
No existe sino en un papel (Real Decreto, RD, 900/2015) que aprobó el Ejecutivo Rajoy en octubre del año pasado, un RD que, más de un año después de aprobado, sigue sin surtir efecto alguno. Porque el Ejecutivo no ha tenido valor (ni fuerza) para aprobar el reglamento que debe concretar cómo se cobra ese impuesto, de modo que nadie está cobrando, y nadie está pagando, el gravamen susodicho (y eso que hay más de 16 megavatios de autoconsumos solares fotovoltaicos inscritos en el registro oficial del Ministerio de Energía). ¿Cuál es entonces el objetivo del Ministerio cuando propone un recargo sobre un impuesto que no existe; qué pretende cuando señala específicamente a Baleares?

Pues el objetivo, probablemente, no es otro que mantener fresco el discurso del miedo, ese que ya no causa tanto impacto como antaño. Y ya no causa tanto miedo como antaño porque ya ha pasado más de un año desde la aprobación del RD 900, y aquí nadie paga impuesto al sol alguno, así como nadie ha sido sancionado con multas sin proporción y sin sentido. Por eso, probablemente, por su pérdida de fuerza disuasoria, Nadal ha vuelto a agitar su impuesto fantasma (un agitar que ganará algunos titulares, y le hará perder más tiempo aún al sector).

Ahora ya solo queda por saber cómo venderá el Ejecutivo Rajoy la marcha atrás del ala más ultra del PP, que ni Donald Trump se ha atrevido a tanto: ¡un impuesto al sol! El daño percutido a la fotovoltaica por la facción más conservadora del PP ya está hecho, en todo caso, porque un sector que podría estar disparado -porque hay dinero en el mercado, clientes potenciales con ganas de invertir (para ahorrar) y profesionales listos para empezar a trabajar- sigue operando muy por debajo de sus posibilidades; desperezándose sin duda cada vez más, pero aún muy por debajo de sus posibilidades por culpa del ala Trump del segundo Ejecutivo Rajoy.

Entre tanto, y, en todo caso, el autoconsumo sigue paso a paso
Y los números están en el registro de instalaciones de autoconsumo del Ministerio de Energía: más de medio centenar de instalaciones se han inscrito en los últimos 40 días hábiles. Instalaciones de 11,7 kilovatios de potencia, y de 17, 28, 38, 50, 95, 109, 180... La duda ahora solo radica en saber cómo irá modulando su discurso el ministro Nadal, que ha debutado con una beligerancia que antaño podría tener sostén (el Partido Popular gobernaba a lomos de una mayoría más que absoluta), pero que hogaño no parece particularmente apropiada, habida cuenta de la debilidad en la que se encuentra el nuevo Ejecutivo.

Otra incógnita por despejar es saber cuánto tiempo permanecerán callados el PSOE y Ciudadanos
Ambos partidos firmaron un manifiesto preelectoral (el arriba comentado) en el que se comprometían a derogar el impuesto al sol en los primeros cien días del nuevo gobierno (compromiso también compartido por todas las organizaciones que abajo repasamos). Y ciertamente en las manos del PSOE y Ciudadanos está. Es más: Albert Rivera le dijo a Rajoy que votaría sí a su investidura si firmaba previamente otro documento -150 compromisos para mejorar España- que incluye el compromiso de derogar el impuesto. Rajoy firmó, Rivera votó y estamos a la escucha.

De momento, Ciudadanos sigue en Modo Declaración de Buenas Intenciones
Así, y, hace solo unos días, la portavoz de Energía del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Melisa Rodríguez decía rotunda lo que sigue: "no entendemos la cabezonería del Gobierno para poner trabas impidiendo bajar las tarifas de la luz por no eliminar el impuesto al sol facilitando así el autoconsumo (...). Suprimir el impuesto al sol, fomentar el autoconsumo y hablar con las Comunidades Autónomas para trazar una hoja de ruta son las medidas que debemos llevar a cabo para que España pueda liderar la transición energética" (véase nota de prensa de Cs).

Y, ayer, la patronal del sector, la Unión Española Fotovoltaica emitía un comunicado también rotundo: UNEF "reitera la necesidad de reconocer el autoconsumo como un derecho cívico -decía ese comunicado- y lamenta la falta de compromiso del Ejecutivo en la lucha contra el cambio climático. Además de ser una fuente de energía limpia y solidaria con el medio ambiente, la fotovoltaica -concluye UNEF- es rentable en contextos en los que no se ponen barreras a su desarrollo".

UNEF también firmó el pasado mes de febrero, lógicamente, el Acuerdo de Compromiso para el Desarrollo del Autoconsumo Eléctrico, un acuerdo mediante el que todos los grupos parlamentarios (menos el PP, claro) se comprometen a aprobar, "en los primeros cien días de Gobierno", un Real Decreto Ley que acabará con el futurible impuesto al sol (impuesto que sigue sin entrar en vigor, impuesto pues fantasma, pero que sigue presentando cierto perfil disuasorio para la parte más desinformada de la sociedad española). Por cierto, Rajoy fue investido presidente hace ya más de 50 días.

Listado completo de firmantes del manifiesto
Partidos y formaciones políticas
Grupo Socialista, Podemos, Ciudadanos, Esquerra Republicana, Democracia y Libertad, Grupo Parlamentario Vasco, Bildu, Coalición Canaria, Compromís, Izquierda Unida, Nueva Canarias.

Asociaciones de consumidores
Asociación General de Consumidores (Asgeco), Facua-Consumidores en acción, Unión de Cooperativas de Consumidores y Usuarios de Energías Renovables, Organización de Consumidores y Usuarios.

Asociaciones ecologistas
Asociación por el mediambiente y contra el cambio climático (AMA), Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF España.

Asociaciones empresariales de energías renovables
Unión Española Fotovoltaica, Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), ACER (Asociación Canaria de Energías Renovables), Agaen (Clúster Galego do Autoconsumo Enerxético), Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (Avaesen), Asociación empresarial de energías renovables y ahorro energético Región de Murcia (Aremur), Asociación de Empresarios de Fontanería, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Mantenimiento, Electricidad y Afines de Madrid (Asefosam), Eurosolar (Asociación Europea por las Energías Renovables, sección española)

Organizaciones sindicales
Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores.

Organizaciones sociales
AAVV Amigos de Anaga, Emigrados sin Fronteras, Fundación Desarrollo Sostenible, Fundación Renovables, Green Building Council España (GBCe), Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

• Lo primero, una Ley de medidas urgentes de fomento del autoconsumo

Añadir un comentario
Lucero
Tampoco hay impuesto ni puertas al campo y te cobran el impuesto de circulacion
Josevi
A ver si también enseñan a leer en los coles de pago... El impuesto existe y está aprobado por obra y gracia del Partido Popular, les falta desarrollar el Reglamento que dice cómo, quién, cuanto y dónde? se debe pagar el mismo. Este reglamento no se ha desarrollado y aprobado por la negativa de toda la cámara excepto el PP.
Praxedes
Llegué a comprar parte del sistema para abastecer una instalación de 30 metros cuadrados, y lo tengo guardado por miedo......Espero una pronta solución, que la cordura ecológica consiga triunfar ante un comportamiento inmoral y negligente.
Internaute
Ni va a existir, me atrevería a dcir
Gustavo

Efectivamente, el impuesto al sol no existe. Ni ha existido nunca, tal y como deja claro el periodista que firma este reportaje. Este es el tipo de periodismo que debería prosperar en El País, El Mundo y La Sexta, y no la información-basura con la que nos alimentan todos los días. Entre tanto, señor Barrero F, repítalo muchas veces, a ver si se entera de una vez por todas todo el mundo: el impuesto al sol no existe. Gracias por la profesionalidad

Miguel
El impuesto al sol no existe. Si alguien produce energía solar y la consume él mismo, no tiene que pagar ningún impuesto. Que le a la gente le quede bien claro. Ya va siendo hora de que tanto periodistas como todos aquellos que escriben webs dejen de dar este tipo de informaciones falsas que confunden a los lectores. o tal vez su objetivo sea crear esa confusión.